SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Con Trump al mando, ¿cuál es el pronóstico para Obamacare?

Las cuentas de ahorros de salud podrían tener un rol más importante; el futuro de las expansiones de Medicaid en los estados sigue siendo incierto

Las cuentas de ahorros de salud podrían tener un rol más importante; el futuro de las expansiones de Medicaid en los estados sigue siendo incierto

JUEVES, 8 de diciembre de 2016 (HealthDay News) -- El presidente electo, Donald Trump, con frecuencia ha prometido derogar y reemplazar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA), lo que sugiere que hay grandes cambios en el futuro del mercado de seguros médicos y de los estadounidenses que dependen del mismo.

¿Pero qué aspecto tendría un reemplazo al estilo de Trump? ¿Y qué tan rápidamente entraría en vigencia una legislación nueva?

"Desde nuestra perspectiva, ahora mismo hay muchas cosas en movimiento, incluyendo si la ACA se deroga o no, y cómo", comentó Christine Eibner, economista principal de RAND Corp en Washington, D.C.

Una derogación directa de la controversial ley de salud, que también se conoce como Obamacare, es poco probable sin un acuerdo entre ambos partidos, señalan los analistas de políticas de la salud.

Aunque los republicanos del Senado actualmente tienen una mayoría de 51 a 49 (con una segunda vuelta pendiente en Luisiana), eso no llega a la súper mayoría de 60 votos necesaria para derogar la legislación doméstica principal del Presidente Barack Obama.

Pero el Congreso podría realizar una maniobra indirecta para quitarle fondos a la Obamacare mediante la "reconciliación" del presupuesto.

La reconciliación es un proceso optimizado para realizar cambios en los impuestos y los gastos. Una derogación directa de Obamacare podría verse impedida por una obstrucción del Senado, pero los proyectos de ley de las reconciliaciones funcionan bajo normas distintas, lo que elimina esa amenaza, explicaron los analistas políticos.

En 2015, el representante Tom Price, de Georgia, un virulento crítico de Obamacare, y el nominado de Trump como Secretario de Salud y Servicios Humanos, patrocinó una medida como esa para recortar los fondos para Obamacare.

El proyecto de reconciliación de Price habría acabado con los créditos de impuestos para las primas y los subsidios para los costos compartidos, ambos elementos nucleares de la ley, que tienen el objetivo de hacer que el seguro de salud sea más asequible para los estadounidenses con unos ingresos bajos y medianos. El proyecto también habría acabado con las multas individuales en los impuestos para las personas que no mantuvieran una cobertura de seguro de salud. Y la financiación federal de las expansiones médicas de Medicaid, que actualmente funcionan en 32 estados, habría desaparecido.

Aunque ambas cámaras del Congreso aprobaron el proyecto de Price, Obama lo vetó en enero de 2016, y la Cámara no anuló el veto.

¿Podría ese método funcionar en la nueva administración de Trump?

"Si quieren revocarla y reemplazarla, es un vehículo que los republicanos de la Cámara han utilizado antes", dijo Sara Collins, vicepresidenta de cobertura y acceso a la atención de la salud de The Commonwealth Fund, en Nueva York.

No está del todo claro qué reemplazaría a la Obamacare.

La administración de Trump describió principios generales para la reforma. El presidente electo ha hecho un llamado a una solución que incluya cuentas de ahorros de salud (HSA) y que los estados tengan una mayor discreción para regular el seguro de salud y administrar Medicaid. Pero no han surgido propuestas detalladas.

La gente que da seguimiento a las políticas de salud están estudiando las propuestas de salud de los republicanos en la Cámara de Representantes y el Senado para obtener ideas sobre cuál podría ser la propuesta de una Casa Blanca de Trump.

La visión para EE. UU. del presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, llamada "A Better Way" ("Una mejor manera"), describe algunos elementos clave. La propuesta del republicano de Wisconsin adopta soluciones basadas en el mercado, como créditos de impuestos ajustados según la edad para ayudar a las personas a comprar un seguro de salud en el mercado individual.

Los créditos de impuestos de la Obamacare se basan en el tamaño y los ingresos del hogar.

El plan de Ryan también daría a los estados más flexibilidad y responsabilidad fiscal en la gestión de Medicaid, el programa gubernamental para los estadounidenses de bajos ingresos. Su plan incluye que el gobierno federal dé a los estados una cantidad global para los costos de Medicaid en lugar de pagar un porcentaje de sus gastos.

Pero Ryan mantendría ciertas protecciones para los pacientes incluidas en la Obamacare. Por ejemplo, los adultos jóvenes podrían permanecer en el plan de seguro de uno de sus padres hasta los 26 años de edad.

Y en lugar de una cláusula de obligatoriedad individual según la cual los estadounidenses deben tener una cobertura de salud o pagar una multa fiscal, tanto Ryan como Price requerirían que las personas mantengan una "cobertura continua" para evitar las penalizaciones por afecciones preexistentes.

Price, un cirujano ortopédico que ha patrocinado proyectos de ley para derogar y reemplazar en cada sesión del Congreso desde 2009, también favorece una reforma para proteger a los médicos en las demandas por malas prácticas.

Los republicanos del Senado también tienen un plan. El proyecto de ley de atención del paciente, llamado "Patient CARE Act", es similar al plan de Ryan en muchos aspectos. Pero hay una diferencia clave: incluye créditos en los impuestos según la edad, los ingresos y el estatus familiar, según un análisis de Commonwealth Fund.

"Lo que creo que todo el mundo tiene claro, independientemente de su inclinación política, es que veremos cambios", dijo Kev Coleman, director de investigación y datos de HealthPocket Inc., que ayuda a las personas a comparar planes de salud.

Aunque los detalles aún no están claros, las propuestas más importantes de los republicanos comparten algunas características comunes, entre las cuales destacan:

  • El uso de las cuentas de ahorros de salud. Los analistas dicen que las HSA ofrecen ciertas ventajas fiscales para las personas inscritas en planes con deducibles altos. Las contribuciones a las cuentas no pagan impuestos federales. Los intereses se acumulan sin impuestos. Y no hay un impuesto cuando las personas retiran dinero para gastos de salud calificados.

    "Son potencialmente muy beneficiosas para las personas con unos ingresos más altos", dijo Eibner, "pero quizá lo sean menos para las personas con ingresos más bajos que no pagan demasiados impuestos y que quizá no tengan los medios para realizar contribuciones sustanciales en primer lugar".

  • La creación de grupos de seguro de alto riesgo. Cubrir a los pacientes más enfermos por separado ayudaría a estabilizar las primas del seguro de salud para todos los demás que compran seguros de forma independiente en el mercado individual, según Coleman de HealthPocket. Ayudaría en particular a las personas con muchos ingresos que no califican para los subsidios en los impuestos para las primas, señaló.

    Pero los analistas dicen que no está claro quién estaría cubierto bajo los grupos de alto riesgo ni cuánto dinero los estados recibirían para administrarlos.

    El pan de Ryan dedicaría 25 mil millones de dólares para los individuos de "alto riesgo" que se queden sin cobertura en el mercado individual debido al precio. Price propone mil millones de dólares en financiamiento federal como parte de su propuesta legislativa, "Empowering Patients First Act" (algo así como proyecto de ley para que los pacientes sean empoderados primero).

  • La venta de seguro de salud a través de las fronteras estatales. Actualmente, el seguro de salud se vende y se regula estado por estado. Permitir a las aseguradoras vender políticas en un estado y ofrecerlas en cualquier otro estado daría más opciones a los compradores, afirman los defensores. La preocupación es que las aseguradoras elijan trabajar en los estados con la menor cantidad de protecciones para el consumidor.

    "Esto tiene el potencial de conducir a una peor cobertura para los consumidores", advirtió Collins.

Tampoco está claro qué tan rápidamente la administración de Trump descartaría la Obamacare e instauraría un nuevo modelo de seguro.

"Es un proceso largo", dijo Collins. Y las propuestas "son relativamente vagas en este momento".

Según Eibner, cualquier cosa de la Obamacare que tenga un impacto en el presupuesto se derogaría rápidamente. Qué sucederá después es la gran pregunta.

Explicó que en un escenario, los créditos de impuestos, la obligatoriedad individual y la ampliación de Medicaid de la Obamacare podrían derogarse, mientras que otras partes de la ley permanecerían intactas.

"Ahora se tiene a muchas personas que de verdad quieren un seguro de salud y que son las más enfermas, y no hay incentivos correspondientes para que las personas más jóvenes y más sanas se inscriban", dijo Eibner.

Más información

Para más información sobre las propuestas de reforma de la atención de la salud de Trump, el presidente electo, visite DonaldJTrump.com.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad