El cáncer de un niño no aumenta el riesgo de divorcio de sus padres, ni frena los planes de tener más hijos, según un estudio

El cáncer de un niño no aumenta el riesgo de divorcio de sus padres, ni frena los planes de tener más hijos, según un estudio

LUNES, 25 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Tener un hijo con cáncer no parece afectar al riesgo de los padres de separarse ni a sus planes de tener más hijos.

Esa es la conclusión de un estudio danés que comparó a más de 12,400 padres de niños diagnosticados con cáncer entre 1982 y 2014 con casi 70,000 padres cuyos hijos no tuvieron cáncer.

Se dio un seguimiento a los padres durante hasta 10 años tras el diagnóstico de cáncer de su hijo, o hasta su separación, divorcio, muerte, emigración o el final de 2017, lo que ocurriera primero.

En general, los padres de niños con cáncer tuvieron un riesgo un 4 por ciento más bajo de separación y un riesgo un 8 por ciento más bajo de divorcio que los demás padres, encontró el estudio.

Entre los padres que tenían un hijo con cáncer, los que eran más jóvenes, tenían un nivel educativo más bajo o estaban desempleados eran más propensos a separarse o divorciarse. El riesgo también fue más elevado en las parejas cuyo hijo fue diagnosticado a una edad más temprana.

Los investigadores también encontraron que el diagnóstico de cáncer de un niño no afectó a la planificación familiar de los padres, según el estudio, que se publicó en la edición en línea del 25 de mayo de la revista Cancer.

El cáncer infantil puede provocar miedo e incertidumbre en los padres, que también tienen que afrontar los múltiples desafíos de proveer cuidados, del trabajo y de otros aspectos de la vida diaria, anotaron los investigadores.

Los proveedores de atención de la salud deben ofrecer a los padres estos hallazgos tranquilizadores, junto con el respaldo, si es necesario, para mejorar la vida familiar a largo plazo, planteó el autor del estudio, Luzius Mader, investigador postdoctoral del Centro de Investigación de la Sociedad Oncológica Danesa, en Copenhague.

"Actualmente, los servicios de respaldo para las familias se limitan en gran parte al tratamiento del niño como paciente interno, lo que incluye el respaldo del personal del hospital, como los trabajadores sociales o los psicooncólogos, además de las organizaciones comunitarias", señaló en un comunicado de prensa de la revista. "Pero, si bien hay unos servicios de respaldo más generales ampliamente disponibles, como la consejería matrimonial, con frecuencia faltan servicios de respaldo familiar específicos para el cáncer tras el tratamiento del niño".

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece una guía para los padres de niños que tienen cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión