Después de que Trump dijera que un medicamento para el lupus funciona contra la COVID-19, los pacientes con lupus se enfrentan a una escasez

Después de que Trump dijera que un medicamento para el lupus funciona contra la COVID-19, los pacientes con lupus se enfrentan a una escasez

SÁBADO, 25 de abril de 2020 (HealthDay News) -- La hidroxicloroquina es una terapia clave para el lupus, una enfermedad autoinmune, pero el interés en el fármaco como tratamiento potencial para la COVID-19 ha hecho que para los pacientes con lupus sea difícil obtenerla, advierten unos expertos.

La hidroxicloroquina es el único medicamento que se sabe que aumenta la supervivencia en los pacientes con lupus sistémico. Esa es la forma más común del lupus, una enfermedad en que el sistema inmunitario ataca a distintas partes del cuerpo, incluso a la piel.

Pero, sin contar con buenas evidencias, el Presidente Donald Trump publicitó hace poco a la hidroxicloroquina como un "punto de inflexión" en la lucha contra la COVID-19. Esto condujo a una escasez del medicamento.

Sin embargo, los datos recientes sugieren que, lejos de ayudar a los pacientes con COVID-19, la hidroxicloroquina podría en realidad hacerles daño. De hecho, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. publicó una advertencia en que desaconseja el uso de la hidroxicloroquina en los pacientes con COVID-19.

Pero mientras tanto, el bombo que se le ha dado al fármaco ha conducido a una escasez entre los pacientes que luchan contra el lupus, apuntan los expertos.

"Sin acceso a estos medicamentos, muchos pacientes con lupus tendrán dificultades para controlar sus síntomas, lo que podría hacer que su lupus empeore y aumentar su riesgo de enfermedad renal y exacerbaciones, como por ejemplo una inflamación dolorosa en las articulaciones", comentó la Dra. Allison Arthur, dermatóloga, en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology, AAD).

La AAD, la Lupus Foundation of America y otros grupos médicos instan a las autoridades gubernamentales y a la cadena de suministro de medicamentos que garanticen que los pacientes con lupus podrán seguir obteniendo la hidroxicloroquina.

La AAD también describe otras medidas que los pacientes con lupus pueden tomar para reducir las exacerbaciones y permanecer sanos.

Pasar apenas un rato al sol puede hacer que el lupus se exacerbe. Al salir al aire libre, la AAD recomienda permanecer a la sombra siempre que sea posible; usar ropa que le proteja del sol, por ejemplo una camisa con mangas largas, pantalones, un sombrero de ala ancha y gafas de sol; y, aplicarse un filtro solar de amplio espectro con un FPS de 50 o más en toda la piel que la ropa no cubra.

Encuentre formas de manejar el estrés, aconsejan los expertos, porque el estrés es un desencadenante común de las exacerbaciones del lupus.

Permanezca en contacto con su médico. Durante la pandemia del coronavirus, pueden atender a los pacientes mediante telemedicina y, si es necesario, ajustar su plan de tratamiento.

"Aunque hay muchos tipos distintos de lupus, más o menos dos tercios de los pacientes con lupus experimentan síntomas de la piel, que pueden incluir sarpullidos, manchas escamosas, llagas e incluso exacerbaciones que parecen quemaduras solares", añadió Arthur.

"Si tiene dificultades para controlar sus exacerbaciones, sobre todo durante la pandemia, hable con el dermatólogo, que puede ayudarlo", aconsejó.

Más información

La Lupus Foundation of America ofrece más información sobre el lupus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión