Desde inicios de la pandemia, los problemas cardiacos han afectado a 4 de cada 10 adultos de EE. UU.

MIÉRCOLES, 2 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Cuatro de cada 10 estadounidenses afirman que han sufrido al menos un problema relacionado con el corazón durante la pandemia de COVID-19, y alrededor de uno de cada cuatro que han tenido un positivo afirma que la COVID ha afectado a su salud cardiaca, según una nueva encuesta en línea.

La falta de aliento (un 18 por ciento), el mareo (un 15 por ciento), una presión arterial más alta (un 15 por ciento) y el dolor en el pecho (un 13 por ciento) fueron los principales problemas reportados en la encuesta, en que participaron 1,000 estadounidenses.

Desde inicios de la pandemia, los problemas cardiacos han afectado a 4 de cada 10 adultos de EE. UU.

"La fatiga de la COVID es algo muy real, y en la encuesta de este año deseábamos ver qué tipo de efecto la pandemia en curso está teniendo en la salud cardiaca de los estadounidenses, y en particular en sus hábitos saludables", comentó el Dr. Samir Kapadia, presidente de medicina cardiovascular de la Clínica Cleveland, que llevó a cabo la encuesta.

"Sabemos que un 90 por ciento de la enfermedad cardiaca es prevenible a través de una dieta más saludable, el ejercicio regular y no fumar, así que ahora es el momento de reenfocarnos en nuestra salud cardiaca", añadió en un comunicado de prensa de la clínica.

A medida que la pandemia se acerca a su segundo aniversario, la encuesta encontró que un hábito en particular está en aumento. Más estadounidenses están pegados a sus sillas, y el hábito de caminar está disminuyendo. En total, un 77 por ciento de los encuestados dijeron que con frecuencia o a veces pasan todo el día sentados.

En total, cuatro de cada 10 encuestados que han perdido a un familiar debido a una enfermedad cardiaca antes de los 60 nunca se han sometido a una revisión de la afección que provocó la muerte de su ser querido. Pero la tasa de pruebas de detección fue más alta (de un 54 por ciento) entre los milénicos.

Y un tercio de los participantes dijeron que aunque tengan antecedentes familiares de enfermedad cardiaca, no hay nada que puedan hacer para reducir su riesgo. Pero los médicos afirman que las pruebas de detección y el tratamiento tempranos pueden salvar vidas.

Alrededor de un tercio de los encuestados no sabían que estos factores pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca: el estrés (un 33 por ciento), la hipertensión (un 35 por ciento), la obesidad (un 39 por ciento), y fumar/vapear (un 41 por ciento).

Apenas un 22 por ciento sabían que la dieta mediterránea es saludable para el corazón, y alrededor de un 51 por ciento dijeron que no siguen un plan de dieta específico.

La encuesta encontró que un 77 por ciento de los participantes conocían su historial familiar de enfermedad cardiaca, y que un 65 por ciento afirmaron que habían revisado su presión arterial en los últimos seis meses.

La encuesta en línea se realizó del 8 al 26 de noviembre de 2021, y se publicó para celebrar el Mes estadounidense del corazón, en febrero. El margen de error es de más o menos de 3 puntos de porcentaje.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece una guía para un corazón sano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Cleveland Clinic, news release, Feb. 1, 2022

Comparte tu opinión