Cuando hay armas de fuego en el hogar, las probabilidades de un homicidio familiar son mayores

Cuando hay armas de fuego en el hogar, las probabilidades de un homicidio familiar son mayores

LUNES, 22 de julio de 2019 (HealthDay News) -- Los miembros de una familia tienen un riesgo de ser asesinados en los hogares con armas de fuego de Estados Unidos, sugiere un estudio reciente.

Por cada aumento de un 10 por ciento en la posesión de armas de fuego en los hogares, el riesgo de que una persona de la familia sea asesinada aumenta en un 13 por ciento. El riesgo de que una persona que no es un familiar sea asesinada aumentó solo en un 2 por ciento con la posesión de un arma de fuego, encontraron los investigadores.

"Este estudio sugiere que algunos de los riesgos asociados con la posesión de las armas de fuego están bastante localizados en el hogar", señaló el investigador principal, Aaron Kivisto, profesor asociado de psicología clínica en la Universidad de Indianápolis.

"Pero si se consideran junto con la robusta literatura que muestra una asociación entre la posesión de armas de fuego y el suicidio, estos hallazgos sugieren incluso más que la posesión de armas de fuego se asocia con la mortalidad, y que la víctima más probable es alguien del hogar", afirmó Kivisto.

El riesgo de homicidio aumenta en los miembros de ambos sexos del hogar, pero el riesgo de las mujeres es mayor, dijo. Apenas 1 de cada 4 víctimas de asesinato es una mujer, pero las mujeres conforman más o menos 3 de cada 4 víctimas de homicidios de la pareja íntima, añadió Kivisto.

La Dra. Megan Ranney, profesora asociada de medicina de emergencias en la Universidad de Brown, no participó en el estudio.

"Este estudio refuerza que, para las mujeres en particular, el acceso de la pareja a un arma de fuego las pone en riesgo", comentó Ranney, que también es directora de investigación de la American Foundation for Firearm Injury Reduction in Medicine.

Kivisto anotó que la "narrativa sobre la posesión de un arma de fuego y la protección personal" es una justificación común de la posesión de un arma de fuego. Pero tiende a ignorar los riesgos asociados con poseer un arma de fuego, incluyendo los riesgos para las otras personas del hogar, dijo.

"Los propietarios de armas de fuego deben sopesar esos beneficios percibidos y los riesgos, y realizar prácticas de almacenamiento seguro y de otro tipo para reducir el riesgo de que un incidente doméstico se vuelva letal", añadió.

Pero Kivisto advirtió que este estudio muestra una asociación entre la posesión de armas de fuego en el hogar y un aumento en la tasa de asesinatos de miembros de la familia. No prueba una relación causal.

En el estudio, Kivisto y sus colaboradores usaron datos del Censo de EE. UU., de la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU., del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo de EE. UU., y de los Informes Uniformes del Crimen de la Oficina Federal de Investigación de EE. UU.

Observaron las tasas anuales de asesinatos en todos los estados de 1990 a 2016. Y reunieron los datos sobre los asesinatos de parejas íntimas, otros familiares, conocidos y desconocidos.

En ese periodo, hubo 316,000 homicidios con armas de fuego en Estados Unidos, según el estudio.

Los asesinatos de familiares aumentaron de forma significativa con la posesión de armas de fuego, y también variaron regionalmente, encontraron los investigadores.

La posesión de armas de fuego varió entre un 10 por ciento en el Nordeste y casi un 69 por ciento en el Sur y en el Oeste. A medida que la posesión de armas de fuego aumentó, lo mismo sucedió con los asesinatos de familiares.

En comparación con los estados con las cantidades más bajas de propietarios de armas de fuego, los asesinatos de familiares fueron un 65 por ciento más numerosos en los estados con la mayor cantidad de propietarios de armas de fuego, según el estudio.

En general, más o menos 1 de cada 3 asesinatos con un arma de fuego fue de un miembro de la familia, y la mayor cantidad de asesinatos con armas de fuego ocurrieron en el Sur.

Kivisto dijo que no distinguieron entre las pistolas y las armas largas.

Los intentos de HealthDay de comunicarse con la Asociación Nacional del Rifle (National Rifle Association) para obtener un comentario no tuvieron éxito.

Ranney dijo que las aleccionadoras estadísticas de que las mujeres son víctimas más frecuentes plantean una interrogante: "¿Cómo hacemos que el mundo sea un lugar más seguro para las mujeres de EE. UU.?".

Comprender mejor los asesinatos con armas de fuego es esencial, enfatizó. El hecho de que el gobierno federal tenga prohibido financiar la investigación sobre las armas de fuego, y que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tengan prohibido investigar las armas de fuego, es un problema, anotó.

"La violencia con las armas de fuego es una epidemia de salud pública, y nunca hemos tenido una epidemia en que los CDC no estén implicados para ayudar a investigar y prevenir", añadió Ranney.

El informe se publicó en la edición en línea del 22 de julio de la revista American Journal of Preventive Medicine.

Más información

Para más información sobre la violencia con las armas de fuego en EE. UU., visite Gun Violence Archive.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión