Cómo un poco de alcohol podría ayudar al corazón

VIERNES, 7 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Un poco de alcohol podría ayudar a proteger al corazón, al reducir la actividad cerebral relacionada con el estrés, sugiere un estudio reciente.

"La idea es que unas cantidades moderadas de alcohol podrían tener efectos en el cerebro que ayudan a relajarse, reducen los niveles de estrés y, quizás a través de esos mecanismos, reducen la incidencia de la enfermedad cardiovascular", comentó el autor principal, el Dr. Kenechukwu Mezue, miembro de cardiología nuclear del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Cómo un poco de alcohol podría ayudar al corazón

Su equipo analizó los datos de más de 53,000 personas que estaban a finales de la cincuentena, de las cuales más de 750 recibieron escáneres cerebrales para detectar la actividad cerebral relacionada con el estrés.

En general, un 15 por ciento de los participantes sufrieron un evento cardiaco importante, como un accidente cerebrovascular (ACV) o un ataque cardiaco. Esto incluyó a un 17 por ciento que tuvieron un consumo de alcohol autorreportado bajo (una bebida por semana o menos) y un 13 por ciento de los bebedores moderados (no más de una copa al día para las mujeres y dos para los hombres).

En comparación con los que tenían una ingesta baja de alcohol, los bebedores moderados presentaron menos actividad cerebral relacionada con el estrés, y un riesgo un 20 por ciento más bajo de un evento cardiaco mayor.

Los autores dijeron que este es el primer estudio que muestra que un consumo moderado de alcohol podría ayudar a proteger al corazón, en parte, al reducir las señales cerebrales relacionadas con el estrés.

Planifican presentar sus hallazgos el 17 de mayo en una reunión virtual del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology, ACC). Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

"Encontramos que la actividad relacionada con el estrés en el cerebro era más alta en los abstemios, cuando se comparaba con las personas que bebían de forma moderada, mientras que las personas que bebían en exceso [más de 14 bebidas por semana] tenían los niveles más altos de actividad cerebral relacionada con el estrés", señaló Mezue en un comunicado de prensa del ACC.

Dijo que estos hallazgos no deben animar a que se consuma alcohol. Pero podrían apuntar a nuevos tratamientos farmacológicos o recetas de actividades para aliviar el estrés, como el ejercicio o el yoga, para ayudar a minimizar las señales de estrés en el cerebro.

"El estudio actual sugiere que un consumo moderado de alcohol tiene un impacto beneficioso en la conexión entre cerebro y corazón", planteó Mezue. "Pero el alcohol tiene varios efectos secundarios importantes, que incluyen un mayor riesgo de cáncer, daño hepático y dependencia, de forma que se necesitan unas intervenciones con unos mejores perfiles de efectos secundarios que tengan un impacto positivo en las vías entre cerebro y corazón".

Un estudio relacionado del mismo equipo, que se presentará en la reunión del ACC, encontró que el ejercicio reduce la actividad cerebral relacionada con el estrés, además de reducir los riesgos cardiacos.

Mientras más ejercicio hace una persona, mayores son las reducciones en la actividad cerebral relacionada con el estrés, apuntaron los investigadores.

Anotaron que la conexión entre el estrés y la enfermedad cardiaca tiene una amplia aceptación, pero que relativamente pocas investigaciones han examinado cómo reducir el estrés podría beneficiar a la salud cardiaca.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece una guía para un corazón sano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: American College of Cardiology, news release, May 6, 2021

Comparte tu opinión