Detectan la letal enfermedad del 'hongo negro' en estadounidenses con COVID-19

JUEVES, 16 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Se trata de un fenómeno que se identificó por primera vez en India a principios de año: unos pacientes que tienen o se están recuperando de la COVID-19 que entonces contraen una infección fúngica, que a veces resulta letal, conocida como mucormicosis y también como "hongo negro".

Ahora, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. han aislado casos de la enfermedad que están afectando a pacientes con COVID en Estados Unidos.

Detectan la letal enfermedad del 'hongo negro' en estadounidenses con COVID-19

"Del 17 al 24 de septiembre de 2021, tres profesionales clínicos notificaron de forma independiente al Departamento de Salud de Arkansas [ADH] sobre múltiples pacientes con mucormicosis tras un diagnóstico reciente de COVID-19", reportaron los investigadores.

La afección es provocada por una variedad de hongos que ocurren de forma natural, que en general son inocuos, pero que pueden provocar una enfermedad en las personas cuyos sistemas inmunitarios han sido devastados por una enfermedad, lo que incluye a la COVID-19.

En una declaración que publicó el Ministerio de Salud y Bienestar Familiar de India en mayo, los expertos explicaron que "las personas desarrollan mucormicosis al entrar en contacto con esporas fúngicas en el ambiente [de la tierra o de las hojas en descomposición]. También puede desarrollarse en la piel después de que el hongo entra en la piel a través de una cortada, arañazo, quemadura u otro tipo de traumatismo cutáneo.

"La mucormicosis se comienza a manifestar como una infección en la piel en las bolsas de aire ubicadas detrás de la frente, la nariz, los pómulos y entre los ojos y los dientes", añadió la agencia india. "Entonces se propaga a los ojos, los pulmones, e incluso puede llegar al cerebro. Conduce a un ennegrecimiento o decoloración de la nariz, una vista borrosa o doble, dolor en el pecho, dificultades para respirar y toser sangre".

Una vez se establece, la enfermedad del "hongo negro" es difícil de tratar. Como explicaron los expertos indios, "el tratamiento implica extirpar todo el tejido muerto e infectado mediante cirugía. En algunos pacientes, esto podría resultar en la pérdida de la mandíbula superior y a veces incluso el ojo. La cura también podría implicar un tratamiento de 4 a 6 semanas de terapia antifúngica intravenosa. Como afecta a varias partes del cuerpo, el tratamiento requiere un equipo de microbiólogos, especialistas en medicina interna, neurólogos intensivistas, especialistas en ONG, oftalmólogos, dentistas, cirujanos y otros".

En un informe que se publicó en la edición del 17 de diciembre de la revista de los CDC Morbidity and Mortality Weekly Report, unos investigadores liderados por el Dr. Jeremy Gold, epidemiólogo de los CDC, señalaron que identificaron 10 casos confirmados en laboratorio de enfermedad del hongo negro en pacientes tratados en seis hospitales de Arkansas entre el 12 de julio y el 28 de septiembre de 2021. Nueve de los 10 pacientes vivían en ese estado, todos eran blancos, siete eran hombres y la edad promedio del paciente fue de 57 años.

Todas habían tenido un resultado positivo en una prueba de COVID en los dos meses anteriores, y ocho de los 10 pacientes también tenían diabetes, otro factor de riesgo conocido para contraer la mucormicosis, anotaron los investigadores.

Muchos casos fueron graves: cuatro pacientes presentaban una enfermedad que se había propagado a la nariz y la boca, y en tres de estos pacientes también estaba afectado el cerebro. En dos casos, la enfermedad atacó a los pulmones, y en un caso se afectó el sistema gastrointestinal, señaló el equipo de Gold.

Ninguno de los pacientes se había vacunado contra el nuevo coronavirus.

Además de enfrentarse a la mucormicosis, ocho de los pacientes sufrieron casos tan graves de COVID-19 que requirieron oxígeno suplemental o ventilación mecánica para respirar, apuntaron los investigadores.

La mayoría de los pacientes no sobrevivieron a su calvario. "Cinco pacientes recibieron un tratamiento quirúrgico para extirpar el tejido afectado por la mucormicosis", apuntaron los investigadores de los CDC, "y seis de los 10 pacientes fallecieron durante la hospitalización o en un plazo de una semana tras el alta".

El equipo anotó que el brote de casos de hongo negro en Arkansas coincidió con un aumento a mediados de verano de los casos de COVID-19 en todo el estado, provocado por el surgimiento y la propagación de la variante delta.

Ante la ausencia de la COVID-19, la mucormicosis es extremadamente rara en Arkansas u otros estados. Pero, basándose en el brote de verano, el Departamento de Salud de Arkansas "coordinó una llamada estatal el 11 de octubre de 2021 a los prevencionistas de infecciones para los casos de mucormicosis asociados con la COVID-19", dijeron los investigadores.

El Dr. Amesh Adalja es el experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore. No participó en el nuevo informe, pero dijo que "no resulta sorprendente que la mucormicosis también pueda 'superinfectar' a los pacientes con COVID-19 que tienen una grave desregulación inmunitaria".

Mientras luchan contra la COVID-19, algunos de estos pacientes podrían también estar recibiendo medicamentos para suprimir su sistema inmunitario, como dexametasona o tocilizumab, y muchos quizá ya hayan sufrido un daño pulmonar, apuntó Adalja. Esto los deja más vulnerables a infecciones fúngicas como la mucormicosis.

Por supuesto, muchas de las tragedias descritas en el informe de Arkansas se pudieran haber evitado fácilmente, añadió.

"La mejor prevención es no sufrir un caso grave de COVID-19 en primer lugar, al estar vacunado", concluyó Adalja.

Más información

Aprenda más sobre la mucormicosis y su relación con la COVID-19 en la Sociedad Americana de Microbiología (American Society for Microbiology).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; Morbidity and Mortality Weekly Report, Dec. 17, 2021; Indian Ministry of Health and Family Welfare, statement, May 14, 2021

Comparte tu opinión