Con frecuencia, la presión arterial difiere mucho entre los dos brazos, según un estudio


LUNES, 28 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Las lecturas de la presión arterial pueden ser distintas entre los dos brazos, y esa disparidad puede a veces ser una señal de advertencia de problemas cardiacos en un futuro.

Con frecuencia, la presión arterial difiere mucho entre los dos brazos, según un estudio

Este es el hallazgos de un análisis de 24 estudios anteriores: cuando las personas tienen una diferencia de al menos 5 puntos en la presión arterial entre ambos brazos, su riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular (ACV) o muerte prematura aumenta poco a poco. Y mientras mayor es la diferencia, más aumentan esos riesgos.

Los expertos dijeron que los hallazgos ofrecen más respaldo a algo que se ha propuesto, pero que los médicos y enfermeros no hacen de forma regular: revisar la presión arterial de los pacientes en ambos brazos.

"Lamentablemente, la presión arterial no se mide en ambos brazos de forma rutinaria", comentó el Dr. Jeffrey Berger, un cardiólogo que no participó en el estudio. "Pero creo que debería hacerse".

Berger dirige el Centro de Prevención de la Enfermedad Cardiovascular de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York. Dijo que siempre revisa la presión arterial en ambos brazos, y cree que debería ser algo rutinario en todos los pacientes.

"Hacerlo es tan sencillo", aseguró Berger.

El problema no es la diferencia en la presión arterial en sí. Pero una discrepancia entre los brazos podría ser una señal de una aterosclerosis temprana que se desarrolla de forma asimétrica, explicó Berger.

La aterosclerosis se refiere a un endurecimiento y estrechamiento de las arterias que, al final, podría conducir a la enfermedad cardiaca y el ACV.

Medir la presión arterial en ambos brazos da a los médicos "una manera sencilla de notar un posible endurecimiento de las arterias", comentó el Dr. Christopher Clark, investigador principal del nuevo análisis.

No hay una forma de "arreglar" las discrepancias entre los brazos, pero ese no es el punto, dijo Clark, profesor clínico sénior de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, en Reino Unido.

Más bien, explicó, los médicos pueden considerar las diferencias entre los brazos como un "marcador" del riesgo de enfermedad cardiaca del paciente.

¿Y entonces qué? Berger dijo que depende de la salud en general del paciente. Comer de forma más saludable y hacer ejercicio regular siempre es bueno, dijo, pero algunas personas quizá necesitan medicamentos, por ejemplo una estatina, para evitar los problemas cardiovasculares.

Los hallazgos, que se publicaron en la edición en línea del 21 de diciembre de la revista Hypertension, se basan en 24 estudios de todo el mundo, en que participó un total de casi 54,000 adultos. A lo largo de 10 años, un 11 por ciento tuvieron un ataque cardiaco o ACV letal o no letal.

Clark aseguró que es normal tener una variación de algunos puntos en la presión arterial entre los dos brazos, debido a la anatomía y al hecho de que, típicamente, una mano es dominante.

"Nuestro interés era identificar en qué momento la diferencia tiene el tamaño suficiente como para considerarse más significativa", expuso Clark. "¿Cuándo tiene la diferencia el tamaño suficiente como para sugerir un cambio en las arterias que pudiera significar un riesgo adicional de ACV o ataques cardiacos?".

En general, encontró su equipo, los riesgos de las personas comenzaban a aumentar cuando los dos brazos mostraban una diferencia de al menos 5 puntos en la presión arterial sistólica (el número "superior" en una medición de la presión arterial).

Por cada aumento de 1 punto, el riesgo de morir por causa de una enfermedad cardiaca en los 10 años siguientes aumentó en entre un 1 y un 2 por ciento. Por otra parte, las probabilidades de sufrir un primer ataque cardiaco o ACV también aumentaron.

Esos aumentos fueron pequeños, pero los investigadores dijeron que una diferencia de 10 puntos en la presión sistólica entre los brazos se debería considerar como el "límite superior de lo normal".

Las diferencias entre los brazos son más comunes entre las personas con hipertensión, apuntó Clark, pero las personas con lecturas normales también pueden tenerlas.

El fenómeno es más importante para alguien con hipertensión u otros factores de riesgo, como la diabetes y el colesterol alto, añadió.

Berger dijo que no está claro por qué tan pocos proveedores de atención de la salud miden la presión arterial en ambos brazos.

"No es un hallazgo nuevo", comentó respecto al estudio actual. "Se ha mostrado muchas veces".

Por ahora, Berger sugirió que los pacientes hagan preguntas la próxima vez que les revisen la presión arterial: si no se está revisando en ambos brazos, ¿por qué no?

En cuanto a la monitorización de la presión arterial en casa, dijo, si las personas detectan una diferencia significativa entre los brazos de forma repetida, deberían informar al médico.

Clark también está a favor de que los médicos revisen ambos brazos, al menos una vez, en parte para obtener una medición más precisa de la presión arterial de los pacientes. Si un brazo tiene una lectura más alta, aconsejó, las mediciones futuras se deben realizar en ese brazo.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre la medición de la presión arterial.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Christopher Clark, MD, PhD, clinical senior lecturer, University of Exeter Medical School, Exeter, U.K.; Jeffrey Berger, MD, director, Center for the Prevention of Cardiovascular Disease, NYU Langone Health, New York City; Hypertension, Dec. 21, 2020, online

Comparte tu opinión