Accutane, para el acné, no causaría depresión como se pensaba

Accutane, para el acné, no causaría depresión como se pensaba
| Foto: ISTOCK

El acné se asocia con un aumento en el riesgo de cambios en el estado de ánimo, autoestima baja y depresión. Mientras más grave es el acné, potencialmente mayor es el impacto en la calidad de vida y el estado de ánimo, aseguran los expertos.

Durante años, los médicos han debatido la seguridad de un medicamento para el acné conocido más comúnmente como Accutane, porque la isotretinoína (componente del Accutane) se asociaba con la depresión.  Pero una investigación reciente sugiere que el fármaco no aumenta el riesgo de depresión en sus usuarios.

Las investigaciones hasta la fecha han sido bastante contradictorias respecto del efecto que podría tener el Accutane sobre el estado de ánimo y si hay o no una relación entre el uso de la isotretinoína [Accutane] y un aumento en el riesgo de depresión.

"Nuestro estudio retrospectivo basado en la población no muestra ningún aumento en el riesgo de depresión de los pacientes que toman isotretinoína, en comparación con los pacientes con acné que no toman isotretinoína", afirmó la doctora Bethanee Schlosser.

Aun así, aunque encontró que los resultados son "tranquilizadores" y que reflejan lo que ve en su práctica clínica, sigue siendo "esencial que los pacientes mantengan una comunicación abierta con sus dermatólogos", añadió Schlosser.

En una entrevista con HealthDay la doctora Schlosser dijo que es vital que los dermatólogos pregunten a los pacientes sobre el impacto de su acné en su estado de ánimo, y sobre  de cualquier antecedente subyacente de salud médica o mental que pudiera influir en la selección del tratamiento.

"En los pacientes a quienes se recete un tratamiento sistémico para el acné, incluyendo la isotretinoína, se deben monitorizar de cerca los efectos adversos potenciales durante todo el curso de su tratamiento", según Schlosser, profesora asociada en el departamento de dermatología de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

En el estudio, su equipo revisó los expedientes médicos de más de 38,000 pacientes de 18 a 65 años de edad. Todos los pacientes residían en la región del oeste medio de Estados Unidos, y todos habían sido diagnosticados con una afección de acné en algún momento entre 2001 y 2017.

A casi 1,100 de los pacientes les habían recetado isotretinoína como parte de su programa de tratamiento, y a casi 37,000 no. Entre los que tomaron el fármaco, el tratamiento duró, en promedio, unos cinco meses.

Al final, el equipo de la investigación encontró que el inicio de la depresión en realidad fue ligeramente menos frecuente entre los pacientes que tomaron isotretinoína (menos de un 4 por ciento) en comparación con el grupo que no tomó el fármaco (casi un 5 por ciento).

El acné y los estados de ánimo

Schlosser planteó que los hallazgos se deben interpretar en conjunto con lo que los profesionales clínicos saben con certeza: "que el acné [en sí] se asocia con un aumento en el riesgo de cambios en el estado de ánimo, autoestima baja y depresión".

Y añadió que "mientras más grave es el acné, potencialmente mayor es el impacto en la calidad de vida y el estado de ánimo". Schlosser sugirió que, como asunto práctico, tratar el problema con isotretinoína podría en realidad reducir el riesgo de depresión en lugar de agravarlo.

Los hallazgos del estudio fueron presentados el viernes en la reunión anual de la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology), en Washington, D.C. La investigación debe considerarse como preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

El Dr. Marc Glashofer es dermatólogo con un consultorio privado en el The Dermatology Group, en Nueva Jersey. Apuntó que "los hallazgos de este estudio no me sorprendieron, y esto confirma incluso más datos previos que desacreditaban el mito".

"En el pasado se ha sugerido una correlación entre el uso de isotretinoína y los síntomas de depresión/ansiedad, pero nunca se ha establecido una relación causal basada en las evidencias. Esto sugiere que la exposición a la isotretinoína no es un factor de riesgo independiente de la depresión en los pacientes con acné", añadió Glashofer.

No habría un vínculo definitivo

"Mi consejo para los padres que se sienten ansiosos cuando sus hijos inician este medicamento es comprender que no hay un vínculo definitivo, y que minimicen los rumores que los datos no respaldan en los medios sociales", dijo.

"[También] aconsejaría a los padres que no deben privar a sus hijos que sufren de acné de moderado a grave de la oportunidad de tomar un fármaco que puede alterar la vida de forma tan positiva", enfatizó Glashofer.

"Estudios anteriores ofrecen evidencias de que el tratamiento del acné con isotretinoína se ve acompañado de una mejora en los síntomas tanto de depresión como de ansiedad", explicó, "además de una mejora en la calidad de vida de los pacientes con acné".

Más sobre el acné

Trucos que funcionan para eliminar el acné

Remedios caseros contra el acné

Comparte tu opinión