¿Debería tomar pastillas o someterse a una cirugía para la fibrilación auricular?

¿Debería tomar pastillas o someterse a una cirugía para la fibrilación auricular?

VIERNES, 15 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- Muchos estadounidenses mayores sufren de un latido cardiaco irregular preocupante y potencialmente peligroso llamado fibrilación auricular (FA), y en general les ofrecen medicamentos o una cirugía llamada ablación para corregirla.

¿Qué es lo que mejor funciona?

Dos nuevos ensayos podrían tener la respuesta. Los investigadores señalan que la ablación y los medicamentos tienen un rendimiento similar al proteger a los pacientes de FA del accidente cerebrovascular (ACV), la muerte y otras complicaciones.

Pero la ablación podría superar a la terapia farmacológica a largo plazo, reduciendo las recurrencias de FA y las hospitalizaciones relacionadas en los años posteriores, plantean los investigadores.

Los pacientes que recibieron la ablación (en que se usa un catéter para modificar las células del músculo cardiaco responsables de la arritmia) también parecían tener menos falta de aire, menos fatiga y una calidad de vida más buena en general cinco años más tarde, en comparación con los que solo recibieron la farmacoterapia.

"Debido a su tamaño y duración", el ensayo sobre la calidad de vida "provee nuevos datos extraordinarios sobre la perspectiva de los pacientes", aseguró el Dr. Yves Rosenberg.

Rosenberg fue director de programa del estudio, y también es jefe de la Rama de Aterotrombosis y Enfermedad de la Arteria Coronaria en el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) de EE. UU., que ayudó a financiar ambos ensayos.

Un cardiólogo que revisó los hallazgos dijo que los datos deberían tranquilizar a los pacientes.

"Creo que la moraleja de este estudio es que la ablación con catéter es efectiva y segura para tratar la fibrilación auricular", comentó el Dr. Laurence Epstein, director de electrofisiología en Northwell Health en Manhasset, Nueva York.

"Si tiene fibrilación auricular y es sintomático, la ablación es una opción de primera línea razonable, en lugar de tomar medicamentos", planteó.

Ventajas y desventajas del tratamiento

Según el NHLBI, la FA afecta a al menos 2.7 millones de estadounidenses, y puede conducir al ACV, la insuficiencia cardiaca e incluso el deterioro mental. Los síntomas incluyen palpitaciones cardiacas rápidas ("aleteos" o irregularidad), fatiga, falta de aire, y dificultades para realizar actividad física.

"Como las terapias farmacológicas actuales con frecuencia tienen una efectividad limitada para controlar la fibrilación auricular, es muy importante comprender si la ablación, un procedimiento invasivo, ofrece unos mejores resultados", comentó en un comunicado de prensa del NHLBI el Dr. David Goff, director de la división de ciencias cardiovasculares del instituto.

Como explicó Epstein, durante la ablación, "unos catéteres (cables con electrodos) largos se llevan al corazón a través de las venas grandes de la ingle. Se administran ondas de radio desde el catéter al músculo cardiaco, lo que causa calor y la destrucción controlada de las células musculares responsables de provocar la fibrilación auricular".

A veces la ablación se realiza usando unos balones minúsculos que congelan el músculo cardiaco para crear el mismo efecto.

Por supuesto, ningún tratamiento es infalible. "Dependiendo del paciente, el procedimiento puede tener una efectividad de hasta un 80 o 90 por ciento", dijo Epstein, "pero en otros es, en el mejor de los casos, del 50 por ciento".

Muchos otros pacientes reciben solo la farmacoterapia para controlar el ritmo cardiaco aberrante. Pero Epstein dijo que con frecuencia los resultados "son decepcionantes, porque los medicamentos no funcionan tan bien y pueden provocar una 'proarritmia'".

"Una proarritmia sucede cuando un fármaco usado para tratar un ritmo cardiaco anómalo puede en realidad provocar un ritmo cardiaco peor y más peligroso", explicó.

Los beneficios a largo plazo

Para zanjar el debate de medicamentos versus ablación, el NHLBI ayudó a realizar estos dos ensayos, que incluyeron a más de 2,200 pacientes tratados en 126 centros en Estados Unidos, Canadá y Europa.

La mitad de los pacientes recibieron la ablación y la mitad se asignaron a la terapia con medicamentos, pero podían recibir la ablación si los medicamentos no eran capaces de controlar bien sus síntomas de FA, algo que se conoce como "intención de tratar".

Al final, alrededor del 27 por ciento de los pacientes que iniciaron la farmacoterapia acabaron sometiéndose a la ablación.

El seguimiento mediano de los pacientes del ensayo fue de unos cuatro años.

"Si bien los datos del ensayo no mostraron que la ablación fuera superior a la farmacoterapia para reducir las tasas de mortalidad y ACV, sí mostraron una reducción en la recurrencia de la fibrilación auricular, además de reducciones en las hospitalizaciones", indicó Rosenberg en el comunicado de prensa.

Los investigadores anotaron que la tasa general de muertes y ACV fue más baja de lo previsto. Además, alrededor de un 9 por ciento de los pacientes asignados para recibir la ablación al final no se sometieron al procedimiento.

"Cuando examinamos los datos según el tratamiento que en realidad se recibió, el grupo de la ablación tenía unas tasas significativamente más bajas de muerte, además de la combinación de muerte, ACV discapacitante, sangrado grave o paro cardiaco, en comparación con los pacientes que solo recibieron la farmacoterapia", dijo el investigador principal del estudio, el Dr. Douglas Packer, cardiólogo y profesor de medicina en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

El equipo de investigación encontró que 12 meses tras el inicio del tratamiento, ambos grupos de pacientes experimentaron al menos cierta mejora en su calidad de vida. Pero los del grupo de la ablación experimentaron unos mayores declives en síntomas como la fatiga y la falta de aire, y la mejora en la calidad de vida duró a lo largo de los cinco años de seguimiento.

Al inicio del estudio, un 86 por ciento de los pacientes del grupo de ablación y un 84 por ciento del grupo de la farmacoterapia reportaron que habían tenido síntomas de fibrilación auricular en el mes anterior. Al final del estudio, apenas un 25 por ciento de la rama de la ablación y un 35 por ciento de los que tomaron solo fármacos reportaron síntomas.

Los pacientes con los síntomas más graves al inicio del estudio tuvieron una mejora mucho mayor tras la ablación que los que al principio tenían síntomas leves, añadieron los investigadores.

El Dr. Satjit Bhusri es cardiólogo en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Al revisar los nuevos datos, dijo que los ensayos ofrecen a los médicos y a los pacientes una orientación valiosa.

En primer lugar, apuntó, si su FA no es tan mala que dañe su calidad de vida, quizá controlarla solo con fármacos pueda funcionar. Pero cuando la calidad de vida se ve afectada, tal vez se justifique pasar a la terapia de ablación, apuntó Bhusri.

Por su parte, Epstein cree que "sin duda debemos continuar estudiando estos hallazgos. A medida que la tecnología sigue avanzando, y los procedimientos de ablación se hacen más seguros y más efectivos, la ablación sin duda se convertirá en el tratamiento preferido".

Los trabajos se publicaron el 15 de marzo en la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información acerca de la fibrilación auricular.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión