El aire contaminado de las ciudades mató a más de 1.8 millones de personas en todo el mundo en 2019

JUEVES, 6 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Las ciudades de todo el mundo están llenas de contaminación atmosférica, y esto está acabando con las vidas de las personas.

Un nuevo estudio de modelado encontró que un 86 por ciento de las personas que viven en las ciudades de todo el mundo (un total de 2.5 mil millones de personas) están expuestas a unos niveles de materia particulada fina que superan a las directrices de 2005 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El aire contaminado de las ciudades mató a más de 1.8 millones de personas en todo el mundo en 2019

En 2019, la contaminación del aire urbano condujo a 1.8 millones de muertes adicionales, según el estudio, que se publicó en la edición del 5 de enero de la revista The Lancet Planetary Health.

La PM2.5, una materia particulada fina con un diámetro de 2.5 micrómetros o menos, es un importante factor de riesgo ambiental de la enfermedad. Inhalarla aumenta el riesgo de muerte prematura por enfermedad cardiovascular, enfermedad respiratoria, cáncer de pulmón e infección respiratoria inferior, señalan los investigadores en las notas de respaldo.

"La mayoría de la población urbana del mundo todavía vive en áreas con unos niveles malsanos de PM2.5", lamentó Veronica Southerland, de la Universidad George Washington en Washington, D.C., autora principal del estudio. "Evitar la gran carga de salud pública provocada por la contaminación atmosférica requerirá estrategias que no solo reduzcan las emisiones, sino que también mejoren la salud pública general para reducir la vulnerabilidad".

El nuevo estudio amplía la investigación sobre la PM2.5 en las megaciudades, e incluyó a 13,000 ciudades alrededor del mundo de 2000 a 2019.

Los investigadores encontraron que la concentración promedio de PM2.5 ponderada por población en todas las áreas urbanas de todo el mundo fue de 35 microgramos por metro cúbico en 2019, lo que no cambió respecto a 2000, y que equivale a siete veces más que las directrices de 2021 de la OMS.

El equipo estimó que 61 de cada 100,000 muertes en las áreas urbanas fueron atribuibles a la PM2.5 en 2019.

Alrededor de un 55 por ciento de la población del mundo vive en ciudades. Si se observan de forma individual, hubo aumentos y reducciones en algunas áreas.

En el Sudeste Asiático hubo un aumento del 27 por ciento en la concentración de PM2.5 ponderada por población entre 2000 y 2019. Las muertes atribuidas a la PM2.5 aumentaron en un 33 por ciento en esos años, de 63 a 84 por cada 100,000 personas.

En las ciudades africanas hubo una reducción del 18 por ciento en las concentraciones de PM2.5, las ciudades europeas tuvieron una reducción del 21 por ciento, y las ciudades de América del Norte y del Sur tuvieron reducciones de un 29 por ciento. Pero esto no se correspondió con unas reducciones del mismo nivel en las tasas de muertes atribuibles a la PM2.5 en sí. Esto significa que otros factores demográficos, como la población y una mala salud en general, son factores influyentes en las tasas de mortalidad relacionadas con la contaminación, señalaron los autores.

Este estudio no evaluó otras cargas de salud atribuibles a la PM2.5, lo que incluye el peso bajo al nacer, el nacimiento prematuro y el deterioro cognitivo.

Más información

La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. ofrece más información sobre la PM2.5.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: The Lancet Planetary Health, news release, Jan. 5, 2022

Comparte tu opinión