Dos importantes sistemas de salud no administrarán el nuevo y controversial medicamento para el Alzheimer

JUEVES, 15 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Dos importantes sistemas de salud de EE. UU. afirman que no administrarán Aduhelm, el nuevo y controversial medicamento para el Alzheimer.

Las decisiones de la Clínica Cleveland y el Sistema de Salud Mount Sinai de la ciudad de Nueva York son los más recientes efectos colaterales de la muy criticada aprobación de Aduhelm de parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., reportó The New York Times.

Dos importantes sistemas de salud no administrarán el nuevo y controversial medicamento para el Alzheimer

Muchos expertos afirman que no hay evidencias claras de que el medicamento ayude a ralentizar el deterioro mental de los pacientes con Alzheimer, y la aprobación ha hecho que el Congreso abra investigaciones.

Después de que un panel de expertos revisara "todas las evidencias científicas disponibles sobre este medicamento", la Clínica Cleveland decidió no ofrecer el fármaco en este momento, señaló la clínica en una declaración, según el Times.

Los médicos individuales pueden recetar Aduhelm, pero estos pacientes tendrían que acudir a otro lugar para recibir el medicamento, que se administra como una infusión intravenosa mensual, añadió la clínica.

La decisión de Mount Sinai de no administrar Aduhelm se vio influida por los llamamientos a una investigación federal sobre la decisión de la FDA y la relación de la agencia con Biogen, declaró al Times el Dr. Sam Gandy, director del Centro de Salud Cognitiva Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Muchos expertos en el Alzheimer dijeron que no está claro que el fármaco en realidad ralentice el deterioro cognitivo, a la vez que también hay evidencias de que Aduhelm podría provocar hinchazón o sangrado en el cerebro, reportó el Times. El medicamento también es costoso: su precio es de 56,000 dólares al año.

En una encuesta reciente de casi 200 neurólogos y médicos de atención primaria, la mayoría dijeron que estaban en desacuerdo con la decisión de la FDA, y que no planificaban recetar el fármaco a sus pacientes, informó el Times.

La semana pasada, en respuesta a las crecientes críticas, la comisionada en funciones de la FDA, la Dra. Janet Woodcock, solicitó una investigación federal independiente sobre el proceso de aprobación de la agencia.

"Hasta el grado en que estos problemas pudieran socavar la confianza del público en la decisión de la FDA, creo que es esencial que los eventos en cuestión sean revisados por un cuerpo independiente", declaró en ese momento.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. tiene más información sobre la enfermedad de Alzheimer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The New York Times

Comparte tu opinión