El asma quizá no aumente las probabilidades de una COVID-19 grave

El asma quizá no aumente las probabilidades de una COVID-19 grave

Una nueva investigación podría hacer que las personas con asma respiren aliviadas: los médicos encontraron que la enfermedad de las vías respiratorias no aumenta el riesgo de ser hospitalizado debido a la COVID-19.

Los investigadores también anotaron que las personas con asma no eran más propensas que las personas sin la afección a necesitar un ventilador que las ayudara a respirar.

"Muchas personas con asma piensan que tienen una predisposición a una COVID grave, y se preocupan mucho respecto a salir de casa. Deberían tomar precauciones como usar sus máscaras, pero tal vez no tengan que preocuparse tanto", señaló el autor del estudio, el Dr. Fernando Holguín, director del Programa Clínico y de Investigación del Asma del Campus Médico de Anschutz de la Universidad de Colorado, en Aurora.

Holguín dijo que la proporción de pacientes hospitalizados por la COVID-19 con asma era de alrededor de un 6 por ciento.

"En la mayoría de los lugares, hay una prevalencia de asma que es igual o más baja que la prevalencia del asma en la población general. Para comparar, con la influenza [la gripe], en general vemos que alrededor de una cuarta parte de las personas hospitalizadas tienen asma", apuntó.

Cuando comenzó la pandemia, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. sugirieron que las personas con asma tenía un riesgo más alto de hospitalización y otros resultados graves. Las personas con asma sí tienen un riesgo significativamente más alto de complicaciones por la gripe, otra infección viral.

En el nuevo estudio, los investigadores revisaron 15 estudios sobre las infecciones con la COVID-19 para ver cuántas personas hospitalizadas tenían asma. También observaron a más de 400 pacientes tratados por la COVID-19 en el Hospital de la Universidad de Colorado, para ver si las tasas de uso de ventiladores eran distintas en las personas con asma.

"El mensaje de nuestro estudio no es despreocuparse de la COVID, sino que a los individuos con asma no les va peor que a las personas que no sufren de la afección", enfatizó Holguín.

Otras investigaciones apuntan a la misma conclusión. Un estudio que se publicó en junio en la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology, en que participaron más de 1,500 personas (220 con asma) que tuvieron COVID-19, encontró que las personas con asma no tenían más probabilidades de ser hospitalizadas. Tampoco tenían un riesgo más alto de fallecer.

Holguín dijo que los investigadores tienen una teoría sobre por qué las infecciones con la COVID-19 no parecen conducir a unos peores resultados en las personas con asma.

"El asma alérgico se asocia con unos números más bajos de receptores ECA2. Estos son los receptores que el virus usa para vincularse a las células", dijo. Esto significa que las personas con asma alérgica podrían tener menos áreas a las que el virus se vincula. Holguín añadió que las personas que usan corticosteroides inhalados (un tratamiento contra el asma) también tenían menos receptores ECA2.

Los nuevos hallazgos aparecen en la edición del 31 de agosto de la revista Annals of the American Thoracic Society.

El Dr. Charles Fishman, pulmonólogo del Grupo Médico de Westchester de NewYork-Presbyterian, en la ciudad de Nueva York, comentó que "los hallazgos de este estudio son coherentes con lo que hemos visto en la clínica. La preocupación original era que como las personas con asma son hospitalizadas de forma desproporcionada con la gripe, también podrían tener unos peores resultados con el coronavirus. Pero no parece ser así con el coronavirus".

Fishman dijo que es probable que sea demasiado pronto para saber por qué a las personas con asma les va mejor de lo previsto.

"Todavía se desconocen demasiadas cosas. Para sacar conclusiones, es importante que de verdad utilicemos una buena ciencia", añadió.

Mientras tanto, como Holguín, aconsejó que "las personas con asma deben tener la misma precaución que las personas sin asma. No deben estar más preocupadas, pero deben tener un respeto saludable de lo que el virus puede hacer. Hasta que haya una vacuna disponible y la población esté protegida del todo, siga haciendo las cosas que lo protegen del virus [como usar una máscara, lavarse las manos con frecuencia y mantener una distancia segura de los demás]".

Comparte tu opinión