El abuso de los opioides abunda en los clubes nocturnos

El abuso de los opioides abunda en los clubes nocturnos

VIERNES, 6 de abril de 2018 (HealthDay News) -- El éxtasis y la molly cuentan con un mortal compañero en los clubes nocturnos. Un nuevo estudio encuentra que las probabilidades de mal uso de los opioides son más altas entre los devotos a la música electrónica para bailar.

De casi 1,000 personas que asisten a fiestas de música electrónica para bailar encuestados en la ciudad de Nueva York el verano pasado, más o menos 1 de cada 10 dijo que había usado mal opioides como OxyContin, Vicodin y heroína en el año anterior.

"Siempre hemos sabido que las personas que van a fiestas de música electrónica tienen un riesgo alto de usar drogas de club como éxtasis o molly, pero queríamos saber el alcance del uso de opioides en esa población", comentó el autor del estudio, Joseph Palamar, profesor asociado de salud de la población en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York.

OxyContin (oxicodona) fue el analgésico opioide de uso más común entre los de 19 a 40 años, seguida de Vicodin (hidrocodona), Percocet, codeína y purple drank, que es típicamente un jarabe para la tos mezclado con codeína (también conocido por otros nombres como sizzurp y lean).

La tasa de mal uso de opioides en el año anterior de un 10 por ciento es de más del doble que la tasa nacional del 4 por ciento entre los estadounidenses de a partir de 18 años de edad, anotaron los investigadores.

Los participantes del estudio fueron encuestados mientras entraban a fiestas de música electrónica en clubes nocturnos y festivales de baile. Casi un 24 por ciento reportaron un mal uso de un opioide en algún momento de sus vidas, más o menos 10 por ciento en el año anterior, y un 5 por ciento en el mes anterior.

Un 15 por ciento dijeron que habían inhalado y un 11 por ciento dijeron que se habían inyectado opioides en el año anterior. Ambos métodos aumentan el riesgo de adicción y abuso, dijeron los investigadores.

El estudio también encontró que el uso de opioides en el mes anterior era más probable entre los que fumaban cigarrillos y entre los que usaban otras drogas, entre ellas anfetamina, metanfetamina y cocaína. Y los fiesteros que habían probado opioides antes eran mucho más propensos a hacerlo de nuevo si se los ofrecían en el futuro, según el estudio.

Estados Unidos está en medio de una epidemia de opioides, y los hallazgos muestran que los programas de prevención de los opioides deben dirigirse a las personas que van a fiestas con música electrónica para bailar, plantearon los investigadores.

"Se debe llegar a esta población de usuarios experimentados de medicamentos y drogas para prevenir la iniciación y el uso continuado [de opioides]", señaló Palamar en un comunicado de prensa de la universidad. Si los opioides se combinan con otros medicamentos y drogas, el riesgo de sobredosis aumenta, añadió.

En 2016, unos 11.5 millones de estadounidenses habían usado mal opioides recetados, y 1.8 millones cumplían con los criterios de adicción o abuso, apuntaron los investigadores.

El estudio apareció en línea el 27 de marzo en la revista Drug and Alcohol Dependence.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. tiene más información sobre la epidemia de opioides.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión