Dos tercios de los casos leves de COVID dejan síntomas a largo plazo

JUEVES, 5 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Poco más de dos de cada tres personas que tienen casos leves o moderados de COVID-19 desarrollan síntomas a largo plazo.

Esa es la preocupante conclusión de un estudio de Ciencias de la Salud de la Universidad de Arizona, que comenzó en mayo de 2020.

Dos tercios de los casos leves de COVID dejan síntomas a largo plazo
| Foto: HEALTHDAY

"Es una verdadera señal de alarma para todo el que no se haya vacunado", señaló la investigadora principal, Melanie Bell, profesora de bioestadística del Colegio de Salud Pública de la universidad. "Si contrae COVID, las probabilidades de que experimente síntomas a largo plazo son sorprendentemente altas".

El estudio CoVHORT ha dado seguimiento a residentes de Arizona que tuvieron COVID-19 desde mayo de 2020, además de a personas que no se han infectado.

Entre los participantes con una prueba positiva de COVID-19, casi un 69 por ciento seguían teniendo al menos un síntoma 30 días después, y esa tasa aumentó a un 77 por ciento tras 60 días.

Los que sufrían una COVID prolongada tendían a tener un nivel educativo más bajo, alergias estacionales y afecciones de salud preexistentes, y a autorreportar unos síntomas de mayor intensidad, según los hallazgos, que se publicaron en la edición en línea del 4 de agosto de la revista PLOS ONE.

Treinta días tras su prueba positiva, los síntomas más comunes entre los pacientes con COVID prolongada fueron fatiga, falta de aliento, lagunas cerebrales, estrés/ansiedad, alteraciones del gusto y el olfato, dolores corporales y musculares, insomnio, dolores de cabeza, dolor de las articulaciones y congestión.

El número mediano de síntomas era tres, pero algunos pacientes tenían hasta 20. (Mediano significa que la mitad tenían menos síntomas y la mitad tenían más).

La tasa de COVID prolongada entre los pacientes de este estudio fue ligeramente inferior a la estimada para los pacientes con COVID-19 que fueron hospitalizados, anotaron los autores.

Gran parte de la investigación sobre la COVID prolongada se ha enfocado en los pacientes hospitalizados con una infección grave. El estudio CoVHORT busca rellenar esa brecha al enfocarse en pacientes con COVID-19 que no son hospitalizados.

Los investigadores dijeron que su estudio continúa proveyendo importantes datos que pueden ayudarlos a identificar cuáles pacientes con COVID-19 son más susceptibles a una infección grave y a consecuencias de salud a largo plazo.

"Estudio la salud reproductiva", comentó Leslie Farland, profesora asistente de salud pública. "Y los datos del estudio longitudinal CoVHORT ya están ofreciendo información nueva", explicó en un comunicado de prensa de la universidad.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID prolongada.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Arizona Health Sciences, news release, Aug. 4, 2021

Comparte tu opinión