Consejero de Biden sobre la COVID: la mala preparación y un virus cambiante podrían ralentizar la vacunación

JUEVES, 21 de enero de 2021 (HealthDay News) -- El Presidente de EE. UU., Joe Biden, prometió revigorizar la repuesta del país a la COVID-19, pero uno de sus principales consejeros sobre la pandemia afirma que tanto el virus como las fallas de la administración anterior podrían entorpecer ese esfuerzo.

Michael Osterholm, director del Centro de Investigación y Políticas de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota, dijo que le preocupan en particular las nuevas variantes del coronavirus, que podrían hacer que los casos se disparen y, potencialmente, evadir la protección inmunitaria ofrecida por las vacunas contra la COVID-19.

Consejero de Biden sobre la COVID: la mala preparación y un virus cambiante podrían ralentizar la vacunación

Además, la nueva administración de Biden tendrá que reparar un sistema muy inestable para distribuir las vacunas contra la COVID-19 existentes y venideras, que ha llevado a un grave retraso en la vacunación de las personas, declaró Osterholm durante una entrevista de HD Live!.

"Estoy extremadamente preocupado sobre la variante de Reino Unido", apuntó Osterholm, y anotó que se asocia con una transmisión mucho más alta. "Creo que en las próximas seis a 12 semanas es posible que veamos los días más oscuros de la pandemia en este país, y que esa variante sea responsable de un gran aumento en la transmisión".

Osterholm también está preocupado por las nuevas variantes reportadas en Sudáfrica y Brasil, que podrían "en realidad portar mutaciones que podrían de hecho afectar a la protección que obtenemos a partir de los anticuerpos de la vacuna".

"En este momento, no tenemos ninguna evidencia convincente de que haya sucedido, pero hay suficientes evidencias circunstanciales como para preocuparnos mucho de que las vacunas pudieran tener un impacto más bajo debido a esta variante particular", lamentó Osterholm.

Si estas variantes evaden a la inmunidad de la vacuna, los investigadores "quizá tengan que pensar en alterar esas vacunas de alguna forma, como hacemos cada año con las vacunas contra la influenza, para intentar ajustarlas a esas nuevas variantes, si de hecho esto sigue siendo un problema", apuntó Osterholm.

Ahora mismo, hay que enfocarse en ayudar a distribuir las vacunas, dijo Osterholm. Ha habido informes de una frustración generalizada de personas que desean vacunarse pero se pierden en los sistemas implementados para solicitar una vacuna, que varían de un estado a otro.

"Se hará todo esfuerzo por respaldar a los departamentos de salud estatales y locales, y todos los que trabajan en primera línea para administrar la vacuna", apuntó Osterholm. "La administración anterior de verdad no había hecho ningún trabajo significativo, en términos de preparar esa última etapa, es decir, para en realidad vacunar a la gente. Se hará un esfuerzo mucho mayor para de verdad asegurar que una vez se fabriquen esas dosis, se administren rápidamente a la gente".

Parte del problema es que la demanda simplemente supera a la oferta. Las historias de grandes existencias de vacuna sin usar son "engañosas", mientras que los informes que buscan detallar el número de dosis distribuidas con frecuencia "reflejan lo que la Operación Velocidad de la Luz ha asignado a alguien, y que todavía ni ha llegado a su estado", aclaró Osterholm.

"Al final, creo que se verá que cada vez que una dosis de una vacuna llega a algún lugar del país, en cuestión de horas (o quizá uno o dos días) se le administrará a alguien", aseguró Osterholm. "Sucederá muy rápido".

Esos problemas de suministros se ven exacerbados por la falta de una herramienta de programación nacional que dé a las personas una idea franca de cuándo podrían prever que tendrán la vacuna.

"En este momento, no sé de ninguna herramienta de programación en sí. Sin duda es un problema tecnológico que debería haberse resuelto antes del despliegue de la vacuna. Como se puede ver, es probable que estos sistemas que los estados están creando por todo el país se conviertan en la norma a corto plazo, lamentablemente", dijo Osterholm.

"Potencialmente, en un futuro, dentro de varios meses, habrá un método más nacional, pero a corto plazo será muy difícil desarrollar un sistema de asignación nacional para las vacunas que sea efectivo", continuó. "Tendremos que utilizar lo que se está haciendo a nivel local y estatal".

Es probable que la vuelta a una normalidad, incluso alterada, en Estados Unidos no ocurra hasta mediados o finales de verano, "pero hay una salvedad, y es qué tan bien se recibe la vacuna", planteó Osterholm.

"Ahora mismo, incluso en los ámbitos de la atención de la salud, estamos reportando que un 30 por ciento o más de los trabajadores de la atención de la salud están rehusando la primera dosis de la vacuna porque les preocupa la seguridad", comentó Osterholm, y añadió que esas preocupaciones son "comprensibles" porque se ha hecho un mal trabajo al explicar las vacunas y su desarrollo.

Por ejemplo, se tomaron medidas para garantizar que no hubiera atajos en la evaluación de la seguridad y la efectividad de las vacunas, pero esas medidas no se han explicado con claridad, dijo Osterholm.

Las personas tampoco han recibido unos mensajes claros sobre las vacunas de ARN mensajero, añadió Osterholm. Por ejemplo, a algunas les preocupa que la vacuna altere su genética personal de alguna forma, lo que no es cierto.

"No hemos hecho un buen trabajo [al calmar esas preocupaciones], de forma que si llegamos a mediados de verano y no hemos mejorado la adopción de la vacuna de parte de los ciudadanos de todo el país, creo que tendremos muchas dificultades en términos de volver incluso a una nueva normalidad", advirtió Osterholm.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Michael Osterholm, PhD, MPH, director, Center for Infectious Disease Research and Policy, University of Minnesota

Comparte tu opinión