El aceite de oliva podría ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiaca

El aceite de oliva podría ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiaca

JUEVES, 5 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- Si le encanta echarle un poco de aceite de oliva a su ensalada, un nuevo estudio sugiere que la sabrosa grasa ofrece un beneficio adicional: un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca.

La investigación, financiada por los Institutos Nacionales de la Salud, encontró que las personas que consumían más de media cucharada de aceite de oliva al día tenían un riesgo de enfermedad cardiaca un 21 por ciento más bajo.

Y si cambia una cucharada de mantequilla, margarina o mayonesa por la misma cantidad de aceite de oliva, su riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular (ACV) podría reducirse en un 5 por ciento, encontró el estudio.

"La moraleja de nuestro estudio es que nuestros resultados proveen recomendaciones de reemplazar las grasas saturadas de origen animal (como la mantequilla) por aceites vegetales insaturados para la prevención de la enfermedad cardiovascular", señaló la autora principal del estudio, Marta Guasch-Ferre, científica investigadora de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

¿Cómo podría el aceite de oliva ayudar a su corazón?

Guasch-Ferre dio que el aceite de oliva es rico en ácido oleico, un ácido graso saludable asociado con un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca. El aceite de oliva también tiene propiedades de salud vinculadas con unos niveles más bajos de colesterol y menos inflamación, explicó.

El aceite de oliva es un componente clave de la dieta mediterránea, que ha sido alabada por sus propiedades que protegen al corazón. La dieta mediterránea consiste en muchos alimentos vegetales, pescado y grasas saludables, como el aceite de oliva. Pero los investigadores apuntaron que los estudios no han observado el uso del aceite de oliva en una dieta estadounidense típica.

Para examinarlo, los investigadores observaron a casi 100,000 hombres y mujeres que participaron en estudios a largo plazo entre 1990 y 2014. Guasch-Ferre dijo que los investigadores recolectaron información sobre los factores del estilo de vida cada dos años, e información detallada sobre la dieta cada cuatro años.

Las personas que consumían más de media cucharada de aceite de oliva al día tenían una reducción del 15 por ciento en el riesgo de cualquier tipo de enfermedad cardiovascular, y un riesgo un 21 por ciento más bajo de enfermedad cardiaca coronaria, en específico. Y una mayor ingesta de aceite de oliva redujo el riesgo incluso más, aseguró Guasch-Ferre. Pero los investigadores no saben si hay un límite superior en que los beneficios del aceite de oliva se estabilizarían o se reducirían, anotó.

Reemplazar una cucharada de mantequilla, margarina o mayonesa por aceite de oliva redujo el riesgo de cualquier tipo de enfermedad cardiovascular en un 5 por ciento, y el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria en un 7 por ciento. Los investigadores apuntaron que, en los años 90, las margarinas contenían una cantidad sustancial de ácidos grasos trans malsanos. Estos resultados quizá no apliquen a las margarinas actuales, basadas en aceites vegetales, aclararon.

Cuando los investigadores observaron el riesgo de ACV de forma independiente, no encontraron un impacto por el uso del aceite de oliva.

También usaron modelos estadísticos para ver si otros aceites vegetales (de maíz, canola, cártamo y soya) podrían tener beneficios similares al aceite de oliva, y los tenían.

Guasch-Ferre dijo que los investigadores no observaron los tipos específicos de aceite de oliva, como el virgen, el virgen extra, el prensado en frío o el ligero. Pero investigaciones anteriores han sugerido que el aceite de oliva virgen extra podría proveer más beneficios, porque es menos procesado.

Jill Ashbey-Pejoves, dietista y dietista clínica principal del Hospital de Northern Westchester en Mount Kisco, Nueva York, afirmó que este estudio confirma lo que ya se sabía.

"Reemplazar la grasa animal saturada con una grasa vegetal es un paso dietético positivo", apuntó.

Pero Ashbey-Pejoves añadió que el estudio no se diseñó para probar una relación causal. Solo pudo encontrar un vínculo potencial.

Aun así, anotó, "mientras más vegetal sea su dieta, mientras más alimentos enteros coma, mejor, sobre todo para su riesgo de enfermedad cardiovascular".

Guasch-Ferre presentará los hallazgos del estudio el jueves en una reunión de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), en Phoenix. Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

More información

Lea más sobre los aceites saludables en la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión