El alcohol sigue siendo un peligro en demasiados embarazos estadounidenses, según un estudio

JUEVES, 1 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Más de la mitad de los bebés estadounidenses se exponen a al menos algo de alcohol antes de nacer, y en 8 de cada 10, esto sucede antes de que sus madres se den cuenta de que están embarazadas, según un estudio de la Universidad de Yale.

Como el consumo de alcohol podría dañar al feto en desarrollo, los investigadores afirmaron que sus hallazgos subrayan la necesidad de fomentar la abstinencia en las mujeres que están embarazadas o que intentan quedar embarazadas, además de la prevención de los embarazos accidentales.

El alcohol sigue siendo un peligro en demasiados embarazos estadounidenses, según un estudio

"Averiguar que más de la mitad de los embarazos que resultan en un nacimiento vivo se exponen al alcohol fue una gran sorpresa, así que intentamos comprender [qué] contribuye a esto", apuntó Reza Yaesoubi, profesor asistente del Departamento de Políticas y Gestión de la Salud de la Facultad de Salud Pública de la Yale.

"Cuando pensamos en los embarazos expuestos al alcohol, gran parte del foco es en las mujeres que saben que están embarazadas pero que quizá sigan bebiendo", comentó en un comunicado de prensa de la universidad. "Pero lo que encontramos en este estudio es que, entre los embarazos que se exponen al alcohol, de hecho, más de la mitad se exponen mientras el embarazo todavía no se ha reconocido".

Alrededor de un 1 a un 5 por ciento de la población de EE. UU. es afectada por los trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF), que puede provocar discapacidades físicas, conductuales e intelectuales de por vida. Aunque no todo embarazo que se expone al alcohol resulta en un niño con TEAF, no hay un umbral de exposición fetal al alcohol que la ciencia haya probado que sea seguro, advirtieron los investigadores.

El estudio sugiere que las organizaciones de salud pública no solo continúen promoviendo la abstinencia entre las mujeres que están embarazadas o deseen estarlo, sino que también aumenten los esfuerzos por prevenir los embarazos accidentales.

Enfocarse solo en la abstinencia entre las que saben que están embarazadas podría como máximo resultar en una reducción del 42 por ciento en los embarazos expuestos al alcohol, en comparación con una reducción del 80 por ciento cuando el foco son los embarazos accidentales, según el estudio.

Los hallazgos se basan en un modelo computarizado.

Yaesoubi y su equipo encontraron que un 54 por ciento de los embarazos que resultan en un nacimiento vivo se exponen a al menos una bebida alcohólica a lo largo de los nueve meses. Durante el periodo de gestación, alrededor de un 12 por ciento se exponen a cinco o más bebidas en una semana, y un 3 por ciento se exponen a nueve o más bebidas en una semana.

Los investigadores estimaron que un 80 por ciento de los embarazos expuestos al alcohol sin saberlo fueron accidentales, debido a una falla de un anticonceptivo o a relaciones sexuales sin anticonceptivos.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 24 de junio de la revista Medical Decision Making.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre los trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Yale School of Public Health, news release, June 28, 2021

Comparte tu opinión