Cómo un hospital mantuvo las transmisiones de la COVID casi en cero

Cómo un hospital mantuvo las transmisiones de la COVID casi en cero

Las medidas de control de la infección implementadas en respuesta a la pandemia del coronavirus mantuvieron la transmisión del virus a los pacientes de un hospital de Boston casi en cero, según un estudio reciente.

Las medidas del Hospital Brigham and Women's incluyeron: el uso de máscaras de todos los pacientes, personal y visitantes; unas unidades dedicadas de COVID-19 con salas de aislamiento de infecciones aéreas; equipo de protección personal en cumplimiento con las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.; y, una política de restricción de los visitantes.

Además, los empleados y los pacientes se sometían a una evaluación diaria de los síntomas, y todos los pacientes recibían una prueba al ser admitidos al hospital.

"Nuestros datos muestran que en un hospital con unas medidas de control de las infecciones robustas y rigurosas, es muy posible prevenir la propagación de la COVID-19 a los pacientes", señaló el coautor del estudio, el Dr. Chanu Rhee, médico de enfermedades infecciosas y atención crítica y epidemiólogo asociado del hospital del Brigham and Women's.

"Este es un hallazgo importante, ya que sabemos que muchos pacientes están evitando la atención esencial debido al miedo de contraer la COVID-19 en los ámbitos de atención de la salud. Nuestro estudio muestra que el hospital es, de hecho, un lugar muy seguro, y si las personas tienen que buscar atención en un hospital, deberían ir", añadió Rhee en un comunicado de prensa del hospital.

Los investigadores analizaron los datos de todos los pacientes que tuvieron un resultado positivo de la COVID-19 tres días o más tarde tras la admisión al hospital, y hasta 14 días tras el alta durante las 12 primeras semanas del aumento de la COVID-19 en Massachusetts.

El hospital atendió a más de 9,000 pacientes internos en ese periodo, incluyendo a casi 700 con COVID-19. Pero es probable que solo dos pacientes adquirieran la enfermedad dentro del hospital, apuntaron los investigadores.

Se cree que uno de esos pacientes adquirió la COVID-19 de su esposa, que lo visitó antes de que el hospital implementara el uso universal de las máscaras y las restricciones de visitantes. El otro paciente no tuvo una exposición clara ni dentro ni fuera del hospital, según el estudio.

"En general, nuestros resultados deberían ofrecer confianza a los profesionales clínicos y a los pacientes de todo el país de que las medidas de control de la infección que se recomiendan actualmente, si se implementan y siguen con cuidado, pueden prevenir la propagación de la COVID-19 dentro de un hospital", aseguró Rhee.

El estudio no puede determinar cuáles mediadas de control de las infecciones fueron las más esenciales, ni puede determinar de forma definitiva la fuente de la infección de cada caso. Además, el informe quizá no sea aplicable a otros hospitales que hayan adoptado otras medidas de control de las infecciones, anotaron los investigadores.

Tampoco investigaron las infecciones de los trabajadores de la atención de la salud del hospital, un área importante que requiere un análisis distinto y detallado, según los autores.

El estudio se publicó en la edición del 9 de septiembre de la revista JAMA Network Open.

Comparte tu opinión