El ardiente pavimento manda a algunas personas a emergencias con quemaduras

El ardiente pavimento manda a algunas personas a emergencias con quemaduras

VIERNES, 2 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Asegúrese de que la goma, y no su piel, tenga contacto con la calle. Cuando la piel toca el pavimento abrasado por el sol, la piel se puede quemar rápidamente.

En las regiones calientes, como el Sudoeste de Estados Unidos, apenas 2 segundos de contacto sin protección entre el asfalto y la piel es lo único que se necesita para una quemadura grave, advierten los expertos.

"Nuestra investigación muestra que, en nuestra ciudad, el riesgo comienza cuando las temperaturas ambientales alcanzan los 95 ºF (35 ºC), y aumenta a partir de ahí", comentó el Dr. Paul Chestovich, cirujano de quemaduras en Las Vegas y coautor de un nuevo estudio sobre las quemaduras en el pavimento.

Indicó que los niños tienen el mayor riesgo, así como cualquiera que pudiera caerse o colapsar en exteriores. Esto incluye a los adultos mayores, las personas sin techo, las personas borrachas o drogadas, y cualquiera que sufra un accidente cerebrovascular o convulsión. Los diabéticos también pueden tener problemas, porque muchos sufren de una afección neuropática que interfiere con la sensación de calor en las plantas de los pies.

Todas esas situaciones han aparecido en el Centro de Atención de Quemaduras Lions de la UMC, en Las Vegas, donde Chestovich es médico de emergencias. Chestovich también es profesor asistente de la Universidad de Nevada, en Las Vegas.

En la edición de julio y agosto de la revista Journal of Burn Care & Research, Chestovich y sus colaboradores reportaron que el centro de quemaduras trató a 173 quemaduras relacionadas con el pavimento entre 2013 y 2017. Alrededor de un 14 por ciento implicaron lesiones adicionales, a veces por un accidente de coche. Las demás fueron quemaduras independientes por el pavimento.

Más de un 88 por ciento ocurrieron después de que el termómetro llegara a los 95 ºF, mostraron los hallazgos. Pero el riesgo realmente se disparó una vez las temperaturas superaron los 105 ºF (40.6 ºC).

Esto se debe a que el pavimento absorbe el calor, de forma que un día de 110 ºF (43 ºC) puede resultar en un pavimento de 150 ºF (65.6 ºC).

Como 158 ºF (70 ºC) son suficientes para freír huevos, el mensaje del estudio está claro: las quemaduras con el pavimento no son como las quemaduras comunes de verano.

"Una quemadura de primer grado, comúnmente llamada quemadura de sol, solo lesiona a la capa superior de la piel, o epitelio", indicó Chestovich. Aunque dolorosas, esas quemaduras menores se pueden tratar con analgésicos de venta libre.

Al contrario, una quemadura de segundo grado provoca ampollas en la base más profunda de la piel. Pueden requerir antibióticos tópicos, o incluso cirugía para extirpar el tejido muerto o un injerto para cubrir la piel dañada con tejido sano.

"Una quemadura de tercer grado daña la piel por completo", señaló Chestovich. Las quemaduras de ese tipo requieren cirugías múltiples y dejan cicatrices duraderas.

Las quemaduras por el pavimento de cuarto grado (que alcanzan a los músculos, el tejido profundo y al hueso) son raras, pero no inauditas.

"Hemos visto al pavimento provocar quemaduras de cuarto grado en los casos en que hubo un contacto extendido, usualmente una persona que estuvo desmayada y tumbada en el pavimento durante un periodo largo", apuntó Chestovich.

Parece que las quemaduras por el pavimento podrían estar haciéndose más comunes. El Centro de Atención de las Quemaduras Lions ha observado un aumento en los últimos años, pero el motivo no está claro. Podría deberse a las temperaturas, que están aumentando de forma gradual, pero también podría deberse simplemente al aumento en la población, dijo Chestovich.

Si sufre una quemadura por el pavimento, Chestovich desaconsejó el autotratamiento con agua fría o hielo, que podría empeorar las cosas. Sugirió envolver la piel afectada con una venda limpia, y buscar atención de inmediato en un hospital o centro de quemaduras calificado.

Por suerte, "usualmente la mayoría de los pacientes se pueden recuperar, y se recuperan", aseguró el Dr. Nicholas Vásquez, vocero de la oficina de Arizona del Colegio Americano de Médicos de Emergencias (American College of Emergency Physicians). "Pero depende del tamaño y la gravedad de la quemadura. Mientras más grande y grave, más larga es la recuperación".

La mejor estrategia es la prevención, planteó Vásquez, médico de emergencias en el Centro Médico Regional de Chandler, en Arizona. Vásquez no participó en el estudio.

"Las quemaduras por el pavimento en realidad son parte de un problema de más envergadura: la mayoría de las personas están mal adaptadas para afrontar el calor", anotó. "Todas nuestras medidas de adaptación se relacionan con el frío: ponerse ropa, encontrar refugios, porque en términos evolutivos, el frío ha sido nuestra mayor amenaza. Pero las emergencias relacionadas con el calor son un asunto serio".

Sea práctico. "Cuando fuera haga calor, manténgase agresivamente hidratado y lejos de la luz solar directa", añadió Vásquez. "Expóngase solo cuando sea necesario".

Más información

El Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales de EE. UU. ofrece más información sobre las quemaduras.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión