¿Dormir mal y una mala dieta conducen a problemas del corazón?

¿Dormir mal y una mala dieta conducen a problemas del corazón?

MARTES, 25 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Es una ecuación peligrosa: dormir mal provoca una mala dieta, y ambas cosas pueden conllevar a un mayor riesgo de obesidad y enfermedad cardiaca en las mujeres, plantea un estudio reciente.

"Las mujeres son particularmente propensas a los problemas del sueño a lo largo de la vida, porque con frecuencia asumen las responsabilidades de cuidar a sus hijos y a la familia, y más adelante, debido a las hormonas menopaúsicas", señaló la autora sénior del estudio, Brooke Aggarwal, profesora asistente de ciencias médicas del Colegio de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia.

Los investigadores analizaron los hábitos de sueño y alimenticios de un grupo étnicamente diverso de casi 500 mujeres, con una edad de 20 a 76 años.

De forma similar a estudios anteriores, este encontró que las mujeres con un sueño con una calidad en general peor consumían unas cantidades más altas de azúcares añadidos, que se asocian con la obesidad y la diabetes.

Las mujeres que tardaban más en quedarse dormidas tenían un mayor consumo calórico y comían más alimentos según su peso, y las mujeres con unos síntomas más graves de insomnio consumían más comida según su peso y menos grasas insaturadas que las que tenían un insomnio más leve.

"Nuestra interpretación es que las mujeres con un sueño de mala calidad podrían estar comiendo en exceso durante las comidas subsiguientes y eligiendo mal los alimentos", comentó Aggarwal en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio se publicó en una edición reciente en línea de la revista Journal of the American Heart Association.

"Dormir mal podría conducir a un consumo excesivo de comida y calorías al estimular las señales del hambre o suprimir las señales de saciedad", observó el coautor del estudio, Faris Zuraikat, miembro postdoctoral de la Columbia.

"La saciedad se ve afectada sobre todo por el peso o el volumen de la comida consumida, y quizá las mujeres con insomnio consuman una mayor cantidad de comida en un esfuerzo por sentirse llenas", pero "también es posible que una mala dieta tenga un impacto negativo en la calidad del sueño de las mujeres", dijo en el comunicado.

"Comer más también podría provocar incomodidad gastrointestinal, por ejemplo, haciendo que quedarse o permanecer dormida resulte más difícil", explicó Zuraikat.

"Dado que una dieta mala y comer en exceso podría conducir a la obesidad (un factor de riesgo bien establecido de la enfermedad cardiaca), los estudios futuros deben evaluar si las terapias que mejoren la calidad del sueño pueden fomentar la salud cardiometabólica en las mujeres", añadió Aggarwal.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre el sueño y las enfermedades crónicas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión