El CBD está muy de moda, pero se necesitan más datos científicos sobre su seguridad y efectividad

El CBD está muy de moda, pero se necesitan más datos científicos sobre su seguridad y efectividad

JUEVES, 22 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Donde quiera que mire, hay productos de CBD en venta, y quizá tengan el potencial de tratar el dolor crónico, la adicción a los opioides y otras afecciones.

Pero una nueva revisión señala que se necesitan más ensayos clínicos en humanos sobre la seguridad y la efectividad de los productos de cannabidiol (CBD).

"Hay muchos hallazgos interesantes en estudios preclínicos que sugieren que el CBD y el aceite de cáñamo tienen efectos antiinflamatorios, y que podrían ser útiles para mejorar el sueño y la ansiedad", comentó el Dr. Brent Bauer, director de investigación en el Programa de Medicina Integradora de la Clínica Mayo.

"Pero los ensayos en humanos todavía son limitados, así que es demasiado pronto para ser definitivos sobre la eficacia y la seguridad", añadió en un comunicado de prensa de la Clínica Mayo.

Hay un creciente número de informes de lesión hepática en pacientes que han usado productos de CBD, anotó Bauer.

"La selección cuidadosa de los productos de atención de la salud es esencial, y aunque esos productos no cuenten con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) [de EE. UU.] para su uso terapéutico, los pacientes siguen pidiéndolos y usándolos", advirtió. "Los médicos deben informarse mejor sobre esos productos, y es importante que los ensayos en humanos examinen los temas de eficacia y seguridad".

Como muchos estadounidenses están adoptando los productos de CBD, los médicos deben aprender todo lo posible sobre ellos, sugirió Bauer.

"Animamos a los médicos a no pasar por alto el interés de los pacientes en esos productos, y a mantener tanto una curiosidad clínica como un escepticismo sano sobre las afirmaciones que se realizan", planteó.

"La gestión del dolor crónico sigue siendo difícil para los pacientes y los médicos, y estas terapias son un área promisoria que amerita más investigación. En los pacientes que se enfrentan al dolor crónico, que los médicos los escuchen y aborden sus preguntas de forma compasiva, pero con un método basado en las evidencias, puede ayudar a que tomen decisiones informadas", aseguró Bauer.

La revisión encontró que la regulación limitada de los productos de CBD es una preocupación para los proveedores de atención de la salud.

Según la coautora del estudio, la Dra. Karen Mauck, internista en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, "aparte del Epidiolex (una forma purificada de CBD de origen vegetal que se aprobó en 2018 para el tratamiento de unas formas graves de epilepsia), ninguna otra forma de CBD está aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos, sino que se venden en una variedad de formulaciones, incluyendo aceites orales o tópicos, cremas, aerosoles y tabletas".

Esas formulaciones "contienen cantidades variables de CBD, podrían contener otros componentes activos, y quizá tengan imprecisiones en las etiquetas. Antes de usar aceites de CBD o de cáñamo, es importante consultar al médico sobre el potencial de efectos secundarios e interacciones con otros medicamentos", aconsejó Mauck en el comunicado de prensa.

La revisión se publicó en la edición de septiembre de la revista Mayo Clinic Proceedings.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre el cannabidiol.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión