El aumento en los conteos de casos de COVID presiona a los hospitales

El aumento en los conteos de casos de COVID presiona a los hospitales
| Foto: HEALTHDAY

Mientras Estados Unidos fue testigo de unos conteos diarios de casos de coronavirus que han roto los récords durante el fin de semana, los expertos de salud pública advirtieron que los hospitales podrían pronto llegar a su límite.

Más de 41,000 pacientes con COVID-19 están hospitalizados por todo el país, un aumento del 40 por ciento respecto al mes pasado, reportó el The New York Times.

Pero al contrario que en los primeros días de la pandemia, más de esos pacientes están siendo atendidos en partes poco pobladas del país, donde la infraestructura médica no es tan fuerte como en las áreas metropolitanas, observó el Times.

La semana pasada, en Utah, los administradores de los hospitales advirtieron al gobernador Gary Herbert que pronto tendrían que racionar el acceso a las unidades de cuidados intensivos, y solicitaron la aprobación estatal de unos criterios para decidir cuáles pacientes deben recibir prioridad, según el The Salt Lake Tribune.

"Le dijimos que parece que tendremos que solicitar que se activen si esta tendencia continúa, y no vemos motivos de que no sea así", declaró al Tribune Greg Bell, presidente de la Asociación de Hospitales de Utah (Utah Hospital Association), reportó el Times.

En Kansas City, los centros médicos no permitían la entrada a las ambulancias, porque no tenían espacio para más pacientes. En Idaho, un hospital con una ocupación del 99 por ciento advirtió que quizá tenga que enviar a los pacientes con coronavirus a hospitales tan lejos como Seattle y Portland, Oregón, según el Times.

Los hospitales en las partes muy afectadas del país están recurriendo a una práctica que se utiliza comúnmente durante la pandemia a medida que los recursos médicos se agotan: limitar otros servicios médicos, señaló el periódico.

En Tennessee, en Centro Médico Regional de Maury suspendió el sábado todos los procedimientos electivos que requerían una estadía de una noche para crear espacio para los pacientes con COVID-19. En Texas, el gobernador Greg Abbot pidió al gobierno federal que autorizara el uso del hospital militar de Fort Bliss, en las afueras de Palo Alto, para tratar a pacientes civiles sin coronavirus, reportó el Times. En lugares como Milwaukee y Salt Lake City, ya se están abriendo hospitales de campaña.

Es probable que las cosas empeoren: el repunte más reciente de infecciones con el coronavirus ha llevado al promedio de nuevos casos diarios en siete días a alturas que no se han visto desde el inicio de la pandemia, advirtió CNN.

El promedio de casos nuevos en siete días alcanzó los 68,767 el domingo, superando al máximo anterior de 67,293 que se reportó el 22 de julio. El viernes y el sábado se rompieron récords, ya que cada día se añadieron más de 83,000 casos nuevos, reportó CNN.

El remdesivir recibe la aprobación plena de la FDA para tratar a la COVID-19

La semana pasada, el antiviral remdesivir recibió la aprobación plena de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. La aprobación ocurrió después de que la agencia le otorgara la autorización de uso de emergencia la primavera pasada. Se administra por vía intravenosa a pacientes hospitalizados.

Gilead Sciences Inc., con sede en California, vende el medicamento con la marca Veklury. Redujo el tiempo de recuperación de la COVID-19 en cinco días, de 15 a 10 días, en promedio, en un estudio de gran tamaño dirigido por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., anunció la FDA en una declaración.

"Los datos de ensayos clínicos múltiples que la agencia ha evaluado de forma rigurosa respaldan a la aprobación de hoy, que representa un importante hito científico en la pandemia de la COVID-19", declaró en un comunicado de prensa de la FDA el comisionado de la agencia, el Dr. Stephen Hahn.

El Veklury está aprobado para las personas de a partir de 12 años que pesen al menos 88 libras (40 kilos) y que estén hospitalizadas por una infección con la COVID-19. La FDA seguirá permitiendo el uso del medicamento en pacientes menores de 12 años en ciertos casos, bajo su autorización de emergencia anterior.

El medicamento funciona al bloquear la capacidad de replicación del virus. Se requieren pruebas de la función renal y hepática antes de administrar el remdesivir a los pacientes, y la etiqueta advierte que no se debe usar junto con la hidroxicloroquina, un antimalárico, porque puede reducir su efectividad, reportó Associated Press.

"Ahora tenemos suficiente conocimiento, y un conjunto creciente de herramientas, para ayudar a combatir a la COVID-19", aseguró en una declaración el director médico de Gilead, el Dr. Merdad Parsey.

El remdesivir ha sido aprobado o tiene una autorización temporal en unos 50 países, anotó Parsey.

Su precio ha sido controversial, ya que un tratamiento cuesta entre 2,000 y 3,000 dólares, dado que ningún estudio ha encontrado todavía que mejore la supervivencia, según AP. La semana pasada, un estudio de gran tamaño dirigido por la Organización Mundial de la Salud encontró que el fármaco no ayudaba a los pacientes hospitalizados con la COVID-19, pero ese estudio no incluyó a un grupo con placebo, y fue menos riguroso que estudios anteriores que encontraron un beneficio, reportó AP.

Hasta ahora, solo se ha mostrado que los esteroides, como la dexametasona, reducen el riesgo de fallecer por la COVID-19, reportó AP. La FDA también otorgó la autorización de emergencia al uso del plasma sanguíneo de los sobrevivientes, y dos compañías están buscando la autorización de emergencia para unos medicamentos de anticuerpos experimentales.

La COVID-19 continúa propagándose por todo el mundo

El lunes, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. había superado los 8.7 millones, mientras que el número de muertes superó a las 225,000, según los cálculos del Times.

Según el mismo cálculo, hasta el lunes, los cinco primeros estados en cuanto al número de casos de coronavirus eran: Texas, con casi de 910,000; California, con poco más de 909,000; Florida, con más de 778,600; Nueva York, con más de 500,000; e Illinois, con más de 380,000.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

Varios países europeos están experimentando aumentos en los casos, mientras se enfrentan a otra ola de infecciones con el coronavirus y las camas de los hospitales comienzan a llenarse, reportó el Washington Post.

En Inglaterra, el Primer Ministro Boris Johnson instituyó un confinamiento en tres niveles, en un esfuerzo por ralentizar un sorprendente aumento en los casos de coronavirus en todo el país. En las últimas semanas, los nuevos casos de coronavirus se han cuadruplicado, y ahora hay más pacientes hospitalizados con COVID-19 que antes de que el gobierno impusiera el confinamiento en marzo, según el Post.

Dirigiéndose a la nación hace poco, Johnson advirtió a los británicos que el aumento en los casos del país era como "las señales de advertencia... que se encienden en el panel de un avión de pasajeros".

Las cosas no van mejor en India, donde el número de casos de coronavirus superó los 7.9 millones, mostró el conteo de la Hopkins.

Más de 119,000 pacientes con coronavirus han fallecido en India, según el conteo de la Hopkins, pero cuando esto se mide como una proporción de la población, el país ha tenido muchas menos muertes que muchos otros. Los médicos dicen que esto es un reflejo de la población más joven y delgada de India.

Aun así, el sistema de salud pública del país está extremadamente saturado, y algunos pacientes enfermos no pueden encontrar camas de hospital, anunció el Times. Solo Estados Unidos tiene más casos de coronavirus.

Por otra parte, el lunes Brasil había superado los 5.3 millones de casos y las 157,000 muertes, mostró el conteo de la Hopkins.

Los casos también se disparan en Rusia: el conteo de casos de coronavirus del país superó los 1.5 millones. Hasta el lunes, el número de muertes reportado en Rusia era de más de 26,000, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas había superado los 43.1 millones el lunes, con más de 1.1 millones de muertes, según el conteo de la Hopkins.

Comparte tu opinión