¿Cuál es el mejor régimen de ejercicio para aliviar el dolor lumbar?


MIÉRCOLES, 30 de diciembre de 2020 (HealthDay) -- El dolor lumbar crónico puede dificultar las tareas más rutinarias. Pero un estudio reciente sugiere que los pacientes pueden aprender nuevas formas, prácticas y menos dolorosas, de moverse, mediante un "entrenamiento en habilidades motoras" (EHM).

¿Cuál es el mejor régimen de ejercicio para aliviar el dolor lumbar?

Un estudio de dos años, con casi 150 pacientes, encontró que el EHM parece superar a un régimen de ejercicio más común pero menos personalizado, que se enfoca en general en mejorar la fuerza y la flexibilidad, para el alivio de la discapacidad por el dolor lumbar.

"Nuestros hallazgos sugieren que el entrenamiento en habilidades motoras en actividades funcionales es un tratamiento efectivo y eficiente que resulta en una mejora importante tanto a corto como a largo plazo en la función en las personas con dolor lumbar crónico", señaló la autora principal del estudio, Linda Van Dillen, profesora de fisioterapia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis.

El dolor lumbar es increíblemente, común, y es la principal causa de discapacidad, según Van Dillen. Es la causa más frecuente de dolor crónico entre los adultos estadounidenses.

Van Dillen anota que al menos de un 60 a un 80 por ciento de los adultos experimentarán dolor lumbar, y "casi la mitad de ellos habrán tenido un episodio importante antes de los 30 años".

Sin embargo, no hay un estándar aceptado de atención para los pacientes con dolor lumbar, ni un sentido claro de qué tipo de intervención de ejercicio podría funcionar mejor, apuntaron los investigadores.

Para comprender mejor el tema, el equipo de Van Dillen se enfocó en un grupo de pacientes diagnosticados con lo que se conoce como dolor lumbar "no específico". Esto significa que tienen tensión, rigidez y/o dolor en el área lumbar sin una causa clara.

Antes del inicio del estudio en diciembre de 2013, todos los participantes habían luchado contra el dolor lumbar durante al menos un año.

Los participantes, que tenían de 18 a 60 años, se dividieron al azar en dos grupos. Un grupo recibió "tratamiento de fuerza y flexibilidad del tronco y las extremidades inferiores", una intervención común de ejercicio, según Van Dillen.

El otro grupo participó en EHM, que enseña a los pacientes nuevas formas de realizar las tareas cotidianas que el dolor de espalda dificulta.

El EHM busca determinar la postura y los movimientos personales de cada pacientes a lo largo de un día completo, y entonces diseñar estrategias de movimiento libres de dolor según sus rutinas específicas.

Ambos grupos recibieron seis semanas de entrenamiento una hora por semana. La mitad del grupo también recibió unas sesiones de tratamiento de "refuerzo" seis meses después. Completaron cuestionarios sobre la discapacidad al inicio, y seis meses y un año después.

Aunque hubo una mejora en la capacidad de ambos grupos de realizar las funciones diarias sin dolor, el grupo de EHM logró unas mejoras "significativamente" mayores (lo que significa unas puntuaciones de discapacidad más bajas) durante el periodo del estudio.

Los pacientes de EHM se mostraron más satisfechos con la atención, y fue menos probable que usaran medicamentos para el dolor de espalda. También tenían menos temor a resolver las necesidades relacionadas con el trabajo, y era menos probable que evitaran las actividades diarias, encontró el estudio.

A los seis meses, los pacientes de EHM tenían menos exacerbaciones de dolor de espalda agudo, y era más probable que siguieran haciendo los ejercicios. Y tras un año, cuando su dolor de espalda se exacerbó, fue menos intenso, aseguraron los investigadores.

El Dr. Daniel Park, profesor asociado de cirugía ortopédica de la Facultad de Medicina William Beaumont de la Universidad de Oakland en Rochester, Michigan, revisó los hallazgos.

Dijo que está por verse hasta qué grado el EHM es mejor que las intervenciones más comunes.

Aunque Park dijo que los hallazgos parecen ser estadísticamente significativos y que respaldan el beneficio de la terapia para el dolor de espalda, no llegó a afirmar que los investigadores hubieran mostrado una "mejora significativa".

"Pienso que cualquier terapia estructurada puede ser beneficiosa, porque lo deseable es que los músculos se muevan, y trabajar para ayudar con el dolor de espalda", apuntó Park. "Antes, pensábamos que el descanso y la relajación eran mejores. Pero los estudios muestran que solo el descanso a corto plazo es beneficioso, y que en realidad si se descansa demasiado tiempo, se pueden tener unos resultados peores".

Como resultado, añadió, muchos médicos aconsejan a los pacientes que descansen a corto plazo y que entonces comiencen a hacer ejercicio para ayudar a los músculos.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 28 de diciembre de la revista JAMA Neurology.

Más información

Aprenda más sobre el dolor lumbar en el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Linda Van Dillen, PT, PhD, professor, physical therapy and orthopedic surgery, Washington University School of Medicine in St. Louis, Mo.; Daniel Park, MD, associate professor, orthopedic spine surgery, Oakland University William Beaumont School of Medicine, Rochester, Mich., director, minimally invasive orthopedic spine surgery, William Beaumont Hospital-Royal Oak, Rochester, Mich.; JAMA Neurology, Dec. 28, 2020, online

Comparte tu opinión