Cuatro consejos para tener un hogar más sano

Cuatro consejos para tener un hogar más sano

LUNES, 5 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Unos sencillos pasos pueden proteger su hogar de los peligros de salud, tanto los grandes como los pequeños.

A continuación, cuatro consejos para comenzar.

Es imposible repetirlo demasiadas veces: cambie de forma proactiva las pilas en las alarmas de humo y de monóxido de carbono. No espere hasta escuchar la señal de pila agotada. Configure un recordatorio anual, por ejemplo en su cumpleaños. Además, pruebe los dispositivos mensualmente, dado que con el tiempo pueden desgastarse.

El sucio y la negligencia pueden erosionar la eficiencia de su sistema HVAC (de calefacción, ventilación y aire acondicionado), y hacer que falle. Cambie los filtros según sea necesario para evitar que la suciedad se acumule. Revíselos mensualmente, sobre todo durante los meses de invierno y verano, cuando se usan mucho, y cámbielos siempre que parezcan sucios, o al menos cada tres meses. Esto es particularmente importante si alguien de la familia tiene alergias o asma.

Ahora, pase a la cocina. Aunque las esponjas son más económicas y mejores para el medioambiente que las toallas de papel, pueden contaminarse rápidamente con bacterias. Los métodos populares para matar gérmenes han incluido meter la esponja en el microondas, ponerla en el lavaplatos con un ciclo de secado a calor alto, o desinfectarla con una solución de lejía concentrada y agua. Pero un estudio publicado en la revista Scientific Reports encontró que esto puede empeorar el problema: las bacterias más débiles que son eliminadas dejan más espacio para que las cepas más fuertes se multipliquen. Cuando la esponja (o cualquier paño) huela mal, cámbiela.

Aunque tenga tablas asignadas para cortar las carnes y las verduras, de cualquier forma necesitan un cuidado adecuado. Debe lavar las tablas de cortar después de cada uso, ponerlas en el lavaplatos o desinfectarlas con una solución de lejía. Pero cuando hayan desarrollado surcos difíciles de limpiar, sobre todo con las problemáticas tablas de plástico, las bacterias pueden prosperar. En ese momento, incluso una limpieza rigurosa quizá no sea suficiente, y debe cambiar la tabla. Si va a comprar tablas nuevas, piense en las de bambú, que son más duras y menos porosas que las maderas duras que se usan más comúnmente para ese artículo esencial de la cocina.

Más información

El Servicio de Seguridad e Inspección de los Alimentos del Departamento de Agricultura de EE. UU. Ofrece más consejos sobre la seguridad de las tablas de cortar.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión