Cuando avanzan en la jerarquía corporativa, las mujeres son igual de competitivas que los hombres: estudio

MARTES, 2 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Las mujeres son igual de competitivas que los hombres, y están igual de dispuestas a tomar riesgos cuando se trata de avanzar en el lugar de trabajo, según un nuevo estudio sobre la brecha salarial de género en Estados Unidos.

"Si por fin vamos a acabar con la brecha salarial de género, debemos comprender sus orígenes, y también sus soluciones y remedios", señaló la coautora del estudio, Mary Rigdon, directora asociada de Centro de Filosofía de la Libertad de la Universidad de Arizona.

Cuando avanzan en la jerarquía corporativa, las mujeres son igual de competitivas que los hombres: estudio

En 2021, las mujeres ganarán 82 centavos por cada dólar que ganen los hombres, lo que significa que las mujeres trabajan casi tres meses adicionales para recibir la misma cantidad de pago, según Rigdon, que también es miembro afiliada de la facultad del Departamento de Economía Política y Ciencias de la Moral.

Una teoría sobre la brecha salarial de género es que las mujeres podrían ser menos competitivas que los hombres y, por tanto, se les pasa por alto para las posiciones más importantes con unos mayores salarios.

"Pensamos que las mujeres seguro eran igual de competitivas que los hombres, pero que lo exhibían de distintas formas, así que queríamos aclararlo y demostrar que es así", aseguró Rigdon en un comunicado de prensa de la universidad. "Porque entonces la historia sobre la brecha salarial de género es muy distinta".

En este estudio, se les dio a los voluntarios opciones no competitivas y competitivas para ganar unas pequeñas cantidades de dinero. Las mujeres eran mucho más propensas a elegir la opción competitiva cuando podían compartir sus ganancias (un 60 por ciento) que en una situación en que todo era para el ganador (un 35 por ciento).

Las tasas entre los hombres fueron de un 52.2 y un 51 por ciento, respectivamente, según el estudio, que se publicará en la edición del 9 de noviembre de la revista Proceedings of National Academy of Sciences.

Los investigadores sugirieron que las mujeres quizá hayan tenido una mayor inclinación a la competencia cuando podían compartir las ganancias, porque esto les daba control sobre cómo se dividían las ganancias con los demás participantes. O quizá hayan querido calmar el resentimiento de los perdedores de la competencia.

"De verdad debemos preguntar sobre el incentivo social que lleva a las mujeres a competir. Pensamos que se trata de reconocer los distintos costos y beneficios que conllevan las distintas limitaciones biológicas y culturales", planteó Rigdon. "Pero, al final del día, pienso que nos queda esta pregunta".

Los investigadores señalaron que están desarrollando un estudio para dar respuesta a esta pregunta.

Rigdon afirmó que los hallazgos sugieren que las corporaciones harían bien en implicarse en una actividad más socialmente responsable.

"Quizá atraigan a un conjunto distinto de solicitantes para las posiciones de director ejecutivo o de directores de la junta", añadió Rigdon. "Las mujeres quizá se sientan más atraídas a posiciones en donde hay un componente social que no se encuentra en las firmas más tradicionales basadas en los incentivos, donde todo se trata de las bonificaciones para el director ejecutivo".

Más información

El Foro Económico Mundial ofrece más información sobre la brecha salarial de género.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Arizona, news release, Nov. 1, 2021

Comparte tu opinión