El aceite de pescado que la madre toma durante el embarazo podría ayudar a la presión arterial de su hijo más adelante

El aceite de pescado que la madre toma durante el embarazo podría ayudar a la presión arterial de su hijo más adelante

VIERNES, 22 de febrero de 2019 (HealthDay News) -- Los niños pequeños obesos podrían tener un riesgo más bajo de hipertensión si su madre tomó el ácido grado omega 3 DHA (que se encuentre en el aceite de pescado) durante el embarazo, sugiere una investigación reciente.

Los hallazgos podrían ser importantes, dado que un número creciente de niños estadounidenses son obesos y experimentan aumentos en la presión arterial.

Esto podría tener consecuencias a largo plazo para su salud, advirtió la coautora del estudio, Susan Carlson, profesora de nutrición en la Universidad de Kansas.

"Se sabe que la presión arterial se sostiene a lo largo del tiempo, de forma que las personas con una presión arterial más alta a principios de la vida son más propensas a tener una presión arterial más alta a una edad más avanzada", señaló en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio monitorizó a 171 niños nacidos en el área de Kansas City. Durante el embarazo, la mitad de las madres de los niños tomaron 600 miligramos al día de DHA (ácido docosahexaenoico), que se encuentra en las vitaminas prenatales, los complementos de aceite de pescado y el pescado, mientras que la otra mitad tomó un placebo.

Entonces, se midió la presión arterial de los niños varias veces entre los 4 y los 6 años de edad. Entre los niños que tenían sobrepeso o eran obesos, se observó una presión arterial más alta entre aquellos cuyas madres tomaron un placebo durante el embarazo, pero no entre aquellos cuyas madres tomaron DHA durante el embarazo, encontraron los investigadores.

En promedio, los niños con sobrepeso/obesos de las madres en el grupo del placebo tenían una presión arterial sistólica (la cifra superior) 3.94 mm Hg más alta, y una presión arterial diastólica (la cifra inferior) 4.97 mm Hg más alta, que los niños con sobrepeso/obesos cuyas madres tomaron DHA.

Se trata de una diferencia estadísticamente significativa, apuntó el equipo. En cuanto a cómo el nutriente podría causar el efecto, "parte de los efectos conocidos del DHA podrían provenir de que programa una función cardiaca que preserva la presión arterial normal en el caso de un aumento de peso postnatal", comentó el coautor del estudio, John Colombo, director del Instituto del Ciclo de Vida de la universidad.

"Esta investigación se dirige a las madres embarazadas y a los pediatras que se preguntan qué hacer antes del nacimiento de su hijo para optimizar los resultados de salud y conductuales", añadió Colombo.

Muchos complementos prenatales en Estados Unidos contienen DHA, pero la mayoría tienen mucho menos de 600 miligramos, según los investigadores. Agregaron que no se sabe cuál es la cantidad necesaria de DHA prenatal para proteger contra la hipertensión en los niños con sobrepeso/obesos.

Dos especialistas que gestionan la atención de la madre y del bebé se mostraron de acuerdo en que la dosis podría ser clave.

"Típicamente, las vitaminas prenatales tienen de 200 a 300 mg de DHA", anotó la Dra. Jennifer Wu, ginecoobstetra del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Dado que el DHA tiene otros beneficios, como reducir el riesgo de parto prematuro y aumentar la masa corporal magra en los niños, quizá se necesiten unas dosis diarias más altas de DHA en el embarazo", planteó.

Audrey Koltun, dietista registrada especializada en endocrinología pediátrica, se mostró de acuerdo.

"La mayoría de las vitaminas prenatales estándar no contienen DHA, y las que sí lo contienen ofrecen de 200 a 300 mg por dosis. ¿Esa cantidad ofrecerá los mismos resultados?", se preguntó Koltun, que trabaja en el Centro Médico Pediátrico Cohen, en New Hyde Park, Nueva York.

También se preguntó sobre las consecuencias más generales de usar un complemento para combatir los problemas de salud vinculados con la obesidad.

"El mensaje [podría ser] que no pasa nada si se tienen hijos con sobrepeso y obesos, porque ahora tomar un complemento puede prevenir la presión arterial elevada y posiblemente otras afecciones", comentó Koltun. "Demasiadas veces, se recomiendan complementos en lugar de comer una dieta equilibrada para la prevención o el tratamiento de las afecciones médicas relacionadas con la nutrición, entre ellas el sobrepeso y la obesidad".

Aun así, "ya se sabe que el DHA ayuda en el desarrollo del cerebro y de los ojos de los bebés, así que me alegra leer que también puede ayudar a evitar que la presión arterial aumente", señaló.

Koltun dijo que también se alegraría de ver estudios a mayor plazo, dado que muchas de las consecuencias de salud más graves de la obesidad infantil surgen solo en la adolescencia.

Casi uno de cada cinco niños estadounidenses de 6 a 19 años tiene sobrepeso o es obeso en la actualidad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El estudio se publicó en la edición en línea del 22 de febrero de la revista JAMA Network Open.

Más información

La Oficina de Prevención de Enfermedades y Promoción de la Salud de EE. UU. ofrece consejos sobre los niños y un peso saludable.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión