Cuando el colesterol 'bueno' es malo para las mujeres mayores

Cuando el colesterol 'bueno' es malo para las mujeres mayores

VIERNES, 20 de julio de 2018 (HealthDay News) -- El colesterol HDL quizá se conozca como el tipo de colesterol "bueno", pero un nuevo estudio sugiere que los niveles altos del mismo no siempre son buenos para las mujeres después de la menopausia.

El estudio, de casi 1,400 mujeres postmenopáusicas, encontró que las que tenían niveles más altos de HDL tenían más probabilidades de presentar "placas" en sus arterias carótidas. Esas arterias suministran sangre al cerebro, y la acumulación de placa allá señala un riesgo más alto de accidente cerebrovascular (ACV) y de enfermedad cardiaca.

El estudio no observó las tasas de ataque cardiaco o ACV de las mujeres. Pero los expertos dijeron que los hallazgos se suman a las evidencias de que con respecto al colesterol HDL, puede haber demasiado de algo bueno.

"Pensábamos que cuanto más mejor", dijo la Dra. Karol Watson, directora del Programa de Salud Cardiaca de las Mujeres de la Universidad de California, en Los Ángeles. "Pero hemos estado reconsiderado el HDL en los últimos años".

Watson, que no participó en el estudio, también es miembro del Consejo de Liderazgo de la Sección de Prevención de las Enfermedades Cardiovasculares del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology).

Dijo que "todo el mundo está de acuerdo" en que un HDL bajo (menos de 40 mg/dl) es malo.

Pero los estudios también han encontrado que un HDL demasiado alto también se asocia con problemas. Por ejemplo, un estudio de 2016 de más de 630,000 personas encontró que las mujeres y hombres con un HDL muy alto (mayor de 90 mg/dl) eran más propensos a fallecer (de causas no cardiovasculares) durante el periodo de estudio que aquellos cuyo HDL tenía un valor cercano a la media.

El HDL se conoce como el colesterol "bueno" porque hace cosas positivas, lo que incluye eliminar la grasa de las arterias y llevarla al hígado para deshacerse de ella.

Pero, según Watson, la investigación sugiere que la función del HDL puede ser incorrecta cuando el ambiente no es el ideal, como puede ser en el caso de una persona con obesidad o con diabetes u otras afecciones de salud que provocan una inflamación crónica en los vasos sanguíneos.

"El HDL parece ser como un camaleón, que cambia según el entorno", explicó Watson.

Esa idea general podría explicar lo que se ha observado en este estudio, según Samar El Khoudary, investigadora principal y profesora asociada en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh.

Durante la transición a la menopausia, señaló, las mujeres experimentan una reducción drástica en el estrógeno, una hormona protectora del corazón. También pasan por cambios en la distribución de la grasa corporal, las grasas en la sangre y otros procesos metabólicos; eso puede llevar a una inflamación crónica que podría alterar la calidad de las partículas HDL.

Así que un nivel más alto de HDL "no es necesariamente protector para el corazón", dijo El Khoudary, pero añadió que tampoco es necesariamente algo malo.

Es importante mirar el panorama entero, dijo. Si, por ejemplo, una mujer tiene un peso normal, hace ejercicio y no tiene ningún factor de riesgo cardiaco como un colesterol LDL (el tipo "malo") alto o diabetes, un HDL alto "probablemente no sea algo de lo que preocuparse", dijo El Khoudary.

Watson se mostró de acuerdo. Por otra parte, dijo, un nivel alto de HDL no debería hacer que las mujeres o sus médicos caigan en la complacencia.

"Nunca ignore un nivel alto de LDL solo porque el nivel de HDL sea alto", dijo Watson.

El mensaje de fondo, según El Khoudary, es que las mujeres deberían prestar incluso más atención a mantener un estilo de vida saludable cuando pasan por la menopausia.

En cuanto a la investigación, planteó, los médicos necesitan mediciones más precisas de la función del HDL, no solo el nivel del colesterol HDL.

El equipo de El Khoudary también midió los niveles de las "partículas" HDL, que trasportan al colesterol HDL a través de la sangre, de los participantes del estudio.

En general, las mujeres con una cantidad más alta de partículas HDL "pequeñas" tenían un riesgo más bajo de acumulación de placa. Por otra parte, las partículas "grandes" mostraron una relación más complicada: Cuando las mujeres acababan de pasar por la menopausia, esas partículas se asociaron con un riesgo más alto de estrechamiento de las arterias. Pero entre las mujeres con una edad relativamente más avanzada, una cantidad alta de partículas grandes se asoció con unas arterias más saludables.

Si todo esto parece complicado, es porque lo es.

Por ahora, dijo Watson, nadie sabe si medir las partículas HDL es útil. "Hasta que no comprendamos más, no podremos hacer nada con esta información", dijo.

¿Qué cantidad es "demasiado alta" con respecto al HDL? No existe un umbral conocido, dijo Watson. En general, añadió, parece hacer un "valor óptimo" de HDL de alrededor de entre 60 y menos de 80 mg/dl.

Pero, una vez más, dijo Watson, hay que mirar a la persona como un todo: si alguien tiene factores de riesgo de enfermedad cardiaca, una cifra más alta de HDL puede ser engañosa.

El Khoudary recibió hace poco financiación del Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. para ampliar esta investigación.

Los hallazgos se publicaron en línea el 19 de julio en la revista Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre el colesterol de la sangre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión