Diez nuevas armas en la guerra contra la migraña

Diez nuevas armas en la guerra contra la migraña

MARTES, 10 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- La migraña, un trastorno de dolor de cabeza que puede provocar alteraciones sensoriales y náuseas, no tiene cura, pero varios tratamientos nuevos podrían ayudar a las personas que sufren de la debilitante afección, afirma un neurólogo.

"La Administración de Alimentos y Medicamentos [FDA] de EE. UU. ha aprobado diez tratamientos nuevos en los últimos seis años", señaló el Dr. Stephen Ross, del Instituto de Neurociencia de Penn State Health en Hershey, Pensilvania.

Alrededor de 39 millones de estadounidenses experimentan migrañas, algunos varias veces al mes. Esos episodios son más comunes entre la adolescencia y la cuarentena, pero pueden ocurrir a cualquier edad. Alrededor de un 20 por ciento de las mujeres y un 6 por ciento de los hombres se ven afectados.

El tratamiento no funciona en todo el mundo, pero "las personas pueden entrar en remisión, y no tener ataques durante meses, o incluso años", aseguró Ros en un comunicado de prensa de la Universidad Estatal de Pensilvania.

Y muchos de los tratamientos más recientes ofrecen a los pacientes unos beneficios entre moderados y significativos, añadió. Esos tratamientos incluyen a los inhibidores del péptido relacionado con el gen de la calcitonina (PRGC), dispositivos médicos, un agonista del receptor de la serotonina 1F, y el bótox.

Los inhibidores del PRGC son tratamientos preventivos que pueden afectar a una proteína llamada PRGC, que es particularmente activa en las personas con migrañas.

"Bloquean el flujo del PRGC al cerebro, interrumpiendo la señal que provoca las migrañas", explicó Ross.

A diferencia de los medicamentos tradicionales para las migrañas, como el supatriptán (Imitrex), los inhibidores del PRGC no constriñen los vasos sanguíneos, así que son seguros para las personas que han sufrido un accidente cerebrovascular, un ataque cardiaco o que tienen enfermedad vascular.

Tres inhibidores del PRGC, erenumab (Aimovig), fremanezumab (Ajovy) y galcanezumab-gnlm (Emgality), se inyectan una vez al mes. En febrero se aprobó un cuarto, el eptinezumab-jjmr (Vyepti). ES el primer medicamento para la prevención de la migraña administrado a través de una infusión intravenosa.

Los otros dos inhibidores del PRGC, ubrogepant (Ubrelvy) y rimegepant (Nurtec ODT), son pastillas diseñadas para parar las migrañas cuando ocurren. Ambas recibieron la aprobación de la FDA el mes pasado, según un comunicado de prensa.

Además, hay tres nuevos dispositivos médicos no invasivos disponibles para los pacientes con migrañas.

Cefaly se coloca en la frente para estimular un nervio que impide a las vías de las migrañas. SpringTMS es un estimulador magnético que se coloca en la parte posterior de la cabeza para interrumpir las señales de las migrañas en el cerebro. Ambos pueden usarse como prevención o cuando se sufre una migraña.

Un tercer dispositivo, llamado gammaCore, se coloca en el cuello y estimula al nervio vago. Se usa cuando ocurre una migraña.

Además de estos remedios, lasmiditán (Reyvow) es el primero de una clase nueva de medicamentos que estimulan al receptor de la serotonina F1, que se cree que está implicado en provocar las migrañas.

"Estos fármacos ralentizan las vías de dolor del cuerpo", explicó Ross.

El bótox no es un tratamiento nuevo, pero es efectivo en las personas con migrañas crónicas, según Ross. Se administra a través de una serie de inyecciones trimestrales en el cuero cabelludo.

More información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre las migrañas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión