Durante la crisis de la COVID, en algunos estados de EE. UU. casi la mitad de las personas están pasando hambre

Durante la crisis de la COVID, en algunos estados de EE. UU. casi la mitad de las personas están pasando hambre

MARTES, 28 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Las pérdidas de empleo se han disparado debido a la pandemia de coronavirus, y el hambre es un creciente problema para millones de estadounidenses, según un informe reciente.

El mes pasado, los investigadores encuestaron a más de 10,000 personas de todo Estados Unidos, y encontraron que casi 4 de cada 10 tenían demasiada poca comida, o dificultades para conseguir comida saludable.

Los estados del Sur se han visto particularmente afectados, y casi la mitad de las personas en algunos estados tienen "inseguridad alimentaria", muestra la encuesta.

"La inseguridad alimentaria era común en EE. UU. antes de la pandemia, y ha empeorado incluso más", señaló el investigador líder, Kevin Fitzpatrick, profesor de sociología de la Universidad de Arkansas. "El sistema alimentario de EE. UU. está en medio de una crisis".

La inseguridad alimentaria incluye tanto a la incertidumbre de poder comprar comida cuando se acabe como tener que reducir la cantidad de las comidas, o en los casos más graves, pasar hasta un día entero sin comer, explicó Elaine Waxman, miembro sénior del Instituto Urbano, un grupo de expertos con sede en Washington, D.C.

El problema afecta a las minorías pobres mucho más que a los blancos de clase media, señaló Fitzpatrick.

E incluso antes de que los cierres relacionados con la COVID-19 dejaran a muchos estadounidenses sin salario, las organizaciones que alimentan a las personas necesitadas estaban bajo presión. Muchos proveedores ya habían alcanzado su límite y no podían responder a una mayor demanda, apuntó Fitzpatrick.

Cuando él y sus colaboradores en la universidad realizaron la encuesta la última semana de marzo, un 38 por ciento de los participantes de EE. UU. reportaron unos niveles de inseguridad alimentaria entre moderados y altos.

La mayor necesidad se observó en Alabama, con un 48 por ciento, seguido de Arkansas (un 47 por ciento), Tennessee (un 45 por ciento) y Kentucky (un 44 por ciento). La necesidad más baja fue en Iowa, donde 1 de cada 4 reportó inseguridad alimentaria.

"Hay inseguridad alimentaria en EE. UU., y la pandemia de COVID-19 ha exacerbado ese problema en varios niveles", lamentó Fitzpatrick.

No es solo que los bancos de alimentos y los programas de alimentación tengan dificultades para satisfacer la mayor demanda. Los restaurantes y otros negocios en el sector de la alimentación están cerrados, y no pueden ayudar a solucionar el problema, apuntó.

Además, la cadena de suministros se ha roto, y los granjeros que producen la comida no pueden encontrar suficientes trabajadores para cosechar y preparar la comida para el mercado, añadió Fitzpatrick.

"Necesitamos mejorar respecto a la planificación para estos tipos de crisis, al mismo tiempo que nos aseguramos de que las mismas poblaciones en alto riesgo y con muchas necesidades no siempre sean las que sufran por la inseguridad alimentaria", planteó Fitzpatrick.

"Con toda la comida que hay disponible en este país, también debemos desarrollar una cadena de suministro de la granja a la mesa que pueda garantizar que los granjeros no pierdan las cosechas, y por tanto los ingresos, y que las familias no pierdan los alimentos saludables vitales que las sostienen durante estos tipos de crisis", agregó.

Waxman dijo que prevé que el problema del hambre aumente antes de comenzar a mejorar.

"La última vez que tuvimos un gran aumento fue en 2008, y comenzó a calmarse gradualmente, y solo llegó a la tasa anterior a la recesión en 2018, es decir, 10 años después", señaló.

Según Waxman, las formas de combatir la inseguridad alimentaria incluyen aumentar el acceso a los beneficios del SNAP (el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria), que con frecuencia se conoce como cupones de alimentos, y aumentar el beneficio en sí.

Además, afirmó que los estados deben financiar a los bancos de alimentos. "Algunos estados quizá lo estén haciendo, pero muchos estados no tendrán ese dinero, lo que significa que depende mucho de la intervención del gobierno federal", aseguró Waxman.

Ahora mismo, añadió Waxman, los bancos de alimentos están desbordados. "Tenemos muchísimos problemas", aseguró.

Más información

Para más información sobre la inseguridad alimentaria, visite Feeding America.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión