¿Desea evitar la apnea del sueño? Levántese del sofá

JUEVES, 22 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Otro motivo para limitar el tiempo frente a la pantalla y moverse: aumentar los niveles de actividad podría reducir su riesgo de apnea del sueño, según un estudio reciente.

En comparación con las personas más activas del estudio, las que pasaban más de cuatro horas al día sentadas viendo televisión tenían un riesgo un 78 por ciento más alto de apnea obstructiva del sueño (AOS), y los que tenían un trabajo sedentario tenían un riesgo un 49 por ciento más alto.

¿Desea evitar la apnea del sueño? Levántese del sofá

Y este riesgo añadido no se debió a su peso.

"Observamos una clara relación entre los niveles de actividad física, la conducta sedentaria y el riesgo de AOS. Las personas que seguían las recomendaciones actuales sobre la actividad física de la Organización Mundial de la Salud, de realizar al menos 150 minutos de actividad moderada a la semana, y que pasaban menos de cuatro horas al día sentadas viendo televisión, tenían un riesgo de AOS sustancialmente más bajo", señaló Tianyi Huang, profesor asistente y epidemiólogo asociado del Hospital Brigham and Women's y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

La respiración de las personas con este trastorno se para y reanuda muchas veces durante el sueño. Entre los síntomas comunes se encuentran los ronquidos, las alteraciones del sueño y un cansancio excesivo. La apnea del sueño mal gestionada puede aumentar el riesgo de hipertensión, accidente cerebrovascular, ataque cardiaco, latidos cardiacos irregulares y diabetes tipo 2.

Tras tomar en cuenta factores de riesgo como la obesidad, la edad, el tabaquismo y el consumo de alcohol, los investigadores encontraron que las personas cuyos niveles de actividad eran equivalentes a correr tres horas a la semana tenían un riesgo un 54 por ciento más bajo de apnea del sueño que aquellas cuyos niveles de actividad eran equivalentes a dos horas de caminar a un paso promedio por semana.

El estudio incluyó a más de 138,000 mujeres y hombres de EE. UU. sin un diagnóstico de apnea del sueño. Se les dio seguimiento durante 10 a 18 años. En ese periodo, más de 8,700 fueron diagnosticados con la afección.

Entonces, ¿los que tienen trabajos sedentarios están condenados? Tal vez no.

Los investigadores dijeron que las personas con trabajos sedentarios podrían reducir su riesgo al hacer más ejercicio en su tiempo libre. Además, los que no pueden hacer mucha actividad física debido a las limitaciones físicas podrían reducir su riesgo de apnea del sueño al ponerse de pie o realizar otras actividades suaves con una mayor frecuencia.

El estudio aparece en la edición del 20 de julio de la revista European Respiratory Journal.

"Algo importante es que observamos que cualquier aumento adicional en la actividad física o una reducción en las horas de sedentarismo podrían tener beneficios que reducen el riesgo de desarrollar AOS", explicó Huang en un comunicado de prensa de la revista.

La diferencia en el riesgo entre el trabajo sedentario y el tiempo que se pasa sentado viendo televisión podría explicarse mediante otras conductas que se relacionan con esas actividades, sugirieron los investigadores.

"Por ejemplo, es más probable que mientras se ve televisión se consuman refrigerios y bebidas azucaradas, en comparación con ser sedentario en el trabajo u otros lugares, por ejemplo estar sentado durante un viaje. Esto podría conducir a un aumento de peso adicional, que sabemos que es un factor de riesgo de la AOS", anotó Huang.

Se estima que, en todo el mundo, mil millones de adultos de 30 a 69 años tienen una apnea del sueño entre leve y grave.

Anita Simonds, presidenta de la Sociedad Respiratoria Europea (European Respiratory Society), no participó en el estudio, pero comentó el informe. Señaló que "es alentador que incluso un pequeño aumento en la actividad física o una reducción en las horas de sedentarismo pueda ofrecer unos beneficios potenciales. Por tanto, es un importante mensaje que se debe transmitir a nuestros pacientes y sus familias en las clínicas de atención primaria y de la respiración".

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece más información sobre la apnea del sueño.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: European Respiratory Journal, news release, July 20, 2021

Comparte tu opinión