El aceite de pescado no es una panacea para la diabetes

El aceite de pescado no es una panacea para la diabetes

MIÉRCOLES, 21 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Si se probara que los complementos de aceite de pescado ayudan a prevenir la diabetes, esa sería una buena noticia para millones de personas. Pero una nueva investigación arroja datos muy decepcionantes sobre esa posibilidad.

Investigaciones anteriores han apuntado a que los complementos de aceite de pescado (que contienen ácidos grasos omega 3) podrían mejorar el metabolismo del azúcar en la sangre y quizá prevenir la diabetes tipo 2. Pero esta última investigación no encontró evidencias de que tomar una pastilla de aceite de pescado a diario pudiera mantener la diabetes a raya.

"Esta revisión grande y sistemática incluyó información de muchos miles de personas durante largos periodos. A pesar de toda esta información, no observamos efectos protectores, y los estudios más confiables mostraron poco o ningún efecto de las grasas omega 3 de cadena larga en la diabetes", señaló la autora del estudio, Lee Hooper.

Además, indicó que la investigación anterior de su grupo mostró que esos tipos de complementos no protegen de la enfermedad cardiaca, el accidente cerebrovascular o la muerte precoz. Hooper es profesora de síntesis de investigación, nutrición e hidratación en la Facultad de Medicina de Norwich de la Universidad de East Anglia, en Inglaterra.

Los complementos de aceite de pescado pueden ayudar a reducir los niveles altos de triglicéridos (un tipo de grasa de la sangre que contribuye a la enfermedad cardiaca), anotó Hooper. Indicó que en general se considera que es seguro tomar los complementos, pero añadió que esta revisión encontró que unas dosis más altas, por encima de cuatro o cinco gramos al día, de complementos de aceite de pescado pueden en realidad conducir a un empeoramiento del metabolismo del azúcar en la sangre.

Anotó que si las personas toman complementos de aceite de pescado, deben tomar dosis que sean de menos de 4.4 gramos al día para evitar cualquier efecto potencialmente negativo.

La revisión incluyó a 83 ensayos clínicos aleatorios y controlados con más de 120,000 participantes en total. La mayoría evaluaron los efectos de los ácidos grasos omega 3 de cadena larga. Los efectos del ácido alfa-linolénico, el ácido graso omega 3 y el total de grasa poliinsaturada también se incluyeron en algunos de los estudios, pero Hooper dijo que no había suficiente información sobre esas grasas como para incluirlas en este estudio.

Las grasas omega 3 se encuentran típicamente en el pescado graso, como el salmón. También están disponibles como complementos de venta libre.

Los estudios de la revisión duraron 24 semanas o más. Los participantes del estudio provenían sobre todo de Europa, pero también de América del Norte, América del Sur, Australia y Asia. Los estudios fueron publicados entre los años 60 y 2018.

Los investigadores observaron los efectos de las grasas omega 3 tomadas como complementos o en los alimentos.

Tras no encontrar ningún efecto para la prevención de la diabetes en esas grasas, los investigadores volvieron a revisar los datos de distintas formas. En un nuevo análisis, solo observaron los estudios que se consideraban de la más alta calidad. También reevaluaron si unas dosis distintas o unos estudios más largos pudieran haber conducido a resultados distintos.

Los investigadores siguieron sin encontrar ningún beneficio. Hooper dijo que los resultados de esta revisión son bastante definitivos. "Tomar complementos de aceite de pescado no protege de la diabetes".

Hooper indicó que los investigadores no pudieron evaluar los efectos de comer aceite de pescado en la diabetes, porque no había suficientes evidencias publicadas. Tampoco contaban con suficiente información a partir de los estudios para ver si los complementos de omega 3 podrían ser útiles para las personas que al principio tienen un nivel bajo de este nutriente.

El Dr. Joel Zonszein, director del centro clínico de diabetes del Centro Médico Montefiore en la ciudad de Nueva York, dijo que este estudio mostró con claridad que los complementos de aceite de pescado no previenen la diabetes.

"Es la misma historia de nuevo: primero fue la vitamina E, el té verde, el cromo, la canela, y luego el aceite de pescado. Todos quieren una pastilla para curar o prevenir la diabetes, pero no existe. Y las personas gastan mucho dinero en esos complementos", lamentó.

Zonszein aseguró que el pescado, como el salmón, puede ser una buena opción como parte de una dieta saludable y equilibrada, pero que no hay evidencias de que los complementos de aceite de pescado, por sí solos, puedan ayudar en la diabetes.

"La diabetes es una enfermedad grave que puede conducir a una variedad de complicaciones. Una vez alguien tiene diabetes, debe tratarla de forma adecuada", explicó.

La revisión se publicó en la edición del 21 de agosto de la revista BMJ.

Más información

Para más información sobre los complementos de ácido graso omega 3, visite el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión