Cuidado con los timos del coronavirus en los medios sociales

Cuidado con los timos del coronavirus en los medios sociales

Los medios sociales han estado llenos de productos de salud falsos y timos financieros durante la pandemia del coronavirus, encuentra un estudio reciente.

Miles de publicaciones han publicitado kits de pruebas ilegales o no aprobados, tratamientos no evaluados y supuestas curas que son falsas, según los investigadores, que analizaron las publicaciones de Twitter e Instagram.

"De marzo a mayo de 2020, hemos identificado cadi 2,000 publicaciones fraudulentas que probablemente se vinculen con productos de salud falsos para la COVID-19, timos financieros, y otros riesgos para el consumidor", señaló el autor principal, Timothy Mackey, profesor adjunto asociado de medicina de la Universidad de California, en San Diego (UCSD).

Hubo dos oleadas de publicaciones de curas no probadas y kits de pruebas falsos, y ahora está apareciendo una tercera oleada. Mackey predijo que esto empeorará cuando las autoridades anuncien una vacuna o unos tratamientos efectivos.

El estudio se publicó en una edición reciente de la revista Journal of Medical Internet Research Public Health and Surveillance.

"Estamos en una era posdigital, y a medida que el auge de la adopción digital continúe, veremos más de estas publicaciones fraudulentas que se dirigirán a los consumidores, a medida que los criminales buscan aprovechar a los que están necesitados en las épocas de crisis", advirtió Mackey en un comunicado de prensa de la UCSD.

Ofreció consejos para identificar a los productos fraudulentos o timos:

  • Si parece demasiado bueno para ser cierto, es probable que lo sea. Tenga cuidado si hay menciones de ventas al por mayor o rápidas, precios baratos y afirmaciones cuestionables, por ejemplo la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. o certificaciones específicas.
  • Es probable que importar productos, como pruebas para la COVID-19, del extranjero sea ilegal. Esas compras se deben considerar riesgosas.
  • Si el vendedor hace negocios o transacciones a través de mensajes directos en los medios sociales o una aplicación de comunicación (incluyendo a Skype o a WhatsApp), es probable que no sea legítimo.

"Recomendamos que cualquiera al que le preocupe contraer la COVID-19, o que desee realizar la prueba, trabaje primero con su proveedor de atención de la salud personal o con la agencia de salud pública local para garantizar un acceso seguro a las pruebas o al tratamiento, y que reporte cualquier actividad sospechosa a las autoridades federales", planteó Mackey.

"Nuestra esperanza es que los resultados de este estudio informen mejor a los usuarios de los medios sociales, de forma que puedan diferenciar entre las publicaciones fraudulentas y las legítimas", añadió. "Realizamos esta investigación con la meta de que al final conduzca a unas mejores herramientas y cambios en las políticas, de forma que los medios sociales se puedan usar como una fuerza positiva".

Comparte tu opinión