¿Cuándo es una fractura potencialmente letal para un adulto mayor?

MARTES, 11 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Unos investigadores que estudiaron las fracturas en los adultos mayores encontraron una tasa de mortalidad más alta cuando esas fracturas estaban más cerca de la parte central del cuerpo, y también cuando los pacientes tenían unos problemas de salud subyacentes en particular.

Esta información podría ayudar a los médicos, porque señala a los pacientes que quizá necesiten una atención médica más intensiva tras una fractura.

¿Cuándo es una fractura potencialmente letal para un adulto mayor?

"Este es un estudio importante que podría de verdad cambiar la forma en que proveemos tratamiento médico a los adultos mayores", planteó la autora principal del estudio, Jacqueline Center, directora del Laboratorio de Estudios Clínicos y Epidemiología del Instituto Garvan de Investigación Médica, en Australia. "Tiene el potencial de ser una nueva forma de pensar sobre cómo vemos a las personas con fracturas, al considerar el lugar de la fractura a la luz de sus afecciones de salud subyacentes específicas".

Los investigadores estudiaron el tema en más de 300,000 daneses de a partir de 50 años que sufrieron una fractura.

Las personas que tuvieron una fractura en un área más central, por ejemplo la cadera, las vértebras o los huesos de la parte superior del brazo, tenían una tasa de mortalidad más alta que las que sufrieron una fractura más distante, por ejemplo en las manos o los antebrazos.

El riesgo seguía siendo más alto para las personas con fracturas que también tenían afecciones de la salud múltiples o complejas, en particular con ciertas agrupaciones de afecciones.

En su investigación, el equipo encontró que las afecciones crónicas de salud en el momento de la fractura se agrupaban de forma natural en cinco grupos específicos en los hombres y cuatro grupos específicos en las mujeres. Hubo un grupo relativamente más sano, con una o ninguna afección de la salud, un grupo cardiovascular, un grupo diabético, y un grupo con cáncer. Los hombres también tuvieron un grupo hepático/inflamatorio.

"Contar las demás enfermedades no es suficientemente bueno", aclaró Robert Blank, científico visitante del Garvan. "Su gravedad y la combinación también se deben tomar en cuenta. Muchos pacientes con antecedentes de cáncer, por ejemplo, no estaban en lo que llamamos el grupo de cáncer, pero el grupo de cáncer incluyó a casi todos los que tenían evidencias de cáncer avanzado. El mismo tipo de clasificación por la gravedad también se observó en las demás agrupaciones".

Los hallazgos específicos incluyeron que la tasa de mortalidad tras una fractura de cadera en los hombres del grupo de cáncer era un 41 por ciento más alto que en hombres de una edad similar en la comunidad general.

Aunque la diabetes en sí en personas por lo demás sanas no se asoció con un aumento en el riesgo de muerte durante el estudio, tener diabetes en combinación con una enfermedad cardiaca, vascular o del riñón fue un riesgo.

"Esta investigación resalta que hay una interacción entre la fractura y el conjunto de afecciones de la salud de un paciente (es decir, su salud subyacente), y que esta podría ser una buena forma de identificar a las personas en riesgo", comentó en un comunicado de prensa del Garvan el primer autor del estudio, el Dr. Thach Tran, que trabaja en el instituto.

"Podemos identificar a las personas a quienes les irá peor. Un punto importante es que los hallazgos de esta investigación podrían aplicarse a muchos otros ámbitos de enfermedad, en que ocurren eventos centinela con trastornos de salud preexistentes", añadió Tran.

Aunque no está claro el motivo de que esto suceda, podría ser una interacción entre los huesos y el sistema inmunitario, apuntó Center.

"El hueso no es inerte. Cuando se rompe un hueso, hay más recambio óseo y factores inflamatorios asociados, y sospecho que en las enfermedades subyacentes, este proceso no se controla bien, y la fractura podría fomentar problemas de salud subyacentes", apuntó Center.

Los autores del estudio dijeron que los próximos pasos serán determinar si estos grupos son evidentes en otras enfermedades, y si se pueden usar como una herramienta predictiva para los profesionales clínicos.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 10 de octubre de la revista JAMA Network Open.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las fracturas de cadera y los adultos mayores.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Garvan Institute of Medical Research, news release, Oct. 10, 2022

Comparte tu opinión