¿Debe ponerse una dosis de refuerzo de una vacuna contra la COVID?

LUNES, 4 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Ahora que muchos estadounidenses pueden ponerse no una, sino dos, dosis de refuerzo, ¿cómo puede saber si son adecuadas para usted?

Michigan Medicine-Universidad de Michigan ofrece algunos consejos, basados en los hallazgos y recomendaciones actualizados.

¿Debe ponerse una dosis de refuerzo de una vacuna contra la COVID?

"Todas las personas de a partir de 12 años debe ponerse un [primer] refuerzo para protegerse, no solo de las infecciones postvacunación, lo que incluye el potencial de una infección postvacunación grave con la COVID-19, sino también del riesgo de síntomas de COVID a largo plazo, que pueden ocurrir incluso si solo se tiene un caso leve de COVID", señaló la Dra. Pamela Rockwell, médica de familia de Michigan Medicine y representante de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) en el Comité Asesor de Prácticas de Inmunización de los CDC.

Tras aprobar una primera dosis de refuerzo el año pasado durante la oleada de ómicron, esta semana la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. autorizó una segunda dosis de refuerzo para todos los adultos de a partir de 50 años y para las personas inmunocomprometidas a partir de los 12 años. La segunda dosis de refuerzo se puede administrar al menos cuatro meses tras el primer refuerzo en ambos grupos.

Por otra parte, todavía se están ofreciendo unos primeros refuerzos a las personas de a partir de 12 años que recibieron una segunda dosis de la vacuna de Pfizer hace más de cinco meses, a las personas de a partir de 18 años que recibieron una segunda dosis de la vacuna de Moderna hace cinco meses, y a las de a partir de 18 años que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson hace más de dos meses.

Las que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson deben recibir un refuerzo de Pfizer o de Moderna, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Al mismo tiempo, los niños inmunocomprometidos de 5 a 11 años son elegibles para una tercera dosis, que se considera como parte de su serie primaria.

Según Michigan Medicine, recibir un refuerzo es particularmente importante para las personas de a partir de 65 años y las que tienen diabetes, obesidad, enfermedad cardiaca, cáncer y asma. Los adultos y adolescentes que no han recibido un primer refuerzo deben recibirlo tras completar su serie primaria de vacunación, mientras que los niños vulnerables de a partir de 5 años y los adultos con un riesgo alto también deben recibir esa dosis adicional.

Se sabe que las vacunas pierden cierta efectividad con el tiempo, y por eso recibir un refuerzo es importante. Aunque más de 217 millones de personas de Estados Unidos se han vacunado, apenas 97 millones han recibido los refuerzos, muestran unos datos de los CDC.

Poner a todo el mundo al día con las vacunas contra la COVID podría proveer protección en caso de otra oleada. Los individuos que recibieron los refuerzos antes de la ola de ómicron tenían un 300 por ciento menos de probabilidades de infectarse con el virus que las que no estaban vacunadas, y un 60 por ciento menos de probabilidades que las que se habían vacunado pero que no habían recibido los refuerzos.

En los casos postvacunación, los que habían recibido el refuerzo tenían unas probabilidades un 94 por ciento más bajas de usar un ventilador o de fallecer que los que no estaban vacunados.

"Las dosis de refuerzo no son exclusivas de las vacunas contra la COVID-19. Estamos acostumbrados a recibir dosis de refuerzo anuales contra la gripe, y dosis de refuerzo de la Tdap [tétanos, difteria y pertussis] cada 10 años para ayudar a nuestros cuerpos a mantener un nivel alto de inmunidad contra estas enfermedades prevenibles mediante vacunas", anotó Rockwell en un comunicado de prensa de Michigan Medicine.

"Vemos cada vez más infecciones postvacunación de COVID-19 en personas inmunizadas del todo. Las personas no están igual de bien protegidas con las vacunas como antes de que surgieran las variantes delta y ómicron", advirtió.

Aun así, "la vacunación ayuda a frenar la propagación de la COVID-19 en nuestras comunidades y ayuda a proteger a las personas que nos rodean que quizá sean más vulnerables a la COVID-19, y nos acerca al final de esta horrible pandemia", añadió Rockwell.

Más información

El sitio web de la COVID de EE. UU. ofrece más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Michigan Medicine-University of Michigan, news release, March 31, 2022

Comparte tu opinión