EE. UU. alarga la emergencia de salud pública por la COVID tres meses más

LUNES, 18 de julio de 2022 (HealthDay News) – A medida que la subvariante más reciente de la ómicron fomenta unos crecientes conteos de casos en Estados Unidos, la administración de Biden alargó el estado de emergencia de salud pública del país hasta mediados de octubre.

La subvariante, conocida como BA.5, es considerada como la más contagiosa hasta la fecha, y los funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. advierten que prevén un aumento en las hospitalizaciones.

EE. UU. alarga la emergencia de salud pública por la COVID tres meses más

Los datos de los CDC muestran que casi la mitad de la población del país vive en un condado con un "alto nivel comunitario de COVID-19", en que el sistema de atención de la salud está en riesgo de sobrecargarse, y se recomienda el uso de máscaras bajo techo.

"La declaración de emergencia de salud pública (ESP) continúa proveyéndonos las herramientas y la autoridad necesarias para responder a las subvariantes de la COVID-19 altamente transmisibles que circulan ahora por todo el país", declaró a CNN un funcionario de la administración de Biden. "La ESP provee unas capacidades y una flexibilidad esenciales a los hospitales para atender mejor a los pacientes, en particular si viéramos un aumento significativo en las hospitalizaciones en las próximas semanas".

La declaración también tiene un impacto en las pruebas y los tratamientos que las personas pueden recibir, que finalizarán para algunas personas cuando se declare el final de la emergencia de salud pública.

Entre estos servicios se encuentran las pruebas, tratamientos y vacunas gratis para la COVID. Las vacunaciones seguirían siendo gratis en general para las personas cubiertas por Medicare y el seguro privado, según CNN. Cada estado decidiría la cobertura de los inscritos en los programas estatales de Medicaid.

Durante la emergencia de salud, Medicare ha ofrecido una mayor indulgencia respecto a las visitas de telesalud, al no limitarlas a las personas que viven en áreas rurales. Los inscritos pueden ahora acceder a más servicios de atención de la salud sin salir de casa que antes.

Unos acuerdos de financiación federal correspondientes también han evitado que los inscritos en Medicaid sean expulsados de forma involuntaria durante la emergencia de salud. Hasta 14 millones de personas podrían perder su cobertura de Medicaid después de que se declare el final de la emergencia, han proyectado tanto Kaiser como el Instituto Urbano.

"Sin la implementación de la ESP, estaríamos limitados en nuestra capacidad de proveer un acceso amplio y equitativo a unos tratamientos que salvan vidas mediante nuestra iniciativa de pruebas y tratamiento, por ejemplo, que depende de la flexibilidad de la telesalud y las operaciones", señaló a CNN el funcionario de HHS. "No renovar la ESP nos dejaría con menos herramientas para responder, y significaría que más estadounidenses enfermarán de gravedad y acabarán en el hospital".

En algunos estados, las familias con unos ingresos bajos también reciben más beneficios de cupones de alimentos durante la emergencia de salud pública.

Una declaración separada de emergencia permite la autorización del uso de emergencia de las pruebas, los tratamientos y las vacunas, informó CNN. El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU. determinará su fecha de finalización, con un aviso de 60 días.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: CNN

Comparte tu opinión