El aire contaminado es letal, confirma un estudio global

El aire contaminado es letal, confirma un estudio global

MIÉRCOLES, 21 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- La contaminación atmosférica, en particular la materia particulada que se respira y llega a los pulmones, pueden acortar la vida, informa un estudio global.

La nueva investigación encontró que la exposición a corto plazo a la contaminación atmosférica aumentó el riesgo diario de muerte por todas las causas. El riesgo de morir de enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular y enfermedad pulmonar también aumentó con la exposición a la contaminación con materia particulada.

La contaminación con materia particulada (PM, por sus siglas en inglés) está suspendidas en el aire. La contaminación con PM se puede encontrar en varios tamaños. PM se refiere a partículas finas de entre 2.5 y 10 micrómetros de tamaño. Eso es más pequeño que el ancho de un solo cabello. Las partículas de ese tamaño se producen durante la demolición o el molido industriales, o como polvo que levantan los vehículos, señala la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE. UU.

Las partículas más pequeñas (la PM2.5) tienen un tamaño inferior a los 2.5 micrómetros. Esas partículas resultan de todo tipo de combustión. Las fuentes posibles incluyen a los vehículos motores, las plantas eléctricas, la quema de leña en las residencias, los incendios forestales, la quema agrícola y algunos procesos industriales. Esas partículas son 30 veces más pequeñas que el ancho de un solo cabello humano, anota la EPA.

El estudio "encontró que, en promedio, un aumento de 10 microgramos por metro cuadrado de PM10 y partículas finas (PM2.5) inhalables se asocia con un aumento de un 0.36 y un 0.68 por ciento en la mortalidad diaria", indicó el autor del estudio, Antonio Gasparrini.

Eso quizá no parezca mucho. Pero en un grupo de 15,000 personas, equivaldría a unas 54 muertes adicionales relacionadas con la PM10, y 102 asociadas con la contaminación con la PM2.5, dijo Gasparrini, profesor asociado de bioestadística y epidemiología en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en Inglaterra.

Explicó que aunque el riesgo de cualquier individuo dado es bajo, es preocupante a nivel poblacional.

"El mensaje principal [del estudio] es sobre el riesgo asociado con la contaminación y la importancia de estándares y límites respecto a la calidad del aire", apuntó Gasparrini, y añadió que "hay una mortalidad excesiva sustancial que ocurre con los niveles de contaminación inferiores a los límites actuales, que por lo tanto se deberían hacer más estrictos, no relajarse".

El estudio comparó los datos diarios sobre la contaminación atmosférica y la mortalidad de 652 ciudades de 24 países o regiones. Los investigadores controlaron los datos para tomar en cuenta los contaminantes gaseosos.

Los resultados se publicaron en la edición del 22 de agosto de la revista New England Journal of Medicine.

El Dr. John Balmes, autor de un editorial publicado junto con el estudio, comentó que el estudio era "importante, aunque no revolucionario". Dijo que ya se sabe que la contaminación con materia particulada se vincula con unos malos resultados de salud.

La potencia del estudio es su gran tamaño y sus datos globales, aseguró Balmes, profesor de ciencias de la salud ambiental en la Universidad de California, en Berkeley, y profesor de medicina en la Universidad de California, en San Francisco.

Como otros estudios sobre la contaminación con PM, este no puede mostrar una relación causal de forma definitiva.

Pero Balmes la comparó con la asociación entre fumar y el cáncer de pulmón. Realizar un estudio que pruebe de forma definitiva que fumar provoca cáncer de pulmón sería poco ético, porque los investigadores tendrían que exponer a las personas a suficiente humo como para causar la enfermedad. Pero los médicos no cuestionan el vínculo entre fumar y el cáncer de pulmón.

De forma parecida, con la contaminación atmosférica, para probar el vínculo de forma definitiva, habría que exponer deliberadamente a las personas a contaminación con PM. Pero Balmes apuntó que este estudio, y muchos anteriores, hacen que el vínculo sea claro.

Las partículas de la contaminación se depositan en los pulmones, donde es probable que causen lesiones e inflamación, aseguró. La inflamación desencadena entonces una respuesta por todo el cuerpo, que puede aumentar el riesgo de endurecimiento de los vasos sanguíneos, lo que puede conducir a un ataque cardiaco y otros resultados graves de salud.

¿Qué se puede hacer para reducir el riesgo de muerte por la contaminación con materia particulada? Gasparrini planteó que la mejor forma es adoptar políticas específicas para reducir los niveles de contaminación.

"Incluyen, entre otras, desarrollos tecnológicos para reducir la emisión del tráfico y una producción más limpia de energía", dijo. "Esto se ha hecho de forma exitosa en décadas anteriores, en particular en Estados Unidos".

Pero esto podría estar cambiando. La administración de Trump ha propuesto anular algunas regulaciones sobre el aire limpio de la época de Obama, e incluso anteriores. Es probable que los cambios propuestos añadan contaminación y gases de invernadero al medioambiente, según los informes publicados. 29 estados están presentando demandas para bloquear algunos de esos cambios.

Balmes dijo que algunas áreas de Estados Unidos están tomando el asunto en sus propias manos. Un ejemplo es California, un líder en regulaciones sobre aire limpio y fuentes de energía limpia que también tiene una economía en auge, apuntó.

"El público debe darse cuenta de que la contaminación atmosférica es un importante factor de riesgo de la salud pública. Hemos realizado cambios, pero podemos lograr un aire todavía más limpio. El beneficio concomitante de una energía más limpia y de los cambios en el transporte para la salud pública también se observa en beneficios en términos del cambio climático", añadió.

Más información

Para aprender cómo reducir su exposición a la contaminación atmosférica, visite Consumer Reports.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión