Demasiados estadounidenses mayores toman aspirina a diario

MARTES, 22 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Muchos adultos mayores todavía toman una aspirina de dosis baja a diario para prevenir un primer caso de problemas cardiacos, a pesar de que ahora las directrices lo desaconsejan, encuentra un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que entre la mitad y un 62 por ciento de los adultos de EE. UU. de a partir de 70 años tomaban aspirina en dosis bajas para reducir el riesgo de enfermedades cardiacas o de accidente cerebrovascular (ACV). La utilización de la aspirina era habitual incluso entre aquellas personas sin antecedentes de enfermedad cardiaca, un grupo en que el medicamento puede provocar más daño que beneficio.

Demasiados estadounidenses mayores toman aspirina a diario

Los autores del estudio estimaron que cerca de 10 millones de estadounidenses que encajan en esta categoría utilizan la aspirina.

Los números son preocupantes, dijo la Dra. Rita Kalyani, investigadora sénior y profesora asociada de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore.

Las directrices actuales en general desaconsejan que las personas mayores de 70 años utilicen la aspirina de forma rutinaria para prevenir un primer ataque cardiaco o ACV, apuntó.

Esto es, en parte, debido a que la aspirina no es benigna: conlleva un riesgo de sangrado en el tracto gastrointestinal o incluso en el cerebro, riesgos que en general aumentan con la edad. Y algunos ensayos recientes no han podido demostrar que la aspirina en dosis bajas reduzca en realidad las probabilidades de sufrir un ataque cardiaco o un ACV por primera vez.

Todo esto puede resultar confuso y sorprendente para las personas que durante mucho tiempo han creído que la aspirina es beneficiosa para el corazón.

"Es confuso incluso para los proveedores de la atención de la salud", comentó el Dr. Wilson Pace, director médico del Instituto DARTNet, en Aurora, Colorado.

Lo que está claro, afirmó Pace, es que la aspirina beneficia a las personas con enfermedad cardiovascular conocida, ya sea debido a una obstrucción de las arterias coronarias, o a antecedentes de ataque cardiaco o ACV.

Donde las cosas se ponen turbias es en la prevención de un primer ataque cardiaco o ACV.

Hace años, señaló Pace, las directrices "favorecían de forma contundente" a la aspirina en dosis bajas para las personas que se consideraba que tenían un alto riesgo de desarrollar una enfermedad cardiaca en los próximos 10 años (debido a los factores de riesgo como el tabaquismo, la hipertensión o la diabetes).

Pero en base a los estudios recientes, la forma de pensar ha cambiado.

Ahora, las directrices más recientes del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology) y de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) afirman que se puede tener en consideración la aspirina para pacientes "selectos" de 40 a 70 años y sin un aumento en el riesgo de sangrado.

Cuando se trata de los adultos mayores, las directrices desaconsejan el uso rutinario de la aspirina para la prevención primaria.

Esto es una especie de "cobertura", dijo Pace, ya que podría haber algunos casos en los que la aspirina sea una opción razonable para un adulto mayor con un riesgo alto de problemas cardiovasculares.

Pero en su mayor parte, aclaró, no necesitan el medicamento para la prevención primaria.

"Si tiene 75 años y tiene diabetes, no empezaría con aspirina", afirmó Pace. "Lo haría con una estatina".

Señaló que las estatinas, que reducen el colesterol LDL (el "malo"), "ayudan de forma clara a prevenir las enfermedades primarias".

Por supuesto, añadió Pace, muchos adultos mayores que tomaban aspirina en realidad comenzaron a tomarla hace años. Animó a estos pacientes a hablar con su médico sobre si es todavía necesario.

Pace escribió una editorial que se publicó junto al estudio en la edición del 21 de junio de la revista JAMA Network Open.

Los hallazgos del estudio se basan en unos 7,100 adultos de EE. UU. de a partir de 60 años que participaron en una encuesta federal sobre la salud.

Entre las personas de a partir de 70 años, la utilización preventiva de la aspirina era común: poco menos del 62 por ciento de las personas con diabetes utilizaban la aspirina, así como el 48.5 por ciento de las personas sin diabetes.

Y aunque algunos participantes tenían, de hecho, antecedentes de enfermedades cardiovasculares, la mayoría no los tenían. Aun así, los hallazgos mostraron que las tasas de utilización de la aspirina eran altas.

Entre todos los participantes del estudio sin factores de riesgo de problemas cardiovasculares, el 20 por ciento tomaban aspirina. Y entre aquellos cuyo único factor de riesgo era la diabetes, el 43 por ciento utilizaba la aspirina, según el informe.

Pero las directrices desalientan el uso de la aspirina en los adultos a partir de los 70 años, advirtió Kalyani, independientemente de si tienen diabetes.

Kalyani estuvo de acuerdo en que los adultos mayores que han tomado aspirina durante años deberían hablar con su médico sobre si está todavía justificado.

Cualquier decisión de utilizar la aspirina preventiva, recomendó, "debe depender de la persona". Esto significa que los pacientes deberían hablar con su médico sobre el riesgo personal de ataque cardiaco o de accidente cerebrovascular, así como de su riesgo de hemorragia.

También es importante considerar si está haciendo otras cosas para frenar el riesgo de problemas cardiovasculares, como tomar estatinas o controlar la hipertensión con medicamentos y cambios en el estilo de vida, añadió.

Debido a que la aspirina está disponible sin receta médica, señaló Pace, las personas pueden asumir, por error, que es inofensiva. Pero nadie debería comenzar a utilizarla para prevenir las enfermedades sin hablar primero con su médico, concluyó.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre la aspirina y las enfermedades cardiacas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Rita Kalyani, MD, associate professor, medicine, Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore; Wilson Pace, MD, chief medical officer, DARTNet Institute, Aurora, Colo.; JAMA Network Open, June 21, 2021, online

Comparte tu opinión