¿Cuáles son los estadounidenses mejor (y peor) preparados para los desastres?

MARTES, 19 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Cuando ocurren huracanes, inundaciones e incendios, cualquiera puede tener dificultades para responder y afrontarlos, pero una nueva investigación sugiere que las mujeres, las personas con hijos menores de 18 años, los inquilinos, los pobres, y los estadounidenses negros y asiáticos son los más vulnerables a los desastres meteorológicos.

Estos grupos necesitan ayuda especial antes de que ocurran desastres, para garantizar que estén equipados para actuar, planteó la investigadora principal, Smitha Rao, profesora asistente de trabajo social de la Universidad Estatal de Ohio.

¿Cuáles son los estadounidenses mejor (y peor) preparados para los desastres?

"Enfocarse en los grupos vulnerables, comprender sus barreras específicas, y conectarlos con los recursos dentro de la comunidad son estrategias clave para garantizar que no se quede nadie detrás cuando ocurren desastres", enfatizó Rao en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio, el equipo de Rao usó datos de la Encuesta nacional de hogares de la Agencia Federal para el Manejo de emergencias de 2018, que hizo preguntas a más de 4,700 estadounidenses sobre su preparación para los desastres.

El problema se ha vuelto cada vez más importante, apuntó Rao. "Para muchos estadounidenses, la cuestión no es si se verán afectados por un desastre, sino cuándo", anotó.

El número de desastres de miles de millones de dólares en Estados Unidos aumentó de forma marcada entre los 1980 y los 2000, según un informe del gobierno federal.

Rao y sus colegas consideraron que las personas tenían una preparación mínima si estaban listas para evacuar o refugiarse en casa durante tres días. Esto incluía dinero, suministros para vivir tres días sin electricidad ni agua corriente, y acceso al transporte.

"En realidad esto es apenas el mínimo. Todos deberíamos tener una 'bolsa de emergencia' con alimentos no perecederos, medicamentos importantes, una linterna y algo de efectivo para las emergencias", planteó.

El equipo de Rao también observó los factores vinculados con la preparación. Encontraron que creer en estar preparados para los desastres se vinculó con tener una preparación al menos adecuada. Pero las personas que carecían de confianza en su capacidad para actuar en una emergencia fueron menos propensas a tener una preparación mínima, mostraron los hallazgos.

"La confianza fue un aspecto importante de estar preparado. No podemos decirlo con certeza a partir de estos datos, pero parte de esto podría tratarse del nivel de confianza que tienen en que las instituciones gubernamentales los ayudarán cuando sea necesario", comentó Rao. "Las grupos con vulnerabilidad social que encontramos que eran menos propensos a contar con una preparación mínima también carecían de confianza en las instituciones que se supone que ayudan durante los desastres".

No resulta sorprendente que las personas pobres fueran menos propensas a estar preparadas, comentó. Las personas que tienen dificultades para satisfacer sus necesidades cotidianas con frecuencia no tienen la capacidad y los recursos para planificar para los eventos diarios, y mucho menos para los desastres, señaló Rao.

El grupo de Rao también encontró que las personas que habían recibido información sobre la preparación para un desastre eran más propensas a estar preparadas. "Pero más de la mitad de la muestra (un 56 por ciento) reportaron que no habían recibido ninguna información sobre la preparación en los últimos seis meses, de forma que esta es un área de intervención importante", aseguró.

"Los desastres no afectan a todo el mundo por igual", añadió Rao. "Debemos encontrar formas de ayudar a los que tienen el mayor riesgo de las consecuencias de los desastres".

El informe se publicó en la edición de julio de la revista International Journal of Disaster Risk Reduction.

Más información

Aprenda más sobre la preparación para los desastres en Ready.Gov.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Ohio State University, news release, July 18, 2022

¿Le ha sido útil esta página?

Was this page helpful?


¿Le ha sido útil esta página?

Was this page helpful?

Comparte tu opinión