El calor asa al país, y los expertos ofrecen consejos para mantenerse seguro

El calor asa al país, y los expertos ofrecen consejos para mantenerse seguro

JUEVES, 18 de julio de 2019 (HealthDay News) -- Hace mucho calor.

En dos tercios de Estados Unidos, más de 115 millones de estadounidenses viven en un lugar donde ya está en vigor algún nivel de alerta por calor, y 290 millones experimentarán temperaturas de más de 90 ºF (32 ºC) en algún momento de la próxima semana, reportó el miércoles USA Today.

A medida que una cúpula de alta presión se asienta sobre gran parte de los estados del este y del Atlántico medio, los índices de calor (la sensación real de la temperatura) en muchos lugares superará a los 100 ºF (38 ºC) y se acercará a los 110 ºF (43 ºC) o más, según el Servicio Nacional de Meteorología de EE. UU.

¿Qué se puede hacer cuando las temperaturas suben tanto que las enfermedades relacionadas con el calor comienzan a cobrarse un precio? Un experto ofrece algunos consejos sabios.

"Los deportistas de fin de semana que hacen ejercicio en el calor deben recordarse de adelantarse a sus fluidos. En estos extremos de calor, adelantarse a la sed es vital, no beber solo cuando se tenga sed", señaló el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Hacer descansos es esencial cuando se hace un ejercicio intenso en el calor durante más de una hora. Esto incluye descansar, encontrar la sombra para protegerse del sol, y beber agua mezclada con azúcar y electrolitos. Unos pretzeles salados, la fruta y los frutos secos siempre son buenas opciones si no tiene acceso a una bebida con azúcar y electrolitos", anotó Glatter.

Si hace ejercicio en el calor, intente hacerlo temprano en la mañana cuando la humedad y el calor por la luz solar directa no han subido.

Durante las olas de calor, las personas mayores tienen un riesgo significativamente más alto de un golpe de calor debido a su capacidad reducida de sudar, y por tanto de enfriar sus cuerpos. También quizá estén tomando medicamentos para tratar la presión arterial, lo que puede reducir su capacidad de sudar, apuntó Glatter.

El golpe de calor es una emergencia médica que requiere de un tratamiento inmediato. En esos casos, llame al 911.

Los medicamentos como el acetaminofén (Tylenol) y el ibuprofeno (Motrin) no reducen las temperaturas corporales centrales altas, y podrían incluso resultar dañinos. Los pacientes necesitan enfriarse rápidamente para reducir las temperaturas centrales altas.

Junto con los antihipertensivos, los antihistamínicos, los ansiolíticos y los antidepresivos también podrían aumentar el riesgo de golpe de calor, al reducir la capacidad de una persona de sudar, anotó Glatter.

"La hipertensión, la enfermedad de la arteria coronaria y la enfermedad renal, comunes en la población de adultos mayores, elevan el riesgo de desarrollar un golpe de calor, debido a la reducción en la reserva cardiaca y en la plasticidad de los vasos sanguíneos. Son factores de riesgo importantes del golpe de calor", explicó.

Durante las olas de calor, vigile a las personas mayores para ver cómo se sienten. Asegúrese de que tengan acceso al aire acondicionado, bastantes líquidos frescos, y cree un plan de respuesta al calor para ayudar a reducir su riesgo de golpe de calor, aconsejó Glatter.

Los niños también tienen un riesgo más alto de golpe de calor, porque no pueden regular su temperatura corporal igual de bien que los adultos, y tal vez no beban suficiente cuando hace calor.

Todo el mundo debe beber bastantes líquidos frescos cuando hace calor. El agua es la mejor opción, pero se recomiendan bebidas deportivas bajas en azúcar si trabaja en el calor o hace ejercicio durante más de una hora. No beba alcohol ni bebidas azucaradas, como los refrescos, cuando hace calor porque pueden provocar deshidratación debido a una pérdida excesiva de agua, advirtió Glatter.

"Nunca deje a un niño o a una persona mayor en un coche aparcado bajo el sol ardiente. En temperaturas de incluso apenas 70 ºF (21 ºC) en el exterior, el interior del coche puede llegar a los 90 a 100 ºF (de 32 a 38 ºC) en tan solo de 20 a 30 minutos. Cuando afuera hace 90 ºF (32 ºC), el interior puede calentarse a hasta 110 a 120 ºF (de 43 a 49 ºC) en 30 minutos, y puede resultar letal en ese corto tiempo", añadió Glatter.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el calor extremo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión