¿Cuáles son los tratamientos que mejor funcionan para prevenir el suicidio?

¿Cuáles son los tratamientos que mejor funcionan para prevenir el suicidio?

MARTES, 27 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Si usted o un ser querido están pensando en el suicidio, una nueva revisión apunta a tratamientos efectivos que pueden reducir el riesgo de suicidio.

Algunos implican terapia, como la terapia cognitivo conductual (TCC) o la terapia conductual dialéctica (TCD), mientras que en otros se utilizan medicamentos, como la ketamina (por infusión) o el litio.

"Las personas deben saber que hay tratamientos, como la TCC o la TCD, que pueden ser útiles para los individuos que tienen pensamientos suicidas", señaló la autora principal del estudio, Kristen D'Anci, directora asociada sénior del Centro de Evidencias y Directrices Clínicas en el Instituto ECRI en Plymouth Meeting, Pensilvania.

D'Anci añadió que los medicamentos, aunque se han estudiado menos, también pueden ser una opción.

Los hallazgos del estudio se publicaron en la edición del 26 de agosto de la revista Annals of Internal Medicine.

El suicidio es un problema creciente en Estados Unidos. La tasa nacional aumentó en un 30 por ciento entre 2000 y 2016, apuntaron los investigadores.

¿Por qué está en aumento la muerte por suicidio?

Un motivo del aumento de las tasas es que ahora las personas son más propensas a reportar el suicidio, porque se sabe que es una afección mental, comentó la psicóloga Jill Harkavy-Friedman, vicepresidenta de investigación de la American Foundation for Suicide Prevention.

En cuanto a otros motivos del aumento en la tasa, dijo que "el suicidio es una conducta compleja, y el riesgo de cada persona es ligeramente distinto".

En algunas, podría deberse a la falta de acceso a la atención de la salud mental. Las personas quizá no tengan los recursos que necesitan para afrontar el estrés, explicó Harkavy-Friedman.

Daniel Reidenberg, director administrativo del Consejo Nacional de Prevención del Suicidio (National Council for Suicide Prevention), se mostró de acuerdo en que el aumento no tiene una explicación clara.

"No creo que alguien sepa de forma definitiva por qué más personas están muriendo por suicidio. Hay muchos factores que contribuyen, como los opioides, el acoso en línea, los medios sociales, las muertes entre militares y veteranos, y la crisis económica", apuntó.

¿Cómo saber si alguien está en riesgo?

Si "alguien se expresa sobre el suicidio de cualquier forma, o si busca un método o forma de morir, es una señal de advertencia bastante grave", aseguró Reidenberg. "Otras señales de alarma incluyen hablar de no tener esperanzas, no tener futuro o sentirse como una carga para los familiares y amigos".

Harkavy-Friedman dijo que las personas que se sienten atrapadas o con un dolor mental insoportable están en riesgo. Indicó que a los seres queridos les debe preocupar mucho si escuchan a alguien decir "estarían mejor sin mí", o "las cosas serían más sencillas si yo no estuviera".

Ambos expertos dijeron que unas variaciones importantes en la conducta son una pista sobre los problemas de salud mental. Incluyen retraerse de los amigos y familiares, regalar sus cosas, aumentar el autoaislamiento, usar más drogas o alcohol, además de los cambios en el apetito, los niveles de energía y los patrones de sueño.

Reidenberg dijo que muchas personas que mueren por suicidio no duermen en las 24 a 48 horas anteriores.

Si un amigo o familiar le preocupa, Harkavy-Friedman dijo que debe preguntarle directamente si están pensando en el suicidio. "Uno no puede hacer que alguien se haga suicida", enfatizó. "Si le pregunta, y están pensando en el suicidio, puede darles una oportunidad de hablar".

Reidenberg anotó que cualquier conexión es importante. "Cualquier cosa que pueda ayudarles a cambiar su pensamiento puede proveer una alternativa", dijo.

¿Qué tratamientos pueden ayudar?

El equipo de D'Anci escudriñó las evidencias de ocho revisiones sistemáticas y 15 ensayos clínicos aleatorios sobre tratamientos para la prevención del suicidio. Algunos incluyeron a personas que estaban en riesgo en ese momento, otros incluyeron a personas que se habían intentado suicidar antes.

Los tratamientos incluyeron a la TCC, la TCD, la ketamina y el litio. La TCC, que se puede realizar en persona o en línea, ayuda a las personas a desarrollar esperanza y habilidades para afrontar el distrés, dijo D'Anci.

La TCD combina a la TCC con entrenamiento en habilidades y técnicas de mindfulness para ayudar con la regulación de las emociones, las relaciones y la capacidad de tolerar el distrés, comentaron los investigadores.

La ketamina es un anestésico que funciona rápidamente para reducir el riesgo de suicidio. Se debe administrar por vía intravenosa, y sus efectos son a corto plazo. El litio es un medicamento que estabiliza el estado de ánimo, y se usa comúnmente para tratar el trastorno bipolar, según la Alianza Nacional Sobre Enfermedades Mentales (National Alliance on Mental Illness, NAMI).

Los estudios compararon esos tratamientos con ser asignado a una lista de espera o recibir el tratamiento usual. El tratamiento usual consistía típicamente en proveer información sobre recursos para las crisis, por ejemplo los números de teléfonos de asistencia, dijo D'Anci.

Tanto la TCC como la TCD mostraron un beneficio modesto en la reducción de la ideación suicida. Se mostró que la TCC reduce los intentos de suicidio, en comparación con el tratamiento usual. La ketamina y el litio redujeron las tasas de suicidio en comparación con un placebo, pero los estudios contaban con una información limitada sobre cualquier daño que se pudiera asociar con esos fármacos.

Cambian las directrices para prevenir los suicidios entre los militares y los veteranos

La revisión del equipo de D'Anci fue un elemento que se usó para actualizar las directrices de prevención del suicidio de la Administración de Salud para Veteranos (VHA) de EE. UU. Las tasas de suicidio entre los miembros del servicio militar casi se duplicaron entre 1999 y 2016. Esa tasa es más alta entre los que no reciben servicios de la VHA.

En comparación con la población general, la tasa de suicidio es un 21 por ciento más alta entre los veteranos.

Las directrices actualizadas recomiendan la evaluación del riesgo de suicidio. Si esa evaluación plantea preocupaciones, se debe pensar en los tratamientos. La VHA dijo que se pueden usar la infusión a corto plazo con ketamina o el litio. El fármaco clozapina puede ayudar a las personas que han intentado suicidarse, o las que tienen trastornos esquizoafectivos.

Las nuevas directrices indican que esas opciones se pueden usar solas o en combinación con otros medicamentos de salud mental. Las directrices de la VHA también respaldan el uso de la TCC o la TCD en los individuos en riesgo.

Las directrices también sugirieron reducir el acceso a los medios para el suicidio, por ejemplo, las armas de fuego, de los miembros del servicio militar.

Más información

SI usted o un ser querido están pensando en el suicidio, busque ayuda en la Red Nacional de Prevención del Suicidio (National Suicide Prevention Lifeline) o llámelos al 1-800-273-TALK (8255).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión