El abuso sexual infantil en línea es común, y los perpetradores con frecuencia son amigos o la pareja

MARTES, 18 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Un número sustancial de niños y adolescentes son perseguidos, atraídos y abusados sexualmente en línea, y unos adultos desconocidos no siempre son los perpetradores.

En muchos casos, los amigos y las parejas románticas son los acosadores, muestra un estudio reciente.

El abuso sexual infantil en línea es común, y los perpetradores con frecuencia son amigos o la pareja

La imagen prevalente del abuso sexual en línea es de un depredador mayor que busca niños en línea, pero los investigadores señalaron que en realidad esto no es lo que sucede.

"La mayoría de los perpetradores son personas que conocen fuera de internet", aseguró el autor del estudio, David Finkelhor, director del Centro de Investigación sobre los Crímenes Contra los Niños de la Universidad de Nueva Hampshire, en Durham. "Los novios y otros amigos abusan de las imágenes que han recibido o tomado sin consentimiento, y los adultos que conocen en su vida real usan tecnología para obtener imágenes o favores sexuales de los adolescentes".

Además, algunos niños y adolescentes ganan dinero vendiendo imágenes sexuales de sí mismos a sus conocidos o en Only Fans, una plataforma que permite a los creadores hacer que su contenido, que con frecuencia es sexual, sea de pago.

En el estudio, se preguntó a más de 2,600 personas sobre el abuso sexual infantil en línea en sus distintas formas cuando eran niños y adolescentes.

Los investigadores encontraron que un 16 por ciento habían experimentado al menos un tipo de abuso sexual en línea antes de los 18 años, lo que incluyó el sexteo sin consentimiento, ser acosado por un adultos, la pornografía de venganza, la extorsión sexual y la explotación sexual comercial. Tendían a ocurrir cuando los participantes tenían de 13 a 17 años.

Las chicas y los niños transgénero o de género fluido estaban entre los que tenían más probabilidades de ser víctimas del abuso sexual en línea, pero uno de cada 13 chicos también reportó abuso, encontró el estudio.

Un 62 por ciento de los perpetradores en la mayoría de estas categorías eran parejas románticas, amigos o conocidos, y no desconocidos en línea, mostraron los hallazgos. Casi un tercio de los perpetradores tenían menos de 18 años.

Se necesita un método multifacético para proteger a los niños del abuso sexual en línea, sugirieron los autores del estudio.

"Necesitamos una educación integral sobre la sexualidad y las relaciones sanas en las escuelas, y que los padres también refuercen esta información", dijo Finkelhor.

La educación debe incluir las señales del acoso y la manipulación sexuales, explicar por qué las relaciones con unos jóvenes de más edad o adultos son erróneas, y ayudar a los niños a librarse de las interacciones inadecuadas y las solicitudes sexuales, planteó.

El informe se publicó en la edición en línea del 14 de octubre de la revista JAMA Network Open.

La Dra. Allison Jackson es jefa de división del Centro de Protección de Niños y Adolescentes del Pediátrico Nacional, en Washington, D.C.

"Tristemente, no me sorprendieron", comentó respecto a los hallazgos. "Las cosas a las que los niños tienen acceso en línea han aumentado de forma significativa, e incluso más durante la pandemia de COVID-19, cuando se requería tecnología para acceder a muchas cosas que eran necesidades".

Jackson añadió que el "concepto del abusador adulto no desapareció, pero vemos un aumento en los niños victimizados por otros niños".

Y el dicho de que "las víctimas victimizan" no siempre aplica, dijo Jackson.

"Con frecuencia damos por sentado que un niño que le hace algo malo a otro niños debe haber tenido una experiencia similar, pero en algunos casos, es solo lo que aprenden en línea de los juegos o las imágenes, que despiertan su sexualidad de formas que no son ideales", explicó.

Los niños necesitan límites, y los padres y adultos deben ser quienes los fijen, planteó Jackson.

"Sabemos que las pantallas son adictivas, así que depende de los adultos presentes implementar protecciones que dificulten encontrar la ubicación del usuario, y enseñar a los niños lo que es seguro y lo que no es seguro cuando se comparte información personal", enfatizó.

Las personas que crean estas aplicaciones, juegos y herramientas deben honrar a los niños y aplicar medidas para protegerlos de los delitos sexuales, añadió Jackson.

Comience pronto, recomendó. Los niños tienen acceso a las computadoras, los teléfonos y los iPad mucho más temprano que nunca antes.

Esté atento a la señales de advertencia en sus hijos, dijo Jackson. "Preste atención a cómo les va a sus hijos en la escuela, a sus patrones de sueño, a su apetito y a su disposición a implicarse en cosas que antes disfrutaban", aconsejó. Cualquier cambio podría ser una señal de abuso sexual en línea.

No los avergüence, enfatizó Jackson. "Si han sido víctimas de abuso sexual en línea, muestre humildad y subraye que solo quiere que estén seguros", añadió.

Más información

El Departamento de Justicia de EE. UU. ofrece más información sobre cómo mantener a sus hijos seguros en línea.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: David Finkelhor, PhD, professor, sociology, and director, Crimes Against Children Research Center, University of New Hampshire, Durham, N.H.; Allison Jackson, MD, division chief, Child and Adolescent Protection Center, Children’s National, Washington, D.C.; JAMA Network Open, Oct. 14, 2022, online

Comparte tu opinión