Comprenden cómo la COVID puede provocar la pérdida del olfato

JUEVES, 5 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Le ha sucedido a millones durante la pandemia: una pérdida repentina del olfato, que anuncia el inicio de una infección con la COVID-19. Pero el motivo ha sido un misterio para los científicos.

Hasta ahora.

Comprenden cómo la COVID puede provocar la pérdida del olfato

Una investigación reciente sugiere que el síntoma se debe a la inflamación, en lugar de ser provocado de manera directa por el coronavirus.

Los investigadores anotaron que la pérdida del olfato (anosmia) es un síntoma común y a veces a largo plazo de la COVID-19 que puede tener un grave impacto en la calidad de vida de una persona, porque puede reducir la capacidad de saborear, dificultar que se detecten las señales de peligro que se transmiten por el aire, y afectar a otros aspectos de la vida diaria.

"Como neuropatóloga, me preguntaba por qué la pérdida del olfato es un síntoma muy común de la COVID-19 pero no de otras enfermedades respiratorias", comentó la autora principal, la Dra. Chang-Ying Ho, profesora asociada de patología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"Entonces, decidimos indagar a profundidad sobre el mecanismo del olfato, para ver qué ocurre en realidad a nivel celular cuando el SARS-CoV-2 invade al cuerpo", apuntó Ho en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores analizaron tejidos del bulbo olfatorio en la base del cerebro, una región que transmite impulsos nerviosos que llevan información sobre los olores, de 23 personas que murieron de la COVID-19 y de un grupo de control de 14 personas que fallecieron de otras causas y que no tenían coronavirus detectable en el momento en que murieron.

Tres de los 23 pacientes con COVID-19 habían perdido el sentido del olfato, cuatro tenían un olfato reducido, y dos habían perdido tanto el olfato como el gusto. Ninguno de los 14 pacientes del grupo de control había perdido el olfato ni el gusto.

"Cuando comparamos los tejidos de los pacientes sin COVID-19 con los de las personas que se habían infectado con el SARS-CoV-2, en particular con aquellos cuyo olfato disminuyó o que lo perdieron por completo, encontramos que el grupo con COVID mostraba una lesión vascular más grave y muchos menos axones [la parte de las neuronas que transmite los impulsos eléctricos] en el bulbo olfatorio", señaló Ho.

"Y esto no cambió cuando controlamos estadísticamente el impacto de la edad, lo que sugiere de manera contundente que estos efectos no se relacionan con la edad y que, por tanto, se vinculan con la infección con el SARS-CoV-2", explicó.

Pero Ho dijo que a su equipo le sorprendió encontrar que, a pesar del daño nervioso y vascular, no se detectaron partículas del SARS-CoV-2 en el bulbo olfatorio de la mayoría de los pacientes con COVID-19.

"Las investigaciones anteriores que solo se basaron en exámenes patológicos de rutina del tejido, y no en los análisis profundos y refinadísimos que nosotros realizamos, supusieron que la infección viral de las neuronas olfatorias y del bulbo olfatorio podría tener un rol en la pérdida del olfato asociada con la COVID-19", anotó Ho.

"Pero nuestros hallazgos sugieren que la infección con el SARS-CoV-2 en el epitelio olfatorio conduce a la inflamación lo que, a su vez, daña a las neuronas, reduce los número de axones disponibles para enviar señales al cerebro, y resulta en que el bulbo olfatorio se vuelva disfuncional", concluyó.

El estudio se publicó en una edición reciente en línea de la revista JAMA Neurology.

El próximo paso es comparar los tejidos de pacientes que fallecieron de las variantes delta y ómicron del coronavirus.

"Deseamos comparar cualquier daño en los axones y disfunción del bulbo olfatorio en estos tejidos con lo que observamos en los pacientes que tuvieron la cepa original del virus", apuntó Ho. "De esta forma, podremos predecir mejor si es más probable o menos probable que la delta y la ómicron provoquen pérdida del olfato".

Más información

Para más información sobre la COVID-19 y la pérdida del olfato, visite el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Johns Hopkins Medicine, news release, April 11, 2022

Comparte tu opinión