Dormir bien podría ayudar a los bebés a evitar la obesidad al crecer

VIERNES, 22 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Es probable que haya oído que dormir mejor puede ser bueno para la cintura. Parece que también es cierto para los bebés.

Los recién nacidos que duermen más y se despiertan menos durante la noche son menos propensos a desarrollar sobrepeso en la infancia, según un estudio recién publicado.

Dormir bien podría ayudar a los bebés a evitar la obesidad al crecer

"Aunque hay una asociación bien establecida entre un sueño insuficiente y el aumento de peso en los adultos y los niños mayores, este vínculo no se había reconocido antes en los infantes", señaló la coautora del estudio, la Dra. Susan Redline, de la División de Trastornos del Sueño y Circadianos del Hospital Brigham and Women's, en Boston.

"En este estudio, encontramos que no solo dormir menos de noche, sino despertarse más veces mientras dormían, se asociaba con unas mayores probabilidades de que los bebés desarrollaran sobrepeso en los primeros seis meses de vida", comentó Redline en un comunicado de prensa del hospital.

Los investigadores, del Brigham and Women's y el Hospital General de Massachusetts, reportaron que apenas una hora adicional de sueño de noche se correlacionó con una reducción de un 26 por ciento en el riesgo de tener sobrepeso de un bebé. Los que se despertaban menos de noche también tuvieron un riesgo más bajo de aumentar de peso en exceso.

El motivo podría ser que dormir mejor promueve unas prácticas de alimentación de rutina y la autorregulación, y ambas cosas pueden prevenir la obesidad, apuntaron los autores.

En el estudio, los investigadores analizaron los datos de 300 niños recién nacidos entre 2016 y 2018.

Entonces, monitorizaron los patrones de sueño de los bebés usando unos dispositivos en sus tobillos que miden los patrones de actividad y descanso a lo largo de varios días. El equipo obtuvo tres noches de datos a las edades de 1 mes y de 6 meses. Los padres también llevaron diarios de sueño, y anotaron en qué momento los bebés se despertaban y dormían. Los investigadores calcularon el índice de masa corporal (IMC), utilizando las medidas de la estatura y del peso.

"Este estudio subraya la importancia de un sueño saludable a todas las edades", enfatizó Redline. "Los padres deben consultar a los pediatras sobre las mejores prácticas para promover un sueño saludable, por ejemplo mantener unos horarios de sueño constantes, proveer un espacio oscuro y tranquilo para dormir, y evitar dar el biberón en la cuna".

Otros factores que podrían haber afectado al crecimiento de los bebés incluyen a la duración de la lactancia materna.

Una limitación del estudio es que las personas negras y las familias más pobres tuvieron poca representación, señalaron los investigadores.

Planifican llevar a cabo más investigación sobre cómo los patrones de sueño afectan al crecimiento en los dos primeros años de vida. También esperan identificar otros factores que podrían afectar al sueño y al aumento de peso, y evaluar formas de fomentar un sueño saludable.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 21 de octubre de la revista Sleep.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece consejos para que su bebé duerma de forma segura.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Brigham and Women's Hospital, news release. Oct. 22, 2021

Comparte tu opinión