El aroma de la amistad: unos olores corporales similares podrían acercar a las personas

VIERNES, 24 de junio de 2022 (HealthDay News) -- Es probable que usted y sus mejores amigos deban agradecer a sus narices por ayudarlos a juntarse, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que las parejas de amigos que simplemente se habían "caído caen bien" desde que se conocieron tendían a tener un olor más parecido, en comparación con las parejas aleatorias de desconocidos. Además, una nariz electrónica de alta tecnología pudo predecir, basándose en el olor corporal, cuáles desconocidos se llevarían bien en su primera interacción.

El aroma de la amistad: unos olores corporales similares podrían acercar a las personas

El estudio fue pequeño, con 20 parejas de amigos que se "caían bien", pero los expertos dijeron que apunta a un simple hecho: olisquear no solo es algo que hacen los perros, y los humanos lo usan de forma inconsciente en la interacción social.

Esto no quiere decir que las personas elijan a su mejor amigo para toda la vida según su aroma.

"Pero sí sugiere que el olfato ayuda a formar una amistad", señaló Valentina Parma, una investigadora del Centro de Sentidos Químicos Monell en Filadelfia, que revisó los hallazgos.

El olfato es el término técnico del sentido que nos permite percibir los olores. Y en relación con los demás sentidos, apuntó Parma, "no tendemos a pensar mucho sobre nuestras narices".

Después de todo, anotó, las personas chequean su vista y su oído con regularidad. "¿Pero un médico ha revisado alguna vez su sentido del olfato?", preguntó Parma.

Sin embargo, está claro que el olfato es más importante para la vinculación entre los humanos de lo que las personas en general reconocen. Los recién nacidos son un importante ejemplo, dijo Parma. Aunque su vista no es muy aguda, su sentido del olfato sí lo es. Y prefieren el olor de su madre, y de su leche materna, que el de todas las demás.

También hay evidencias de que la atracción romántica tiene un componente aromático, y no se trata solo de si le gusta la colonia que su pareja ha elegido, apuntó Parma.

Formar una amistad humana es mucho más complejo que olisquear a alguien. Las personas tienen un lenguaje y captan pistas visuales de las expresiones faciales y el lenguaje corporal. También les importan cosas como la personalidad, los valores y las creencias, y las opiniones sobre las películas y la música.

Pero esto no significa que debamos restarle importancia al olfato en la amistad, según Parma: es probable que todos hayamos conocido a alguien con quien tuvimos una "química" instantánea, y la nariz podría haber tenido un rol en este hecho.

En el estudio, que se publicó en la edición del 24 de junio de la revista Science Advances, participaron 20 parejas de amigos, reclutados a través de las redes sociales, en que ambos concurrieron en que se habían caído bien al conocerse. Cada participante proveyó una muestra de olor al usar una camiseta provista por el estudio durante dos noches consecutivas, tras usar un jabón aprobado por el estudio y ningún otro producto en sus cuerpos.

Los investigadores utilizaron una "nariz" electrónica para analizar los olores de las camisetas. En general, encontraron, el olor de cada participante fue más similar al de su amigo que al de los demás participantes del estudio.

En un experimento distinto participaron 17 desconocidos. En esta ocasión, la nariz electrónico pudo predecir, con una precisión del 71 por ciento, cuáles personas se caerían bien de inmediato durante un juego no verbal: es decir, los que tenían unos olores más parecidos eran más propensos a caerse bien.

¿Por qué los humanos sienten una conexión amistosa basada en el olor?

El olor corporal se correlaciona con la conformación genética, y en particular con la función inmunitaria, señaló la investigadora principal, Inbal Ravreby, candidata doctoral del Instituto de Ciencias Weizmann, en Israel.

Comentó que su hipótesis es que "oler a los demás nos permite comparar su olor corporal con nuestro propio olor corporal, y con esto quizá tengamos una indicación del grado de similitud genética entre nosotros".

Ravreby especuló que es posible que tener amigos genéticamente similares represente una ventaja evolutiva, en que "al ayudar a los amigos, ayudáramos a propagar nuestros propios genes". Pero añadió que "sin duda hay explicaciones alternativas que son posibles".

Es difícil decir qué tanto valor las personas dan a su nariz al formar una amistad, según Ravreby. Pero observó que "sí pienso que la similitud en el olor corporal podría tener un rol importante en nuestra tendencia a acercarnos o a evitar a alguien, y en nuestra tendencia a caernos bien".

Los hallazgos podrían tener implicaciones más allá de comprender la conducta humana, afirmaron los investigadores. Una pregunta es si unas terapias basadas en el olor podrían ayudar a aliviar las disfunciones sociales observadas en el trastorno del espectro autista, por ejemplo.

Parma se mostró de acuerdo en que esa es una posibilidad. En su propia investigación, encontró que cuando los niños con autismo fueron expuestos al aroma de sus madres, fueron más capaces de imitar las acciones de los demás, una capacidad social que con frecuencia es deficiente en el autismo.

"Sí pienso que el olfato no se usa tanto en la clínica como se debería", apuntó Parma.

La pandemia ha puesto un foco en el olfato, porque muchas personas con COVID pierden su sentido del olfato, al menos temporalmente. Gran parte de la investigación sobre la atención, añadió Parma, se ha enfocado en encontrar tratamientos para la pérdida prolongada del olfato, que en la actualidad carece de opciones.

Más información

La Dana Foundation ofrece más información sobre el sentido del olfato.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Inbal Ravreby, doctoral student, Department of Neurobiology, Weizmann Institute of Science, Rehovot, Israel; Valentina Parma, PhD, assistant director, Monell Chemical Senses Center, Philadelphia; Science Advances, June 24, 2022, online

Comparte tu opinión