Diez mil dólares: eso podrían pagar los padres por el parto, incluso con seguro


JUEVES, 17 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Tener un bebé es costoso. El costo de los pañales, una cuna, un asiento para el coche y todas las demás necesidades del bebé pueden de verdad acumularse, y ahora, un nuevo estudio muestra que tener un hijo conlleva un alto costo en el hospital para muchas familias de EE. UU.

Diez mil dólares: eso podrían pagar los padres por el parto, incluso con seguro

Más o menos una de cada seis familias de un estudio de Michigan Medicine gastaron más de 5,000 dólares para tener un bebé. Para las familias con seguro privado cuyos bebés requirieron pasar un periodo en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN), esa factura podría superar los 10,000 dólares, mostraron los hallazgos.

Algunas familias aseguradas pueden de cualquier forma tener asumir una carga financiera increíblemente alta por los costos relacionados con el nacimiento de un niño, señaló el autor principal, el Dr. Kao-Ping Chua, pediatra e investigador del Hospital Pediátrico C.S. Mott de la Universidad de Michigan y del Centro de Evaluación e Investigación sobre la Salud Infantil Susan B. Meister, en Ann Arbor.

A Chua no le sorprendieron los hallazgos, porque su familia recibió su propia factura de gastos de desembolso de 5,000 dólares tras la llegada de su segundo hijo.

"Lamentablemente, muchas personas al final no pueden pagar estas facturas", señaló Chua. "Debido a esto, la deuda médica es el principal motivo de bancarrota en EE. UU.".

En el nuevo estudio, los investigadores analizaron los datos de 12 millones de personas de todo Estados Unidos, que tenían un seguro privado, y encontraron más de 398,000 partos que se vincularon con al menos una hospitalización de un recién nacido, cubierta por el mismo plan.

Entre 2016 y 2019, las familias que tenían un seguro privado pagaron, en promedio, 3,068 dólares de costos de desembolso por las hospitalizaciones maternas y de niños recién nacidos, encontraron los investigadores. Cuando se realizó una cesárea, esa factura promedio fue de 3,389 dólares.

"El punto de cobrar a las personas por la atención de la salud es reducir el uso de la atención innecesaria, pero nadie diría nunca que una hospitalización en la UCIN es algún tipo de servicio opcional que las personas simplemente elijen utilizar", enfatizó Chua. "Nadie quiere que su bebé esté en la UCIN".

Alrededor de un 30 por ciento de las veces, los hospitalizaciones por el parto y de los recién nacidos están cubiertos por planes con deducibles altos, por ejemplo un acuerdo de reembolso de salud o una cuenta de ahorros de salud, según el informe. En general, estos costos de desembolso fueron por los deducibles y el coaseguro.

Añadir una factura tan grande a los costos de tener un bebé, que ya son altos, podría devastar a algunas familias, advirtió Chua.

Los costos son tan altos debido a la forma en que la estructura de los beneficios está diseñada. En un plan que utiliza una estructura de deducible/coaseguro, el asegurado debe pagar primero el deducible y luego pagar una parte de los costos adicionales después de que se cumpla, dijo Chua.

"Las hospitalizaciones en general son bastante costosas para la mamá y el bebé", apuntó Chua.

Los hallazgos aparecen en la edición del 17 de junio de la revista Pediatrics.

Alina Salganicoff es vicepresidenta sénior y directora de Políticas de la Salud de la Mujer de la Kaiser Family Foundation. En un comentario sobre el estudio, dijo que "valida a otras investigaciones que han mostrado que para muchas mujeres, tener un bebé es muy costoso. Para las mujeres con unos ingresos bajos, Medicaid provee unas protecciones importantes contra los costos compartidos, pero muchas mujeres con un seguro privado se enfrentan a unos costos significativos relacionados con los deducibles, los copagos y los coaseguros".

Un creciente número de personas tienen planes de salud con deducibles altos, anotó Salganicoff. La atracción es que las primas mensuales son más bajas.

"Muchos embarazos no son planificados. Es difícil ahorrar este dinero, y tres de cada 10 mujeres que tienen un seguro privado tienen unos ingresos bajos. Se trata de los ingresos por debajo del 200 por ciento del nivel de la pobreza", explicó. "Ahorrar 1,000, 2,000, 3,000, 4,000 dólares... no es una posibilidad para estas familias".

El parto es el motivo más común de hospitalización en Estados Unidos, apuntaron los autores del estudio.

Los estudios anteriores sobre los costos del parto se han enfocado en la atención materna. Este estudio combina los costos de la atención materna y la del recién nacido.

Los investigadores sugirieron que los profesionales clínicos podrían ayudar a sus pacientes a comprender los altos costos antes del parto y antes de que reciban la factura, y también sugirieron una solución futura de política en que las aseguradoras renuncien a los costos compartidos para estas hospitalizaciones, lo que es coherente con lo que sucede en otros países con unos ingresos altos.

Las opciones para las personas que buscan limitar los gastos incluyen ahora revisar que todos los proveedores y el hospital estén "en la red" del plan de seguro. Algunos pacientes también podrían crear un plan de pago con el hospital tras el parto.

También es posible que la futura madre no se dé cuenta de que es elegible para Medicaid, que cubriría los costos. Medicaid cubre a 72.2 millones de personas, lo que incluye a los adultos, los niños, las mujeres embarazadas, los adultos mayores y las personas con discapacidades con unos ingresos bajos.

En muchos estados, la elegibilidad de Medicaid supera el 200 o el 300 por ciento del nivel federal de pobreza, aclaró Salganicoff. Las madres embarazadas pueden revisar la elegibilidad de Medicaid en sus estados, para ver si son elegibles.

"Es de verdad importante que las personas sepan que Medicaid existe", añadió Salganicoff.

Más información

La Kaiser Family Foundation ofrece una página web para verificar la elegibilidad de Medicaid. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre el embarazo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Kao-Ping Chua, MD, PhD, pediatrician, University of Michigan Health C.S. Mott Children's Hospital and researcher, Susan B. Meister Child Health Evaluation and Research Center, Ann Arbor, Mich.; Alina Salganicoff, PhD, senior vice president/director, Women's Health Policy, Kaiser Family Foundation, San Francisco, Calif.; Pediatrics, June 17, 2021

Comparte tu opinión