El chocolate con leche, los lácteos y las comidas grasas se vinculan con el acné en los adultos

El chocolate con leche, los lácteos y las comidas grasas se vinculan con el acné en los adultos

JUEVES, 11 de junio de 2020 (HealthDay News) -- ¿Sufre de acné aunque ya hace mucho que pasó por la pubertad? Un nuevo informe quizá haga que evite ciertos alimentos.

El estudio de más de 24,000 adultos franceses encontró que la comida dulce y grasosa, en particular la leche con chocolate, las bebidas endulzadas, los productos lácteos, y los alimentos azucarados o grasosos, parecían aumentar las probabilidades de tener espinillas.

Los nuevos hallazgos "parecen respaldar la hipótesis de que la dieta occidental (que es rica en productos animales y alimentos azucarados) se asocia con la presencia del acné en la adultez", señaló el equipo dirigido por la Dra. Emilie Sbidian, dermatóloga del Hospital Mondor, en París.

Una dermatóloga de EE. UU. que leyó el informe no se sorprendió.

"Este nuevo estudio confirma lo que siempre he creído, que una nutrición adecuada es un componente importante del tratamiento para el acné", comentó la Dra. Michele Green, del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

¿Quién es el culpable probable? El efecto de los alimentos en las hormonas.

"Uno de los motivos de que esta dieta con un 'índice glucémico' alto (rica en azúcar) provoque acné es que cambia la dinámica normal de las hormonas", explicó Green. "Esas dietas ricas en azúcar pueden provocar un aumento en los niveles de insulina, y esto afecta a otras hormonas, lo que conduce al desarrollo del acné".

Además de esto, dijo Green, "también hay estudios en curso que observan a las hormonas que se da a las vacas en el pienso, que también podrían tener un efecto en el desarrollo del acné".

El nuevo estudio se enfocó en el acné adulto, no en personas menores de 18 años. A diferencia de muchos estudios anteriores, este fue particularmente riguroso. Miles de participantes franceses rellenaron unos registros de comida de 24 horas, que fueron validados por investigadores, a lo largo de un periodo de dos semanas. En esos diarios de alimentación, los participantes registraron todos los alimentos y bebidas que consumían, y las cantidades de los mismos.

También registraron cualquier brote de acné.

El resultado fue que, tras ajustar varios factores de confusión, ciertos alimentos (los lácteos, la comida grasosa y azucarada) emergieron como potenciales desencadenantes del acné.

La cantidad era importante. Por ejemplo, consumir un vaso de leche al día aumentó las probabilidades de un brote en un 12 por ciento, y un vaso de una bebida azucarada (por ejemplo, de refresco) las aumentó en un 18 por ciento.

Pero beber cinco vasos de una bebida azucarada o de leche al día aumentó las probabilidades de desarrollar espinillas en más de dos veces o en un 76 por ciento, respectivamente.

Parece que la comida grasosa tampoco favorece a la piel de las personas. Una porción de alimentos grasosos (como papas fritas o hamburguesas) o azucarados (como las rosquillas y las galletas con azúcar) aumentó las probabilidades de un brote en un 54 por ciento, encontró el estudio.

Y "una comida completa de productos grasosos y azucarados" multiplicó las probabilidades por más de ocho, reportó el grupo de Sbidian.

En general, "se encontró que era menos probable que los adultos con un acné actual tuvieran un patrón dietético saludable", concluyó el equipo francés.

¿Qué pasa con el chocolate? El consumo de chocolate con leche pareció vincularse con un riesgo de acné, al aumentar las probabilidades de un brote en un 28 por ciento, encontraron los investigadores. Pero el consumo de chocolate negro con menos grasa en realidad se vinculó con unas probabilidades de acné un 10 por ciento más bajas.

Unos alimentos más saludables (como las verduras, el pescado y más comida de origen vegetal) también se vincularon con reducciones en el acné en los adultos, mostraron los hallazgos.

Para muchas personas, el acné no es solo una molestia cosmética, anotó Green.

"Los pacientes con acné sufren de una autoestima baja y depresión, y muchos luego tienen cicatrices por el acné, que pueden llevar en la cara toda su vida", dijo.

De hecho, "el acné es un problema extremadamente importante y emocional, que con frecuencia se descuida", añadió Green.

"Se deben realizar más estudios, pero es muy importante investigar el rol de la dieta, la nutrición y los compuestos, y sus efectos en los niveles de hormonas en la sangre, el acné, y nuestra salud en general", planteó.

El estudio aparece en la edición en línea del 10 de junio de la revista JAMA Dermatology.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre el acné.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión