Demasiados niños siguen recibiendo antipsicóticos que no necesitan

Demasiados niños siguen recibiendo antipsicóticos que no necesitan

DOMINGO, 15 de noviembre de 2020 (HealthDay News) -- Las recetas de antipsicóticos para niños pequeños están descendiendo, encuentra un estudio reciente.

Sin embargo, los médicos siguen recetando medicamentos fuera de etiqueta a los niños con afecciones como el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), la ansiedad, la depresión y los trastornos de la conducta, encontró la investigación.

Los medicamentos no cuentan con los datos de seguridad y efectivad que se necesitan, ni con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para ese uso fuera de etiqueta, según el estudio.

"Falta información sobre la efectividad y la seguridad de los antipsicóticos para el tratamiento de estas afecciones en niños pequeños", dijo Greta Bushnell, autora principal y miembro del Instituto Rutgers de Salud, Políticas de Atención Médica e Investigación sobre el Envejecimiento, y profesora asociada de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Rutgers en Nuevo Brunswick, Nueva Jersey.

"Las directrices recomiendan que se utilicen los servicios psicosociales antes que el tratamiento antipsicótico, y que se evalúe cuidadosamente a los niños antes de iniciar los antipsicóticos", afirmó Bushnell en un comunicado de prensa de la universidad. "Sin embargo, menos de la mitad de los niños que recibieron tratamiento antipsicótico en nuestro estudio tuvieron una visita con un psiquiatra o una reclamación de psicoterapia".

El estudio analizó más de 301,000 recetas de antipsicóticos emitidas entre 2007 y 2017 a niños de entre 2 y 7 años cubiertos por un seguro privado.

En los últimos años, los trastornos generalizados del desarrollo (TGD), representaron la mayor cantidad de recetas de antipsicóticos. Los TGD incluyen retrasos en el desarrollo de la socialización y las habilidades comunicativas. Los medicamentos se recetaron con una mayor frecuencia a chicos, sobre todo entre los 6 y los 7 años. La mayoría de los niños a los que se les recetaron antipsicóticos también tomaban otros medicamentos psicotrópicos, incluyendo estimulantes, antidepresivos o fármacos para el tratamiento del TDAH, según el estudio.

"Si bien existen evidencias que respaldan el uso de antipsicóticos en niños pequeños con TGD o discapacidad intelectual, los antipsicóticos no están aprobados por la FDA para trastornos de la conducta", dijo Bushnell. "A pesar de la que se sigan recetando, la evidencia de la eficacia de los antipsicóticos es limitada en los trastornos de la conducta o de conducta disruptiva en los niños muy pequeños, y se sabe muy poco sobre los resultados a largo plazo".

Los antipsicóticos conllevan riesgos para los niños que incluyen el aumento de peso, la sedación, la diabetes, el colesterol alto, las enfermedades cardiovasculares y la muerte inesperada. Los fármacos también pueden afectar al desarrollo en niños muy pequeños.

"La baja tasa de uso de tratamientos psicosociales de primera línea más seguros, como la terapia de interacción padres-hijos o la terapia cognitivo conductual, sitúa a los niños ante potenciales riesgos innecesarios asociados al tratamiento antipsicótico", aseguró Bushnell.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU ofrecen más información sobre los trastornos generalizados del desarrollo en los niños.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Rutgers University, news release, Nov. 9, 2020

Comparte tu opinión