Cuando las rodillas crujen, la mayoría de las veces es normal

Cuando las rodillas crujen, la mayoría de las veces es normal

Si las rodillas le crujen al caminar o al correr, no se preocupe demasiado, aconseja un experto.

"Los crujidos de las rodillas podrían significar muchas cosas", aseguró Harshvardhan Singh, profesor asistente del departamento de fisioterapia de la Universidad de Alabama, en Birmingham. "Si le duele, entonces debe consultar a un proveedor de atención de la salud".

La causa puede ser una rótula grande que no encaje bien en la fosa, lo que produce crujidos durante las actividades como correr o trotar.

Y si el músculo del muslo está demasiado apretado, puede halar a la rótula, provocando un crujido audible. Lo mismo puede ocurrir con la degeneración del cartílago.

"Los cambios degenerativos también pueden conducir al dolor y/o al bloqueo de la articulación de la rodilla", apuntó Singh en un comunicado de prensa de la universidad. "En general, los cambios degenerativos son comunes en las personas mayores".

Los escáneres han mostrado que el desplazamiento de las superficies de las articulaciones que forman a la rodilla puede provocar una reacción en cadena en que unas burbujas de gas naturales colapsan. El resultado son los crujidos en la rodilla.

"No debe preocuparse si sus rodillas crujen con frecuencia, siempre y cuando no se asocie con dolor", dijo Singh.

Si ha sufrido un traumatismo reciente en la rodilla y comienza a crujir, debe consultar al médico aunque no tenga dolor, enfatizó.

"No permita que esos sonidos lo hagan sentirse anómalo ni lo estresen, ni que limiten sus actividades funcionales", recomendó Singh. "El crujido de la rodilla en sí no indica la presencia de ninguna enfermedad".

Es normal que las rodillas crujan cuando usted está activo, y no significa que tenga artritis, explicó.

"Algo interesante es que, en la artritis de rodilla, la articulación de la rodilla se vuelve hipomóvil y pierde su movimiento hasta cierto grado, lo que podría conducir a que no haya crujidos en la rodilla", apuntó. "Un crujido en la rodilla podría significar que la articulación es móvil y está lubricada".

Un profesional podría ayudar a controlar los crujidos, afirmó Singh.

"Un fisioterapeuta quizá pueda ayudarlo a determinar si hay unos patrones de movimiento específicos o alguna alineación biomecánica que pudiera conducir a los crujidos en las rodillas, y recetarle ciertos ejercicios para ayudar a mejorarlos", añadió.

Comparte tu opinión