¿Cree que solo huele con la nariz? Pues se equivoca

¿Cree que solo huele con la nariz? Pues se equivoca

JUEVES, 25 de abril de 2019 (HealthDay News) -- Un chico que se preguntó si las serpientes sacan la lengua para oler provocó un nuevo y sorprendente descubrimiento sobre el funcionamiento de los sentidos humanos.

Resulta que su lengua le ayuda a oler, según investigadores del Centro de los Sentidos Químicos Monell, en Filadelfia, un equipo que incluyó al curioso chico de 12 años.

Se pensaban que el gusto y el olfato eran sentidos independientes que no interactuaban hasta que la información de cada uno llegaba al cerebro.

Pero el autor sénior, el Dr. Mehmet Hakan Ozdener, apuntó que la pregunta de su hijo lo llevó a replantear esa idea.

El nuevo estudio de Ozdener encontró que los sensores que detectan los olores en la nariz (los receptores olfativos funcionales) también se encuentran en las células del gusto de la lengua. Esto sugiere que las interacciones entre los sentidos del olfato y del gusto quizá comiencen en la lengua, y no en el cerebro, señalaron los investigadores.

Dijeron que sus hallazgos podrían conducir a nuevas formas de modificar los sabores de los alimentos para fomentar una alimentación más saludable.

"Nuestra investigación podría explicar cómo las moléculas del olor modulan la percepción del sabor", comentó Ozdener, biólogo celular, en un comunicado de prensa del Monell. "Esto podría conducir al desarrollo de modificadores del sabor basados en el olor que puedan ayudar a combatir la ingesta excesiva de sal, azúcar y grasa asociada con enfermedades relacionadas con la dieta, como la obesidad y la diabetes".

Los resultados de una serie de experimentos de laboratorio se publicaron el 24 de abril en la revista Chemical Senses.

El distintivo sabor de la mayoría de los alimentos y las bebidas proviene más del olfato que del gusto, afirmaron los investigadores. El gusto evolucionó para medir el valor nutritivo y el posible potencial de lo que las personas se metían en la boca. El olfato provee información sobre el sabor: ¿es plátano, regaliz o cereza? El cerebro combina esa información.

"La presencia de receptores olfativos y receptores del gusto en la misma célula nos ofrecerá emocionantes oportunidades para estudiar las interacciones entre los estímulos del olor y del sabor en la lengua", añadió Ozdener.

Además de proveer nueva información sobre cómo interactúan el olfato y el gusto, esta investigación también podría mejorar la comprensión sobre cómo el sistema olfativo detecta los olores.

Las moléculas que activan a la mayoría de los 400 tipos de receptes olfativos funcionales en las personas no se conocen.

Los investigadores esperan averiguar si los receptores olfativos tienden a localizarse en un tipo específico de célula del gusto, por ejemplo las células que detectan el sabor dulce o el salado.

También observarán cómo las moléculas del olor modifican a las respuestas de las células del gusto y a nuestra percepción del sabor.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. explica cómo el olfato y el gusto cambian con la edad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión